Tras foro fructífero, Xi espera llevar iniciativa a siguiente nivel

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 15 may (Xinhua) -- Un foro de dos días de líderes mundiales terminó hoy con promesas y la gran esperanza de que la iniciativa de la Franja y la Ruta sea el comienzo de la construcción de un mundo mejor.


BEIJING, 15 may (Xinhua) — Un foro de dos días de líderes mundiales terminó hoy con promesas y la gran esperanza de que la iniciativa de la Franja y la Ruta sea el comienzo de la construcción de un mundo mejor.

La iniciativa fue concebida en 2013 por el presidente de China, Xi Jinping, para crear una nueva plataforma de cooperación internacional. Cerca de cuatro años después, el plan llegó el fin de semana pasado a una coyuntura crucial con el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional.

Ante decenas de reporteros en el lago Yanqi, a las afueras de Bejing, Xi dijo hoy que el foro, al que asistieron líderes de 30 países, concluyó con una señal positiva de que “todos estamos unidos detrás de la iniciativa y en rumbo a un futuro compartido para la humanidad”.

“A través de la iniciativa, esperamos poder encontrar nuevas fuerzas conductoras para el crecimiento, crear una nueva plataforma para el desarrollo mundial y equilibrar la globalización económica”, indicó Xi.

China ha conseguido apoyo de todo el mundo para defender la globalización y el multilateralismo en un momento en el que la mayor economía del mundo, Estados Unidos, retrocede para concentrarse en sus asuntos internos.

El llamado fue bien recibido y no sólo por los países en desarrollo.

Las principales economías, incluyendo el G7, enviaron representantes. También asistieron enviados de Brasil, Rusia, India y Sudáfrica, miembros de los BRICS; de otras economías emergentes como Indonesia, México y Turquía; y de países petroleros de Medio Oriente como Arabia Saudí y Emiratos Arabes Unidos.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que la iniciativa ha ayudado a impulsar la cooperación económica y los intercambios entre países.

Los más de 130 países representados, incluyendo al anfitrión China, albergan más de dos terceras partes de la población mundial. Su producto interno bruto combinado representa más del 90 por ciento del total mundial.

José Viñals, presidente del banco británico Standard Chartered, dijo que el foro representa el inicio de la Franja y la Ruta 2.0.

“Alcanzamos los consensos, trazamos el curso y perfilamos un plan de acción”, dijo Xi a los reporteros.

De acuerdo con Xi, 68 países y organizaciones internacionales han firmado acuerdos de cooperación con China para implementar la Franja y la Ruta. Muchos fueron firmados durante el foro.

Pero los avances no terminan aquí. Xi dijo que una lista de resultados de más de 270 productos fue elaborada en la Mesa Redonda de Líderes del foro, con lo que se trazó el rumbo a seguir.

En la Mesa Redonda también se emitió un comunicado que, entre otras cosas, criticó en términos enérgicos el proteccionismo.

“Reafirmamos nuestro compromiso compartido de construir una economía abierta, garantizar un comercio libre e inclusivo y de oponernos a todas las formas de proteccionismo”, indica el comunicado.

“Nos esforzaremos para promover un sistema de comercio multilateral universal, basado en reglas, abierto, no discriminatorio y equitativo con la Organización Mundial de Comercio (OMC) como su centro”, añade el comunicado.

En el futuro la conectividad seguirá siendo el núcleo, dijo Xi. Más puertos terrestres y marítimos serán conectados a la vasta red de transporte transcontinental.

Los países también empezarán a “suavizar” los programas de conectividad para alinear las reglas y estándares de aduanas, supervisión de calidad y aplicación de la ley. Se construirán más parques industriales, corredores económicos y proyectos de cooperación en capacidad. Se apoyarán los negocios bajos en carbono, el comercio electrónico, la big data y las ciudades inteligentes, según Xi.

Un día antes, el presidente anunció un robusto apoyo financiero para todos estos esfuerzos. El Fondo de la Ruta de la Seda será aumentado con 100.000 millones de yuanes (cerca de 14.500 millones de dólares). Los bancos estatales de China otorgarán 380.000 millones de yuanes en préstamos para proyectos de infraestructura y desarrollo. Se destinarán 300.000 millones de yuanes para realizar negocios con yuanes en el extranjero y se asignarán 60.000 millones de yuanes para ayudar a los países en desarrollo y a las organizaciones internacionales.

Desde 2013, la iniciativa ha ido más allá de la visión y se ha convertido en una realidad que ha generado beneficios reales para los países a lo largo de las rutas.

De Mongolia a Malasia, de Tailandia a Pakistán y de Laos a Uzbekistán, se están construyendo muchos proyectos, incluyendo trenes de alta velocidad, puentes, puertos, parques industriales, gasoductos y redes eléctricas. La calidad de vida de las personas a lo largo de las rutas también ha aumentado.

El secretario general de la ONU, António Guterres, quien asistió al foro, aprobó el esquema y le dijo al ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, que el foro representa la visión única, estratégica y de futuro de China y será clave para abordar los problemas mundiales a través de la cooperación internacional.

“Llevaremos la Franja y la Ruta al siguiente nivel, más amplia, más profunda y más alta”, dijo Xi. “Buscaremos una solución común para resolver los grandes desafíos económicos de nuestra época”.

Además de describir la iniciativa como un proyecto de largo plazo, el presidente dijo que requiere esfuerzos conjuntos de todas las partes involucradas para traducir el proyecto en acciones concretas y resultados medibles.

Los líderes mundiales volverán a reunirse para evaluar los avances en 2019.

“Tenemos razones de sobra para confiar en el futuro”, dijo el presidente chino.