Una Asia integrada es dueña de su propio destino

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

Una población de más de 4.000 millones de personas, cerca de las dos terceras partes de la población del mundo, suministra a Asia una abundante fuerza laboral. El continente ahora posee una tercera parte del producto interno bruto mundial y sigue siendo un motor del crecimiento mundial, a pesar de la volatilidad financiera internacional. Para ser dueños de su propio destino, los países asiáticos ahora deben aprovechar todos sus recursos.


BEIJING, 12 abr (Xinhua) — Los países asiáticos pueden determinar su propio futuro si trabajan juntos de manera estrecha en una comunidad de intereses, responsabilidades y objetivos compartidos.

Con Europa todavía en una crisis de deuda y con una mediocre recuperación de Estados Unidos, el destino de Asia está en manos de los asiáticos.

Una población de más de 4.000 millones de personas, cerca de las dos terceras partes de la población del mundo, suministra a Asia una abundante fuerza laboral. El continente ahora posee una tercera parte del producto interno bruto mundial y sigue siendo un motor del crecimiento mundial, a pesar de la volatilidad financiera internacional. Para ser dueños de su propio destino, los países asiáticos ahora deben aprovechar todos sus recursos.

Durante la inauguración del Foro de Boao para Asia (FBA) realizada el jueves, el primer ministro de China, Li Keqiang, dijo que los países asiáticos necesitan construir una comunidad de intereses compartidos, un destino común y responsabilidades comunes.

“Para sostener el impulso del desarrollo en las nuevas condiciones, Asia necesita encontrar una fuente dinámica de desarrollo para revitalizarse”, indicó Li.

La integración y cooperación regionales sin duda apoyarán la revitalización si los países permiten que sus intereses y destinos confluyan. Ninguna nación de la zona puede crecer y prosperar en aislamiento. La cercanía geográfica combinada con la sinergia industrial son una base sólida para la cooperación.

“Con nuestros intereses estrechamente entrelazados, los países asiáticos necesitamos buscar una cooperación de mutuo beneficio donde ‘uno más uno pueda ser más que dos’ e incluso produzca un efecto multiplicador en el que ‘dos más dos sean más que cuatro'”, dijo Li en el discurso pronunciado el jueves.

La infraestructura prepara la vía para la integración económica. De acuerdo con Li, China está lista para elaborar planes para un corredor económico Bangladesh-China-India-Myanmar y otro entre China y Pakistán, además del cinturón económico de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda marítima del siglo XXI. Hay planes en marcha para intensificar las consultas en torno al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura y para modernizar al tratado de libre comercio entre China y la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (Asean).

“Con un esfuerzo conjunto, podemos estar seguros de que Asia seguirá siendo un importante motor de la economía mundial”, agregó Li.

Una visión común de los intereses nacionales sólo puede producirse en un ambiente pacífico y la integración económica de Asia no dejará espacio para la turbulencia regional. La paz y la estabilidad son responsabilidad de todos.

Como lo señaló Li, el futuro de Asia depende no sólo del desarrollo de cada país, sino del progreso común de la región entera.

Sólo cuando los países dejen de lado sus diferencias y compartan intereses, podremos alcanzar una prosperidad duradera.