Visita de presidente chino a Sochi profundizará lazos sino-rusos

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 2 feb (Xinhua) -- Rusia será por segunda vez consecutiva el primer destino en el extranjero del año del presidente chino, Xi Jinping, después de su viaje de Estado al vecino del norte en marzo de 2013, pocos días después de llegar a la presidencia del país asiático.


BEIJING, 2 feb (Xinhua) — Rusia será por segunda vez consecutiva el primer destino en el extranjero del año del presidente chino, Xi Jinping, después de su viaje de Estado al vecino del norte en marzo de 2013, pocos días después de llegar a la presidencia del país asiático.

Durante su estancia en Rusia, del 6 al 8 de febrero de este año, Xi asistirá a la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi.

El viaje también será la primera participación de un presidente chino en una actividad extranjera de deportes tan importante, lo que muestra el apoyo sólido de China a los Juegos Olímpicos y a los esfuerzos que Rusia ha hecho para organizarlos.

Vladimir Putin, entonces primer ministro ruso, estuvo presente en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Beijing en agosto de 2008.

Yuri Tavrovsky, profesor de la Universidad de Amistad del Pueblo de Rusia, con sede en Moscú, indicó a Xinhua que es un nuevo paso de los lazos bilaterales cuando los líderes de Estado amplían sus interacciones de los tradicionales acontecimientos diplomáticos a las oportunidades menos formales, como son las actividades culturales y deportivas.

El año pasado, además de la visita de Estado de Xi, el presidente chino y su homólogo ruso Putin se reunieron cuatro veces más en eventos internacionales: la cumbre de BRICS en Durban (Sudáfrica); la cumbre del G20 en San Petersburgo (Rusia); la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai en Bishkek (Kirguizistán); y la reunión informal de líderes económicos de la APEC, celebrada en Bali (Indonesia).

Además, el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, visitó China en octubre, y se reunió con Xi y el premier chino, Li Keqiang.

Li Hui, embajador chino en Rusia, manifestó a Xinhua que la visita de Estado del presidente chino del año pasado abrió una nueva página y elevó las relaciones bilaterales a una nueva altura.

Ambos países han mostrado su apoyo y entendimiento mutuo en los asuntos que son esenciales para cada uno, según Li.

Los dos países vecinos, que acogerán el 65 aniversario del establecimiento de los lazos diplomáticos en 2014, están adelantando y estrechando sus relaciones, dentro del marco de una asociación estratégica de cooperación integral.

Las relaciones fuertes y de nivel alto entre China y Rusia no sólo concuerdan con los intereses de los dos países, sino que también sirven como una importante garantía para la paz y estabilidad mundiales.

China y Rusia también trabajaron juntos en muchos asuntos internacionales y regionales, como los de Siria e Irán, aprovechando la comunicación fluida y cooperación efectiva.

POTENCIAL ECONÓMICO

Durante la visita de octubre de Medvedev, China y Rusia firmaron un acuerdo por el cual Rosneft, la mayor petrolera rusa, suministrará cada año 10 millones de toneladas de petróleo adicionales a China durante la próxima década, un acuerdo valorado en 85.000 millones de dólares.

Una refinería conjunta se construirá en Tianjin, con una capacidad de refino de 16 millones de toneladas de crudo anuales. La Corporación Petrolera Nacional de China, la mayor productora y abastecedora de petróleo y gas del país, tendrá el 49 por ciento de la planta y Rosneft el 51 por ciento restante.

China importó 24,33 millones de toneladas de crudo de Rusia en 2012 y ha estado negociando sobre las importaciones de gas natural con el vecino del norte.

Después de que el comercio bilateral alcanzase el récord de 88.000 millones de dólares en 2012, ambos países planearon aumentar el volumen hasta los 100.000 millones de dólares para 2015 y 200.000 millones de dólares para 2020.

“La mayor oportunidad para la cooperación económica podría residir en la región rusa del Lejano Oriente, que está cerca de China y es uno de los principales foco de desarrollo de Rusia”, apuntó el profesor Tavrovsky. “China debe formar parte en el desarrollo de la zona”.

Los dos países se pueden complementar mutuamente, ya que China dispone de la tecnología y experiencia mientras que Rusia posee los recursos naturales, añadió.

FOMENTANDO LOS INTERCAMBIOS ENTRE LOS PUEBLOS

El año pasado, los cines chinos exhibieron la primera película rusa IMAX 3D, “Stalingrado”. La superproducción coronó las taquillas de China con una recaudación de 52,7 millones de yuanes (8,65 millones de dólares) en su primera semana en cartel, y atrajo a muchas personas de mediana edad y ancianos que recordaron la película de la Unión Soviética de hace décadas.

En enero, otro largometraje ruso, “Metro”, compitió con las producciones chinas y de Hollywood durante las sesiones de cine de la Fiesta de Primavera de China.

Los dos países han albergado tres años temáticos en los pasados años. El 2013 fue el Año del Turismo de China en Rusia, que sucedió al Año del Turismo de Rusia en China en 2012, que fueron planeados para fomentar los lazos turísticos e intercambios humanísticos entre los dos países.

Antes de eso, se celebró el Año de Rusia en China en 2006, el Año de China en Rusia en 2007, el Año del Idioma Ruso en China en 2009 y el Año del Idioma Chino en Rusia en 2010.

En 2014 y 2015, ambos países albergarán cada uno el Año de Intercambios Amistosos de la Juventud China-Rusia.

“China y Rusia fijaron un nuevo modelo de relaciones entre las principales potencias después del final de la Guerra Fría y encontraron la vía de tratar al otro con respeto y cultivando la cooperación sostenible”, apuntó Xing Guangcheng, un experto en Rusia de la Academia de Ciencias Sociales de China.