Visita de primer ministro chino a Colombia abrirá nuevas vías de cooperación, dicen expertos

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

La visita del primer ministro chino, Li Keqiang, a Colombia los días 21 y 22 de mayo, despierta enormes expectativas en el país pues se considera una oportunidad para estrechar las relaciones y determinar nuevos caminos de cooperación entre ambos países.


La visita del primer ministro chino, Li Keqiang, a Colombia los días 21 y 22 de mayo, despierta enormes expectativas en el país pues se considera una oportunidad para estrechar las relaciones y determinar nuevos caminos de cooperación entre ambos países.

“La visita muestra el interés de China no solo en sus socios establecidos (Brasil o Chile) sino también en otros países de la región. Para Colombia es una oportunidad de identificar campos de cooperación e intereses simbióticos”, opina Benjamin Creutzfeldt, experto del Colegio de Estudios Superiores en Administración de Colombia (CESA).

Profesor asociado de Estudios de China Contemporánea y Asia Pacífico, Creutzfeldt recordó que la visita se realiza en el año en que se celebran 35 años de relaciones diplomáticas entre los dos países, que recientemente firmaron un convenio de cooperación económica y técnica.

Por su parte, Xulio Ríos, director del Observatorio de la Política China y coordinador de la Red Iberoamericana de Sinología, dijo a Xinhua que las condiciones objetivas para que las relaciones bilaterales se consoliden están dadas pero que hace falta precisar una hoja de ruta, algo que la visita de Li puede acelerar.

“Sin duda, es muy significativa la importancia que China concede a Colombia. Por su territorio,demografía y posición geográfica ofrece excelentes condiciones para una intensificación de los lazos hasta convertirse en socios estratégicos y complementarios”, explicó.

A su juicio, “el mensaje de Li es claro: Bogotá figura en la agenda china. El reto es transformar esa certeza en una oportunidad para propiciar un salto cualitativo en las relaciones bilaterales”.

“Desde el establecimiento de relaciones diplomáticas (1980) y tras el despertar económico de China, ha existido cierta sensación de retraso en las relaciones bilaterales, en buena medida debido a la ‘relación especial’ entre Bogotá y Washington. Pero los tiempos han cambiado, el marco es otro y las posibilidades están abiertas”, agregó el experto español.

Es evidente, añadió, que se ha producido un salto cualitativo reflejado en la creación del Foro de Cooperación China-Comunidad de Estados Latinoamericano y Caribeños (CELAC), y América Latina es una de las regiones de mayor importancia estratégica para Beijing.

“En ese marco, indudablemente, Colombia puede tener un papel de primer orden en función de sus singularidades como país relevante en la región. Puede decirse que Colombia ha retrasado un poco su llegada, pero llega en un buen momento de redefinición de las relaciones birregionales con el propósito de añadir mayor valor añadido al intercambio”, señaló.

Ambos especialistas coincidieron en la importancia de reconocer lo que Colombia y China se ofrecen hoy la una a la otra además del Tratado de Libre Comercio (TLC) pendiente desde hace tres años, cuando ambos países se comprometieron a elaborar estudios de viabilidad.

“Existe una complementariedad evidente y una capacidad para trascender el modelo inicial basado en los sectores minero y energético. Todo el sector agropecuario brinda importantes posibilidades. Hay que tener en cuenta que los intercambios han crecido mucho pero partiendo de niveles muy bajos”, opinó Ríos.

Creutzfeldt puntualizó que Colombia puede aprovechar en su crecimiento económico la experiencia china en planificación urbana, construcción de carreteras, puentes y túneles, ferrocarriles, puertos y aeropuertos, centros educativos e institutos.

“Estas carencias son de algún modo oportunidades para China también, dado que sus bancos buscan oportunidades de inversión y sus empresas buscan proyectos que ejecutar. Colombia tiene no solo materias primas, sino también un alto potencial en la agricultura y posiblemente en la mano de obra, además de ser un mercado importante de consumo”, dijo.

El experto añadió que el intercambio bilateral ha mejorado indudablemente con el establecimiento de tres institutos Confucio en Colombia, así como con la visita al país asiático de políticos y senadores colombianos invitados por el Partido Comunista de China.

Sin embargo, matizó, “sigue siendo muy débil el conocimiento y la comprensión aquí de lo que puede ofrecer China en aprendizaje, valores y avances científicos y económicos”.

Al mismo tiempo, reconoció que es positivo que en los últimos años se hayan establecido unas 30 empresas chinas en Colombia, ofreciendo inversión, apoyo tecnológico y generando empleo,mientras en China cientos de estudiantes y artistas colombianos encuentran su oportunidad.

El primer ministro chino realiza una gira por América Latina del 18 y 26 de mayo que incluye, además de Colombia, Brasil, Perú y Chile, en el marco de una estrategia de acercamiento a la región establecida en enero durante la primera reunión ministerial del Foro de Cooperación China-CELAC.