Visita del presidente chino a Ecuador inaugura nueva era para relaciones bilaterales

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

QUITO, 18 nov (Xinhua) -- Durante los últimos dos días ha transcurrido una fructífera visita a Ecuador del presidente de China, Xi Jinping, el primer jefe de Estado chino que ha visitado la nación latinoamericana durante 36 años.




QUITO, 18 nov (Xinhua) — Durante los últimos dos días ha transcurrido una fructífera visita a Ecuador del presidente de China, Xi Jinping, el primer jefe de Estado chino que ha visitado la nación latinoamericana durante 36 años.
   Aunque el líder chino llegó al país el jueves por la tarde y partió el día siguiente para Lima, capital de Perú, celebró conversaciones con los dirigentes de Ecuador, presenció la firma de una gran cantidad de acuerdos de cooperación, se reunió con los medios de comunicación y visitó la sede del sistema nacional de respuesta a las emergencias.



   NUEVA ERA PARA RELACIONES BILATERALES

   El éxito más importante logrado durante la visita consiste en que China y Ecuador acordaron elevar sus relaciones bilaterales al nivel de asociación estratégica integral.

   Los dos países establecieron una asociación estratégica durante la segunda visita oficial que realizó a Beijing el año pasado el presidente ecuatoriano, Rafael Correa. Ecuador es ahora uno de los principales destinos de la inversión y la financiación de China en América Latina.

   Al reunirse con Correa, Xi destacó que las relaciones entre China y Ecuador han entrado en una fase importante, en la que la cooperación bilateral tiene suma importancia para ambas partes.

   Los dos presidentes acordaron hacer de la mejora los lazos bilaterales un nuevo punto de partida para consolidar la confianza estratégica mutua, buscar mayores éxitos en la cooperación de beneficio recíproco y fortalecer un desarrollo más sano y rápido de los vínculos chino-ecuatorianos.

   La exembajadora de China en Ecuador Liu Yuqin aseguró que la decisión de elevar el nivel de las relaciones bilaterales supone una respuesta positiva de los altos líderes de ambos países a los llamamientos a una cooperación pragmática y mutuamente beneficiosa en todos los campos.

   “El apoyo oficial ha sido siempre un elemento esencial en el fomento de los intercambios bilaterales”, añadió.



   EMPEÑO POR UNA COOPERACION INTEGRAL MAS SOLIDA

   De acuerdo con una declaración conjunta emitida el jueves, China y Ecuador, a fin de potenciar la cooperación en capacidad productiva e inversión, se comprometieron a ejecutar grandes proyectos en los campos del petróleo y el gas natural, la minería, las infraestructuras, la conservación de recursos hídricos, las comunicaciones y la financiación, además de explorar la cooperación en agricultura, industria petroquímica, construcción naval, metalurgía e industrias papeleras.

   China desea, además, trabajar con Ecuador en la transferencia de tecnologías, con el objetivo de promover la industrialización del país andino y fortalecer su capacidad para autoimpulsar el desarrollo.

   Las dos partes también acordaron alentar a sus empresas e instituciones financieras para que aborden una posible cooperación en la Refinería del Pacífico, un gran complejo petroquímico situado en la provincia septentrional ecuatoriana de Manabí, que será un pilar de la industria petroquímica tanto en Ecuador como en toda la región.

   Respecto al comercio, Beijing y Quito pactaron buscar un crecimiento comercial estable, sostenible y equilibrado, y han prometido conseguir que sus respectivos productos tengan un acceso más conveniente al mercado del otro.

   China y Ecuador también acordaron ampliar su cooperación en educación, cultura, sanidad, deportes, turismo y poder judicial, reforzar los intercambios entre medios, artistas y estudiantes de los dos países e incrementar el número de intercambios estudiantiles para así impulsar la comprensión y la amistad de los dos pueblos.

   En el documento, China y Ecuador coincidieron en que la cooperación pragmática es una parte importante de su asociación estratégica integral.

   Los dos países desean sintonizar sus respectivas estrategias de desarrollo y aprovechar al máximo los mecanismos de cooperación en materias de capacidad productiva, inversión, comercio, agricultura y tecnología.



   MAS AYUDA POR SISMO

   El viernes, el presidente chino, acompañado por Correa, visitó la sede del Servicio Integrado de Seguridad, ECU 911, desde donde prometió más ayuda para paliar las consecuencias del terremoto que sacudió Ecuador meses atrás.

   “China será una parte activa en la reconstrucción de Ecuador tras el seísmo, y continuará aportando respaldo en alojamiento, tratamiento médico, recursos humanos y prevención y minimización de los desastres”, expuso Xi en un discurso.

   El pasado mes de abril el país latinoamericano fue sacudido por un terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter, que dejó casi 700 muertos, unos 5.000 heridos y alrededor de 80.000 desplazados.

   China fue uno de los primeros países en suministrar ayuda humanitaria inmediatamente después del seísmo. Así, realizó una aportación económica de dos millones de dólares estadounidenses y entregó ayuda humanitaria valorada en otros 9,2 millones.

   Correa, que acompañó a Xi durante su visita a la sede del ECU 911, agradeció la ayuda de China para superar el terremoto y para su desarrollo nacional, y apuntó que su país desea fortalecer la cooperación de beneficio mutuo con la parte china.

   Los dos mandatarios también presenciaron una exposición de fotos sobre la ayuda china en los trabajos de socorro posteriores al seísmo e inauguraron un laboratorio conjunto en la sede del ECU 911.

   Desarrollado por empresas chinas, el ECU 911 jugó un rol vital en las tareas de asistencia tras el movimiento telúrico, gracias a su eficaz procesamiento de la cantidad masiva de información y al envío de las instrucciones precisas, lo que permitió salvar numerosas vida y evitar mayores daños. Actualmente, hay 16 centros del ECU 911 en territorio ecuatoriano.



   MEJORES INFRAESTRUCTURAS PARA ECUADOR

   También el viernes, Xi y Correa observaron a través de una retransmisión en directo la ceremonia de colocación de la primera piedra de un nuevo hospital, construido con asistencia china en la ciudad de Chone, gravemente afectada por el terremoto de abril de 2016, para sustituir al anterior centro, que quedó muy dañado.

   Además, inauguraron una central hidroeléctrica construida por la Sinohydro Corporation de China. Se trata de la planta Coca Coda Sinclair, la mayor de su tipo en la historia ecuatoriana y “el fruto de la gran cooperación entre Ecuador y China”, afirmó Correa.

   Con una capacidad instalada de 1.500 megavatios, la central ayudará a Ecuador a pasar de ser un país necesitado de energía a un exportador de energía limpia, lo que contribuirá en gran medida al desarrollo económico del país.

   En su discurso, Xi apuntó que la mejora del ECU 911, la reconstrucción del hospital de Chone y la finalización de la central Coca Coda Sinclair reforzarán con eficacia la prevención del país contra los desastres y sus capacidades de resistencia, además de mejorar sus infraestructuras públicas.

   Ecuador fue la primera parada de la gira de Xi por América Latina, que le acaba de llevar a Perú y terminará en Chile. Es su tercera visita a la región desde que asumiera la presidencia de China en marzo de 2013.


   Durante su estancia en Perú también asistirá a la XXIV Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que se celebra en la capital del país, Lima. Fin