Visita del Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, a la República Socialista de Vietnam y a la República Democrática Popular de Lao (Laos) Dr. Ruvislei González Saez (Investigador CIPI, Cuba)

In Estudios, Política exterior by Xulio Ríos

Los días 12 y 13 de noviembre del 2017, el presidente y secretario general del Partido Comunista de China (PCCh), Xi Jinping realizó su primera gira al extranjero después de la celebración del XIX Congreso Nacional. Los primeros destinos fueron la República Socialista de Vietnam y la República Democrática Popular Lao (Laos), dos naciones vecinas y a la vez de similar sistema sociopolítico. Además la gira a Vietnam tuvo doble objetivo, realizar una visita de Estado y participar en la XXV Cumbre de Líderes del Foro Económico Asia Pacífico (APEC). Aunque primero asistió al evento y posteriormente viajó a Hanoi, procedente de la ciudad vietnamita de Da Nang.

Visita a la República Socialista de Vietnam

La gira del mandatario chino a Vietnam respondió a las invitaciones del secretario general del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong, y del presidente del país, Tran Dai Quang. Esta se produjo en el contexto del avance de las relaciones bilaterales, reflejado en el intercambio de alto nivel en el actual año. Durante las visitas a China del secretario general del PCV, Phu Trong, en enero de 2017, del presidente Dai Quang en mayo del propio año y del primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, en septiembre del 2016; ambas partes coincidieron en la necesidad de continuar promoviendo el desarrollo estable y sano de los nexos de Asociación de Cooperación Estratégica Integral bilateral. Vínculos que se basan bajo los principios de “estabilidad de largo plazo, orientación al futuro, buena vecindad y cooperación integral” y en el espíritu de “buenos vecinos, buenos amigos, buenos camaradas y buenos socios”.

Vietnam y China establecieron los nexos diplomáticos el 18 de enero de 1950. Sin embargo tuvieron un período de impasse hasta que en los años noventa del pasado siglo comenzaron a mejorar nuevamente los lazos. Después de la normalización de sus relaciones, las dos naciones firmaron el acuerdo sobre los principios básicos para la solución de los asuntos fronterizos y territoriales. Ambas partes han solucionado dos de los tres problemas pendientes dejados por la historia en cuanto a la frontera común. Se trata de la finalización de la instalación de los hitos en la frontera terrestre y la demarcación del golfo de Bac Bo (Tonkín). Sin embargo, el asunto del Mar del Sur de China sigue siendo un asunto bien complicado. En 2011, ambos países rubricaron el mencionado acuerdo para solucionar esa cuestión.

Desde 2013 hasta la fecha, todos los dirigentes de máximo nivel de China han visitado Hanoi. A la vez, se percibe una creciente voluntad por mejorar los nexos, pese a que estos tuvieron serios tropiezos en el 2014. Esta es la segunda visita que realiza Xi a Vietnam como jefe de Estado de China y como máximo líder del PCCh, la primera fue efectuada en 2015.

Las dos partes mantienen los intercambios referentes al tema del Mar del Sur de China en los mecanismos de negociación al nivel gubernamental y tres grupos de trabajo encargados de la cuestión relacionada con las aguas en la entrada del golfo de Tonkín. Sin embargo, los conflictos han tenido altas y bajas por las acciones unilaterales que afectan de manera directa a la otra parte, y por supuesto al desarrollo de las relaciones, de tal manera que lo que ha provocado es la desconfianza. Es por ello, que la no acción unilateral que afecte al otro país será un elemento importante para el desarrollo sostenido de los vínculos e incluso, su profundización. Es importante el diálogo y la cooperación bilateral.

La visita del jefe de Estado chino, Xi Jinping, tuvo como objetivo mantener la tendencia positiva de los nexos binacionales y el intercambio de delegaciones de alto nivel entre los dos países. Ambas naciones debatieron la cooperación para el desarrollo en el mar y en los sectores menos sensibles en este campo. Acordaron continuar implementando plena y efectivamente la Declaración sobre la conducta de las partes concernientes en el Mar del Sur de China (DOC), con vista hacia la conclusión de un Código de Conducta de las Partes (COC) al respecto, controlar bien los diferendos en el mar, evitar las acciones que compliquen la situación y amplíen las disputas, y mantener la paz y la estabilidad en esa zona.

El presidente de China, Xi Jinping, pidió el primer día de su visita en Hanoi impulsar la Asociación Cooperativa Estratégica Integral. Xi enfatizó que su gira de Estado a Vietnam pretendió consolidar la tradicional amistad, profundizar la cooperación práctica y trazar el futuro de los lazos bilaterales. El hecho de que China y Vietnam sigan el liderazgo de partidos comunistas y una vía socialista refuerza la solidaridad y la cooperación, así como la prosperidad, se ajusta a los intereses fundamentales de ambos países y facilita la paz, estabilidad y desarrollo de la región y del mundo, expresó Xi. La visita fue expresión del interés del más alto nivel de la parte china por avanzar hacia un mayor acercamiento entre ambas partes, pero lo más importante serán las acciones futuras, que conduzcan a reducir la desconfianza. Pese a lo antes planteado, no basta solamente que sean países socialistas para impedir roces entre ambas naciones, la historia ha demostrado que el sistema sociopolítico común no es una razón muy fuerte para evitar confrontaciones especialmente entre estados dos naciones, pero a su vez se destaca una visión diferente con una perspectiva alentadora.

El Partido y Estado vietnamitas le ofrecieron un recibimiento no solo al más alto nivel, sino que además, las atenciones mostradas al presidente Xi fueron superiores protocolarmente en relación a las 20 restantes visitas recibidas paralelamente, incluyendo a la del propio mandatario estadounidense Donald Trump. En ese período Vietnam ha tenido una fortísima actividad además de lo antes planteado y que debe ser reconocida, comenzando por la atención a su población ante los embates reiterados del cambio climático y terminando por los preparativos y celebración de la cumbre de APEC. El especial recibimiento y programa de visita al mandatario chino fue expresión de que Vietnam otorga gran importancia a los lazos bilaterales, así como también la disposición para ampliar la amistad tradicional, profundizar la cooperación práctica y garantizar un desarrollo sostenible, sano y estable de la Asociación Cooperativa Estratégica Integral.

Este es un momento oportuno para que se relancen las relaciones y unido al interés de la profundización de la Asociación Estratégica entre China y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se trabaje en interés común y una mayor estabilidad subregional que evite la intromisión de los Estados Unidos en el área. En ese sentido, las dos partes acordaron implementar de manera conjunta el Plan Quinquenal China-Vietnam sobre Cooperación Económica y Comercial 2017-2021, así como firmar y llevar a cabo una lista de proyectos de cooperación claves. Hanoi y Beijing decidieron cooperar para el completamiento antes de tiempo el proyecto de tren ligero de Hanoi (Cat Linh-Ha Dong), indicando a las empresas de ambas partes que solucionen los problemas y obstáculos lo antes posible. Los dos países completarán el diseño de un ferrocarril de ancho de vía estándar que une Hai Phong, Hanoi y Lao Cai, como parte de una red transfronteriza de ferrocarriles que conecta China con la costa este de Vietnam según lo programado.

China está dispuesta a expandir sus importaciones de Vietnam y a priorizar la evaluación de las compras de productos lácteos vietnamitas a China, lo que será muy positivo teniendo en cuenta que el déficit comercial de Vietnam con China es muy elevado. El gigante asiático también abrirá su mercado a ciertos tipos de fruta vietnamita y cooperará con la nación indochina en campos como agricultura, silvicultura y pesca. Las dos partes firmaron un Memorando de Entendimiento para acelerar el proceso de negociación del acuerdo marco para la construcción de una Zona de Cooperación Económica Transfronteriza China-Vietnam.

China es el mayor socio comercial y mayor mercado emisor de turistas a Vietnam, mientras esta nación indochina ocupa el primer lugar en la lista de socios comerciales y turísticos de Beijing en la ASEAN. El valor del intercambio comercial binacional aumento de 32 millones de dólares en 1991 a 70 mil 500 millones de dólares en el 2016. En los primeros ocho meses del 2017, esa cifra fue de 55 mil 230 millones de dólares, un crecimiento interanual de 12,4%. En la mencionada etapa, más de dos millones 650 mil turistas chinos visitaron Vietnam, casi equivalente al monto de dos millones 700 mil registrado en todo el 2016 según datos del Departamento General de Aduanas de Vietnam.

Hasta agosto de 2017, China contó con 1 727 proyectos por valor combinado de 11 mil 930 millones de dólares en Vietnam. Actualmente, es el cuarto inversor en este territorio con capitales registrados de más de mil 600 millones de dólares en los primeros ocho meses. Los dirigentes acordaron intensificar las medidas para promover la cooperación en los sectores como economía, comercio, producción e inversión, infraestructura, finanzas y moneda. La colaboración entre las localidades de ambos países se ha intensificado, evidenciado en el establecimiento de relaciones de amistad entre 30 pares de provincias y ciudades.

Las máximas direcciones de los dos países acordaron cumplir con el importante consenso alcanzado sobre los asuntos marítimos. También convinieron cumplir con un pacto sobre los principios básicos acerca de cómo resolver las disputas marítimas, hacer una buena utilización del mecanismo de negociación fronteriza entre los dos gobiernos y procurar una solución fundamental y a largo plazo que sea aceptada por las dos naciones. China y Vietnam acordaron realizar trabajos de seguimiento de la inspección conjunta en aguas situadas fuera del golfo de Tonkín, un área potencialmente rica en recursos.

Las dos partes también decidieron avanzar en la negociación sobre la demarcación de las aguas situadas fuera de la desembocadura del golfo de Tonkín e impulsar activamente el desarrollo conjunto del área. El citado golfo es una bahía semicerrada rodeada por territorio chino y vietnamita, y una zona tradicional de pesca para los dos países. China y Vietnam, también se comprometieron a impulsar el trabajo de grupo para las consultas sobre el desarrollo conjunto marítimo e implementar de manera efectiva los proyectos acordados de cooperación en áreas menos delicadas, según el comunicado[1].

En su segundo día de visita, el presidente, Xi Jinping, expresó que las relaciones entre Partidos y Estados de China y Vietnam son firmes. Tal afirmación la realizó al reunirse por segunda vez con el secretario general del PCV, Nguyen Phu Trong, lo que tiene una alta significación. Además, de la manera en que la situación internacional y regional reciente están teniendo cambios profundos, los dirigentes de las dos naciones reconocen la importancia de una relación más estrecha. Es bien significativo, el hecho de que la primera salida del presidente Xi haya sido la Patria de Ho Chi Minh, más allá de que sería la sede de la cumbre APEC, porque también podía haber comenzado por Laos.

El mandatario chino solicitó a las asambleas legislativas de China y Vietnam ampliar los intercambios y la cooperación en todos los niveles. Xi hizo los comentarios al reunirse con Nguyen Thi Kim Ngan, presidenta de la Asamblea Nacional de Vietnam. A su vez, elogió los intercambios amistosos entre la Asamblea Popular Nacional de China (APNCh) y la Asamblea Nacional de Vietnam (ANV). Los órganos legislativos de los dos países han desempeñado un importante papel en las respectivas vidas políticas nacionales y en el fortalecimiento del entendimiento mutuo entre los dos pueblos. En las nuevas circunstancias, plantean avanzar en su amistad tradicional, mantener los contactos de alto nivel, ampliar la comunicación estratégica, incrementar el intercambio de experiencias en el manejo del partido y la gobernación estatal, y expandir la cooperación de beneficio mutuo en diversos ámbitos.

Al concluir la gira oficial, ambas partes emitieron una Declaración Conjunta China-Vietnam. En esta destacaron la conciencia común de los dirigentes de las dos naciones de profundizar aún más la Asociación Cooperativa Estratégica Integral bilateral en la nueva coyuntura.

 

De acuerdo con el texto, los dirigentes acordaron consolidar las líneas directrices del desarrollo de la relación bilateral, intensificar el intercambio estratégico, aumentar la confianza política, profundizar la colaboración de interés mutuo, solucionar de manera adecuada las controversias, promover el desarrollo sostenible y sano de la asociación de cooperación estratégica integral entre los dos países, en concordancia con el interés práctico de ambos pueblos, y por la paz, la estabilidad y la prosperidad de la región y el mundo. Reiteraron que son vecinos importantes que están en la etapa esencial de la reforma del desarrollo, y el progreso de cada uno genera oportunidades para el desarrollo del otro.

Ambas partes coincidieron en la necesidad de promover el rol coordinador de los mecanismos de cooperación entre los dos Partidos y Estados. Los dos países deben impulsar la cooperación mediante la intensificación de los intercambios de experiencia sobre la gestión estatal y a través del canal partidista, en impulso de la colaboración amistosa entre el Parlamento vietnamita y la APNCh, y entre el Frente de la Patria de Vietnam y la Conferencia Consultativa Política del Pueblo Chino. Exhortaron a implementar con eficiencia el acuerdo sobre el fortalecimiento de la cooperación en la nueva coyuntura entre los dos Cancillerías, y mantener los intercambios regulares y los mecanismos de consultas entre las dos partes.

Propusieron fortalecer la cooperación en, defensa, seguridad y ejecución de las leyes; implementar con eficacia la Declaración de la visión sobre la colaboración en defensa hasta 2025, utilizar eficazmente la línea directa entre los dos Ministerios de Defensa, organizar de forma eficiente el intercambio amistoso de defensa fronteriza y diálogos estratégicos en ese sector, además de realizar las patrullas conjuntas en el Golfo de Tonkín e impulsar la firma pronta del acuerdo sobre la extradición de delincuentes. Asimismo, los dos países urgieron a la aplicación de las medidas destinadas a impulsar la cooperación en economía, comercio, producción, inversión, infraestructuras, y finanzas.

Vietnam respalda la iniciativa “Un Cinturón Una Ruta” de China, con el fin de promover la cooperación de interés mutuo y la conectividad económica entre las naciones, contribuyendo así a la paz, la estabilidad y la prosperidad de la región y el mundo. Los dirigentes acordaron continuar implementando los intercambios sobre políticas inversionistas, además de mejorar el entorno de inversión y promover la cooperación en ese ámbito, en concordancia con la demanda y las estrategias de desarrollo sostenible de cada parte. China estimulará a sus empresas, que son muchas de ellas destacadas en las tecnologías avanzadas, a invertir en Vietnam, teniendo en cuenta muchas de las que han invertido son de bajo desarrollo tecnológico.

Acordaron promover el rol del Comité intergubernamental de cooperación económica-comercial y los mecanismos concernientes, e impulsar los nexos de interés mutuo en economía, comercio, e inversión entre las dos naciones. China está dispuesta a abrir su mercado a las mercancías vietnamitas, impulsar la evaluación de los estándares para la entrada al mercado chino de la leche y sus productos derivados y frutas vietnamitas, e implementar la cooperación en los sectores agrícola, silvícola y acuícola.

Ambas partes ratificaron la importancia de implementar con eficiencia el mecanismo de los grupos de trabajo en el ámbito de la cooperación financiera y monetaria; estudiar el uso de las monedas nacionales en el comercio e inversión bilateral; impulsar intercambios de experiencias sobre la política monetaria y la estabilidad financiera; y respaldar la operación de las instituciones financieras en cada país. Convinieron en esforzarse por impulsar la cooperación en los campos de agricultura, recursos hídricos, medio ambiente, ciencia-tecnología, y transporte, además de la colaboración en cultura, prensa, atención médica, e intercambio de pueblo a pueblo.

La parte vietnamita ratificó su respaldo a la política de una sola China y manifestó su apoyo a la causa de unificación del país vecino. Las dos partes convinieron en estrechar la coordinación en los marcos multilaterales y regionales como las Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio, APEC y ASEAN. Ambas partes coincidieron que la visita de Xi Jinping fue un éxito, que contribuyó a la consolidación de la amistad tradicional, y profundizó la asociación de cooperación estratégica integral entre los dos países, promoviendo la paz, la estabilidad y el desarrollo de la región y el mundo.

Significativo también fue que mientras en Hanoi se reunían tres de los principales líderes vietnamitas con el presidente chino; en Manila, Filipinas, el primer ministro de China Li Keqiang sostenía un encuentro con su homólogo vietnamita, Nguyen Xuan Phuc. Ambas partes propusieron acelerar la alineación de sus respectivas estrategias de desarrollo, es decir, la iniciativa de “Un Cinturón Una Ruta” propuesta por Beijing y el plan “Dos Corredores y Un Círculo Económico” de Vietnam, con el fin de lograr un comercio equilibrado entre el aumento en el volumen comercial bilateral y el desarrollo inclusivo y diversificado.

El primer ministro vietnamita dijo que su país está listo para profundizar la asociación entre los dos países, para promover la integración de las estrategias de desarrollo respectivas y para fortalecer la cooperación en capacidad, instalaciones de transporte, zonas de cooperación económica transfronterizas, agricultura, finanzas y protección ambiental con el fin de llevar las relaciones comerciales bilaterales a un nuevo nivel. Tras elogiar el acuerdo logrado por China y los países de ASEAN sobre el marco formal del COC, el primer ministro vietnamita dijo que su país está dispuesto a promover la cooperación marítima con China y a salvaguardar la paz y la estabilidad en el Mar Meridional de China[2].

A su vez, como parte del intercambio de visitas a todos los niveles, paralelo a la gira del mandatario chino, el director de la Academia Política Nacional Ho Chi Minh, Nguyen Xuan Thang, recibió al director del Instituto de Ciencias Sociales de China (ICSC), Wang Weiguang. Durante el encuentro, Xuan Thang destacó el desarrollo teórico del Partido Comunista de China que ha servido como la guía para el éxito del avance socioeconómico del país. Al mismo tiempo, enfatizó que los grandes éxitos de Vietnam y China durante su etapa de construcción nacional son vívidas evidencias de la fuerte vitalidad del socialismo en la actualidad.

Por su parte, Weiguang expresó su satisfacción ante la estrecha cooperación entre ambas instituciones de investigación teórica, las cuales firmaron recientemente un nuevo programa de colaboración ante la presencia del secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, y el secretario general del Partido Comunista y presidente de China, Xi Jinping. Ambos directores también intercambiaron sobre el papel y la importancia de la investigación política, sobre todo la relacionada con el Marxismo; y resaltaron la vigencia e importancia del estudio y enseñanza del Marxismo en Vietnam y China.

Visita a la República Democrática Popular Lao

El presidente chino, Xi Jinping, al concluir su gira por Vietnam continuó hacia Laos el día 13 de noviembre para realizar una visita de Estado. Esta fue la primera en los últimos 11 años ejecutada por un jefe de Estado chino, y máximo líder del PCCh, a este país vecino del Sudeste Asiático. En su estancia se reunió con el secretario general del Comité Central del Partido Popular Revolucionario de Laos (PPRL) y presidente del país, Bounnhang Vorachit, con el primer ministro, Thongloun Sisoulith, y con la presidenta de la Asamblea Nacional, Pany Yathotu.

En un discurso pronunciado a su llegada al aeropuerto de Vientiane, Xi expresó sus más sinceros saludos y mejores deseos al hermano PPRL, al gobierno y pueblo laosianos en nombre del PCCh, el gobierno y el pueblo chinos. Desde que los dos países establecieran relaciones diplomáticas hace 56 años, las relaciones tradicionales de buena vecindad y amistad han resistido las vicisitudes internacionales y se han reforzado aún en los últimos tiempos. China también tiene con Laos una relación de tipo Asociación Cooperativa Estratégica Integral.

Al jefe de Estado se le preparó una recepción en las principales calles de la capital laosiana, engalanadas con enormes imágenes de Xi y Bounnhang, así como con pancartas con eslóganes en chino y laosiano que rezaban: “Calurosa bienvenida a la visita de Estado a Laos del camarada Xi Jinping, secretario general del Comité Central del PCCh y presidente chino”. Miles de residentes locales, incluidos jóvenes estudiantes, se alinearon a lo largo de las calles, agitando banderas nacionales de los dos países y vitoreando al paso de la caravana.

En octubre último, durante una reunión con Sounthone Xayachack, directora de la comisión para relaciones exteriores del Comité Central del PPRL, quien visitó China, Xi señaló que los partidos gobernantes de ambas naciones deben tener en mente la importancia estratégica de las relaciones bilaterales desde una perspectiva más alta y más profunda. El objetivo de este enfoque, añadió, es ‘contribuir al desarrollo de los dos países, así como al desarrollo socialista mundial’.

 

La visita del presidente, Xi Jinping, a Laos profundizará la amistad tradicional entre los dos países y promoverá su cooperación estratégica integral, afirmó Bounnhang Vorachit, secretario general del Comité Central del Partido Popular Revolucionario de Laos (PPRL) y presidente de Laos. Bounnhang hizo las declaraciones durante su discurso en un banquete de bienvenida ofrecido en honor de Xi, banquete que también le ofrecieron los más altos líderes de Vietnam al mandatario chino.

China desea unir esfuerzos con Laos para promover su amistad, profundizar la cooperación de beneficio mutuo, impulsar la Asociación de Cooperación Estratégica Integral a niveles más elevados y construir una comunidad China-Laos de futuro compartido de gran significación. Antes del banquete, Xi también se reunió con algunos representantes de Laos que realizaron estudios en China. El líder elogió sus contribuciones al desarrollo de las relaciones amistosas entre los dos países y alentó a los jóvenes a hacer avanzar la amistad duradera entre las dos partes.

El mandatario chino se reunió también con el primer ministro de Laos, Thongloun Sisoulith, para intercambiar opiniones sobre una mayor consolidación de las relaciones bilaterales. Xi señaló que los dos países deben mantener contacto de alto nivel, profundizar el intercambio de experiencia en gobernación de los partidos y de los países y fortalecer la cooperación en defensa, aplicación de la ley y seguridad, con el fin de promover sentimientos de amistad entre sus pueblos y enriquecer más su asociación con un alto nivel de confianza, apoyo y beneficio mutuos. Solicitó a ambas partes explorar su complementariedad económica, impulsar con firmeza el corredor económico China-Laos y el ferrocarril bilateral, así como expandir la cooperación en áreas como energía, recursos, electricidad, finanzas, educación, salud y alivio de la pobreza, para permitir que los dos pueblos disfruten de los beneficios de la cooperación lo más pronto posible.

Thongloun, por su parte, felicitó al visitante por su reelección como secretario general del Comité Central del PCCh. Al indicar que el pueblo laosiano había esperado durante mucho tiempo la visita de Xi, el primer ministro dijo estar convencido de que la visita histórica promoverá enormemente la asociación estratégica integral de cooperación entre ambos países. La parte laosiana está lista para trabajar junto con China en la implementación fiel de los resultados de la visita, profundizar los intercambios y cooperación integrales bilaterales, y construir una comunidad inquebrantable de futuro compartido, dijo Thongloun.

China se ha convertido en el mayor donante e inversor extranjero en Laos, a su vez, es el segundo socio comercial de la nación del Sudeste Asiático. En el 2016 el comercio bilateral fue de 2,34 mil millones de dólares, mientras la inversión china 5,42 mil millones de dólares. La presencia creciente del gigante asiático en Laos tiene como objetivo apoyar a las estrategias de desarrollo nacional laosiano. En ese sentido, está el soporte en el lanzamiento del primer satélite de Laos al espacio, el desarrollo del ferrocarril de alta velocidad China-Laos, así como la ruta fronteriza bilateral que han permitido a su vez la conectividad entre los dos países vecinos.

Como parte del fortalecimiento de la Asociación Cooperativa Estratégica Integral entre ambas naciones, se ha desarrollado el programa de preparación de recursos humanos en China. Cada año, Beijing provee entrenamiento a alrededor de 1000 personas en sectores como agricultura, ferrocarril, salud, justicia, aduana, entre otros. Laos tiene un rol importante para el propio desarrollo de la estrategia china de la Nueva Ruta de la Seda, la cual condiciona beneficios para ambas partes.

Al concluir la visita, ambas partes emitieron una Declaración Conjunta en la que reafirmaron la necesidad de fortalecer la cooperación multifacética. En el texto, ambas partes se comprometieron a impulsar el avance estable y duradero de la Asociación de Cooperación Estratégica Integral bilateral basada en la confianza y el respaldo mutuo. Por otro lado, valoraron altamente la cooperación eficiente en los asuntos regionales e internacionales y acordaron seguir robusteciéndole en el marco de los vínculos multilaterales, incluidos las Naciones Unidas, el Foro de Cooperación Euroasiática y los mecanismos de colaboración en Asia Oriental y Lancang- Mekong.

Coincidieron en la necesidad de establecer una comunidad común con un futuro compartido, concediendo a esa tarea una importancia estratégica basada en la confianza mutua y el mantenimiento de los encuentros de alto nivel. Abogaron además por fomentar el intercambio de experiencias en numerosos sectores como diplomacia, economía, ejecución de leyes, agricultura, energía y telecomunicaciones. Con respecto a los asuntos del Mar del Sur de China, los dirigentes de Laos y China llamaron a concluir prontamente el Código sobre la Conducta de las Partes Concernientes en esas aguas y a construir una ruta marítima dinámica, pacífica, amistosa y cooperativa.

En la ocasión, se firmaron 17 documentos de cooperación, centrados en la inversión, construcción infraestructural, ciencia- tecnología, formación de los recursos humanos y producción de energías. Vientiane es la última escala del primer viaje al extranjero de Xi Jinping después del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), efectuado en octubre pasado.

Consideraciones finales:

  • Puede considerarse que las relaciones entre China y Vietnam han entrado en una nueva fase a partir de la reciente visita del presidente chino, Xi Jinping a Hanoi.
  • Es importante tener en cuenta el elevado esfuerzo de la parte vietnamita al celebrar un gran evento como APEC, recibir 21 líderes y darle una especial atención al mandatario chino, en momentos que el país ha sido golpeado de manera reiterada por grandes tifones que le han ocasionado serias pérdidas humanas y económicas. Ello demuestra la grandeza de Vietnam.
  • Las giras a Vietnam y Laos del presidente Xi, se desarrolla en consonancia con los lineamientos del XIX Congreso del PCCh sobre la apertura de una nueva etapa de la diplomacia china, “una fuerte acción en la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales y de una comunidad de futuro compartido para la humanidad”, así como una muestra del pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época y su relacionamiento con los países socialistas.
  • Las relaciones de China con Vietnam y Laos se desarrollan sobre la base de la Asociación Cooperativa Estratégica Integral que potencia la conectividad, así como el avance armonioso de la Nueva Ruta de la Seda en el Sudeste Asiático.
  • La voluntad china de aumentar importaciones vietnamitas es de gran relevancia cuyo impacto directo estará en la posible reducción del déficit comercial de Vietnam con China.
  • Esta es la primera visita en 11 años que realiza un jefe de Estado chino y máximo líder del PCCh a Laos.
  • La gira del mandatario chino fue exitosa, así como los acuerdos logrados. No obstante, aún existen problemas a resolver, especialmente el vinculado a las cuestiones del conflicto del Mar del Sur de China, un tema que no manifiesta posible resolución al corto plazo. La cuestión parte de que se visibiliza una discusión directa por los temas menos sensibles, mientras los más delicados no son discutidos en profundidad. Es importante tener en cuenta, que es el marco propicio para un diálogo bilateral de los temas de mayor complicación y su camino hacia la resolución sobre la base del respeto mutuo y el no uso de la fuerza.
  • En todas las visitas en los últimos años se muestra el mismo discurso diplomático de resolver las diferencias mediante la implementación de la DOC, sin embargo este no ha constituido documento eficaz. El logro en el marco de la ASEAN de comenzar negociaciones formales del COC es un punto de partida, para avanzar en la estabilización regional, pero mientras no sea vinculante no se logrará la estabilidad total.

Referencias:

[1] Disponible en: http://spanish.xinhuanet.com/2017-11/13/c_136749508.htm

[2] http://spanish.xinhuanet.com/2017-11/14/c_136749701.htm