Visitas de presidente chino a Vietnam y Singapur construyen nuevo consenso en cooperación bilateral y regional

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 8 nov (xinhua) -- Las visitas de Estado del presidente chino, Xi Jinping, a Vietnam y Singapur entre el martes y el sábado construyen un nuevo consenso en la cooperación bilateral y regional entre China y los países del sudeste asiático, y promueven el entendimiento sobre las políticas domésticas y exteriores de China en la región, dijo el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi.


BEIJING, 8 nov (xinhua) — Las visitas de Estado del presidente chino, Xi Jinping, a Vietnam y Singapur entre el martes y el sábado construyen un nuevo consenso en la cooperación bilateral y regional entre China y los países del sudeste asiático, y promueven el entendimiento sobre las políticas domésticas y exteriores de China en la región, dijo el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi.

Las visitas de Estado de Xi se celebraron en el marco del 65º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas chino-vietnamitas y del 25º aniversario de la creación de los lazos diplomáticos entre China y Singapur.

CHINA Y VIETNAM, COMUNIDAD DE DESTINO COMUN

El líder chino y los dirigentes vietnamitas alcanzaron un amplio consenso sobre intereses comunes, retos, necesidades y tareas que enfrentan los dos países, explicó Wang después de que Xi concluyera sus visitas.

Durante sus conversaciones con los líderes vietnamitas, Xi reiteró que China y Vietnam constituyen una comunidad de destino común con importancia estratégica, y el futuro de la causa del socialismo en los dos países está muy entrelazado, apuntó Wang.

Xi exhortó a las dos partes a heredar y mantener la tradicional amistad “fraternal y de camaradas” construida y cuidadosamente desarrollada por Mao Zedong, Ho Chi Minh y otros líderes de las generaciones anteriores.

Los dos países también alcanzaron consenso en la ampliación de la cooperación dentro del marco de la iniciativa de “la Franja y la Ruta” de China y el plan de “Dos Corredores y Un Círculo Económico” de Vietnam, así como en la expansión de la cooperación en materia de capacidad productiva.

“La visita ha cumplido con el objetivo de consolidar la amistad tradicional, fortalecer la coordinación estratégica y promover la cooperación pragmática”, le trasladó Xi al presidente vietnamita, Truong Tan Sang.

“Hemos alcanzado una serie de consensos en la cooperación pragmática en diversos campos”, detalló Xi.

Las dos partes firmaron varios documentos de cooperación en áreas como intercambios entre partidos, transporte, turismo, capacidad de producción, cultura, ferrocarriles, energía, finanzas y asuntos locales, expuso Wang.

Sobre los intercambios interpersonales, Xi llamó a las dos partes a promover los sentimientos amistosos entre sus pueblos a través de la ampliación de la cooperación en las áreas mediática, cultural, educativa, del turismo y del desarrollo juvenil.

Respecto a la cooperación marítima, Xi instó a las dos partes a abordar y controlar adecuadamente sus diferencias, a acumular gradualmente consensos y a ampliar intereses comunes mediante conversaciones bilaterales, así como a luchar por alcanzar la meta común de la explotación conjunta.

CHINA-SINGAPUR, COOPERACION INTEGRAL

Durante la visita de Estado de Xi a la ciudad-estado, los líderes de China y Singapur acordaron redefinir los lazos entre ambos países como una asociación de cooperación integral acorde con la epoca, un paso histórico para las relaciones bilaterales, comentó Wang.

Los dos países también decidieron poner en marcha negociaciones sobre un actualización del tratado de libre comercio, vigente durante los últimos siete años.

Asimismo, ambos pactaron ampliar la cooperación en materia económica, comercial y de inversión, así como explorar activamente fórmulas de cooperación entre las empresas de los dos países en terceros mercados, en el marco de la iniciativa de “la Franja y la Ruta”.

Los dos líderes acordaron la construcción del tercer proyecto intergubernamental en Chongqing, metrópolis situada en el sudeste de China, y promover la utilización del renminbi (RMB, yuan chino) en el comercio y en la inversión bilaterales.

China y Singapur también trabajarán para una pronta creación y puesta en funcionamiento del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII).

Los frecuentes intercambios de visitas de alto nivel, el éxito de los dos proyectos intergubernamentales ya existentes y el recién propuesto tercer proyecto en Chongqing son factores que inyectarán un nuevo impulso en los lazos bilaterales, destacó Xi.

Xi reclamó a las dos partes que mantengan el ímpetu de los intercambios entre pueblos, materializando de manera exitosa los intercambios entre jóvenes y universitarios de los dos países, y les pidió que amplíen la cooperación en educación y en recursos humanos para elevar el nivel de la cooperación cultural.

CHINA-ASEAN, COOPERACION PARA LOGRAR UN DESARROLLO COMUN

El presidente chino incidió en la senda de China de un desarrollo pacífico y una política de buena vecindad, y aseguró que el país desea cooperar con las naciones asiáticas para alcanzar el desarrollo común.

Xi, que apuntó que China y la ASEAN tienen ante sí una importante oportunidad de desarrollar sus relaciones, se comprometió a intensificar el diálogo estratégico y a profundizar la cooperación pragmática en varios terrenos con los países del bloque, a fin de elevar conjuntamente la asociación estratégica China-ASEAN a un nuevo nivel.

China respalda el crecimiento de la ASEAN y está decidida a impulsar la cooperación amistosa con el bloque del sudeste asiático, a apoyar firmemente el establecimiento de su comunidad económica y a dar soporte a su rol líder en la promoción de la cooperación regional en el este de Asia, manifestó Xi.

La vecindad es el punto de arranque de las iniciativas de desarrollo de China como “la Franja y la Ruta” y de la visión de construir una comunidad de destino común.

Estos compromisos salen del fondo del corazón del pueblo chino y serán mantenidos bajo la mirada de los países de la ASEAN y de la comunidad internacional, comentó, por su parte, el canciller chino.

China es capaz de trabajar con las naciones del sudeste asiático y confía en hacerlo con el fin de mantener la paz y la estabilidad en el Mar Meridional de China, apuntó Xi.

La libertad de navegación y de sobrevolar estas aguas ni se ha dificultado ni nunca se dificultará, enfatizó el mandatario, y subrayó que China necesita, más que ningún otro país, un paso sin trabas por esta zona marítima.

Xi, que recordó que las islas del Mar Meridional de China en disputa con otros reclamantes han sido territorio chino desde la antigüedad, afirmó que Beijing asume la ineludible responsabilidad de salvaguardar su soberanía territorial y sus derechos marítimos e intereses legítimos.

La paz y la estabilidad son, a la vez, puntos de partida y objetivos de la política china sobre el Mar Meridional de China, sentenció el presidente.