Xi y Trump acordaron “tener más intercambio de visitas en el momento adecuado”, destacó Wang

In Noticias, Política exterior by Xulio Ríos

 Durante su cena de trabajo, los dos líderes tuvieron discusiones muy “positivas y constructivas” sobre temas comerciales y económicos, y acordaron no imponer aranceles adicionales.
   China importará más productos comercializables de Estados Unidos en un esfuerzo por aliviar gradualmente los desequilibrios en el comercio bilateral, precisó Wang.
   Las dos partes también acordaron abrir sus mercados, dijo Wang, añadiendo que China, en el proceso de una mayor apertura, se esforzará por resolver gradualmente las legítimas preocupaciones de Estados Unidos.
   Los equipos de trabajo de ambos lados seguirán la guía del consenso de principios alcanzado entre los dos líderes e intensificarán las negociaciones sobre la cancelación de toda las tarifas adicionales, a fin de alcanzar un acuerdo de beneficio mutuo en una fecha temprana.
   El importante consenso alcanzado en la reunión no solo detuvo de manera efectiva la escalada de las tensiones comerciales, sino que también abrió nuevas perspectivas para la cooperación de beneficio mutuo entre los dos países, señaló Wang.
   Los resultados del encuentro no solo beneficiarán el desarrollo de los dos países y el bienestar de los dos pueblos, sino que también favorecerán el crecimiento estable de la economía mundial, precisó.
   Ambas partes también acordaron fortalecer la cooperación en la aplicación de ley y el combate contra las drogas ilícitas, entre ellas la droga sintética fentanil, dijo Wang, quien agregó que las medidas chinas para hacer frente al abuso de sustancias como fentanil han ganado repercusión positiva en el mundo y China ha decidido catalogar todas las sustancias similares al fentanil y sus precursores químicos como sustancias controladas.
   Durante el encuentro, la parte china también reiteró su postura sobre la cuestión de Taiwan y la parte estadounidense dijo que continuará adheriéndose a la política de una China.
   Ambas partes también intercambiaron puntos de vista sobre el tema de la Península Coreana. China apoya una segunda reunión entre Trump y Kim Jong Un, máximo líder de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), y anima a EEUU y la RPDC a que trabajen con el mismo objetivo, atiendan a las preocupaciones legítimas del otro y avancen en la desnuclearización y el establecimiento de un mecanismo de paz en la península, dijo Wang.
   Washington aprecia el papel positivo que ha desempeñado China en ese sentido y espera mantener comunicación y coordinación con China, añadió Wang.