Alto funcionario militar chino advierte sobre militarismo japonés

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 22 jun (Xinhua) -- Un alto funcionario militar chino dijo hoy que toda la gente amante de la paz debe mantenerse alerta respecto de la nueva inclinación de Japón hacia una vía equivocada y peligrosa y al resurgimiento de su militarismo.


BEIJING, 22 jun (Xinhua) — Un alto funcionario militar chino dijo hoy que toda la gente amante de la paz debe mantenerse alerta respecto de la nueva inclinación de Japón hacia una vía equivocada y peligrosa y al resurgimiento de su militarismo.

Sun Jianguo, subjefe del estado mayor del Ejército Popular de Liberación (EPL), hizo el comentario en una comida durante el Tercer Foro de Paz Mundial realizado en la Universidad Tsinghua de Beijing. 

“Todos los países deben aprender de la historia y aspirar a la paz y al desarrollo, en lugar de aferrarse a ideas anticuadas o de ir en contra de la marcha de la historia”, indicó Sun. 

En lugar de repetir y corregir la invasión de ese país en el pasado, los líderes de derecha de Japón visitaron de forma pública el Santuario Yasukuni que rinde homenaje a 14 criminales de guerra clase A de la Segunda Guerra Mundial, dijo Sun. 

El funcionario escuchó los intentos de Japón de negar la historia, incluyendo la revisión de los libros de texto escolares y la revisión de la Declaración Kono sobre la esclavitud sexual durante la guerra, la revisión de su constitución pacifista y el ejercicio de los derechos de autodefensa colectiva. 

“Japón está intensificando su estructura militar para romper con el orden de posguerra”, indicó Sun, quien agregó que Japón fomentó las disputas sobre las islas con los vecinos con el fin de aumentar de forma deliberada la tensión regional. 

Las acciones de Japón también han generado oposición tanto al interior de ese país como en la vecina República de Corea. 

La administración de Abe, mediante la revisión de la Constitución, espera terminar con el orden de posguerra, dijo Haruo Nishihara, ex presidente de la Universidad Waseda de Japón. 

Aunque el gobernante Partido Liberal Democrático de Japón (PLD) intenta modificar la Constitución desde 1955, el rompimiento con el orden de posguerra no es tampoco aceptable para la mayoría de los integrantes del partido. 

Cuando se trata de revisar la Constitución, existen diferentes opiniones dentro del PLD. Además, la mitad de los ciudadanos japoneses están en contra de la revisión, por lo que el PLD ha evitado durante mucho tiempo procedimientos significativos, señaló Nishihara. 

Las acciones de Japón han conducido a tensar sus relaciones con China, haciendo imposible un encuentro bilateral entre sus líderes. 

“Esto hace difícil para el japonés común y corriente votar a favor de la estrategia de seguridad”, agregó Nishihara. 

Los lazos entre República de Corea y Japón han alcanzado su nivel más bajo en la historia y parece que retrocedieron al nivel anterior a la normalización de las relaciones diplomáticas en 1965, dijo el ex canciller coreano Yu Myung-hwan. 

Yu atribuyó la esclavitud sexual durante la guerra y la inconsciencia de Japón sobre la historia como la principal causa de afectación de la relación bilateral. 

Los académicos expresaron preocupación por los acontecimiento políticos de seguridad de Japón. “En 2015 se conmemora el 70 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, pero Japón está a punto de convertirse en una nación que podrá combatir guerras”, dijo Li Wei, un investigador chino de estudios de Japón. 

Una vez que Japón ejerza el derecho de la autodefensa colectiva, Japón podrá enviar tropas al extranjero y librar guerras, lo cual transmite una alarmante señal a los países vecinos, dijo Wang Taiping, ex cónsul general de China en Osaka, Japón. 

Para China y Japón, esto significa que la tensión en el Mar Oriental de China podría aumentar, añadió Wang. 

China y Estados Unidos no tienen razón para un enfrentamiento militar. Sin embargo, He Yafei, subdirector de la Oficina de Asuntos de Chinos de Ultramar del Consejo de Estado, expresó preocupación por la posibilidad de que las dos potencias sean arrastradas a un conflicto por una tercera parte, ahora que Japón intenta modificar el estatus quo y desafiar el orden de posguerra. 

Con el tema de “En busca de la Seguridad Común: Paz, Confianza Mutua y Responsabilidad”, el foro discutió asuntos de seguridad en la región de Asia-Pacífico, en Medio Oriente y Asia Central, así como la no proliferación nuclear. Con cerca de 500 participantes, el foro terminó hoy. Fin