Arbitraje unilateral pondrá en riesgo paz y estabilidad en Mar Meridional de China, dice sinólogó francés

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

El arbitraje de la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) luego de la solicitud unilateral de Filipinas sobre su disputa con China en el Mar Meridional de China "pondrá en peligro la paz y estabilidad" en la región, opinó el sinólogo francés Pierre Picquart.


El arbitraje de la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) luego de la solicitud unilateral de Filipinas sobre su disputa con China en el Mar Meridional de China “pondrá en peligro la paz y estabilidad” en la región, opinó el sinólogo francés Pierre Picquart.

“Lo que parece cuestionable es un llamado ‘arbitraje internacional’ no reconocido por China, que trata de imponer una solución entre Beijing y Manila”, dijo Picquart a Xinhua en una entrevista reciente.

Mientras que la CPA está a punto de anunciar el 12 de julio su decisión sobre la solicitud de Filipinas, presentada de manera unilateral en 2013 respecto a la disputa territorial entre Beijing y Manila en el Mar Meridional de China, China ha establecido reiteradamente que no reconoce la legitimidad de la corte en este caso y que por ello no acepta sus conclusiones.

De acuerdo con el sinólogo, “la interferencia de una o más terceras partes con un interés indirecto que invitan a otros países y organizaciones a expresar su oposición contra China, complicará y pondrá en peligro la paz y la estabilidad en el Mar Meridional de China”.

“El arbitraje solicitado respecto al Mar Meridional de China por parte del presidente de Filipinas, Benigno S. Aquino III, no conducirá a una solución pacífica. Sin embargo, el nuevo presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, desea una conversación con China sobre las disputas en el Mar Meridional de China para, presumiblemente, sostener una relación de beneficio mutuo (con China)”, indicó Picquart.

El experto en China enfatizó que “China siempre ha fomentado las asociaciones de ‘ganar-ganar’ y el diálogo bilateral para resolver los asuntos fronterizos”.

“Esto se aplica con Filipinas, tal como con todas las otras disputas en el Mar Meridional de China” y “es consistente y lógico que Beijing preserve legítimamente sus intereses históricos”, explicó.

Picquart espera que la disputa entre China y Filipinas “sea solucionada mediante negociaciones bilaterales con base en el respeto de los hechos históricos y de acuerdo con la ley internacional”.

El sinólogo desea que Manila trabaje con Beijing “apropiadamente para encontrar un equilibrio en estas disputas por la paz en el Mar Meridional de China”.