China no tomará parte en la carrera armamentista

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

Pekín,24/02/2012 Renmin  Ribao - China no se involucrará en una carrera armamentista con otros países, afirmó el miércoles el portavoz del Ministerio de Defensa, Geng Yansheng, haciendo hincapié en que el incremento de la capacidad militar de China tiene un fin puramente defensivo.


Las declaraciones constituyeron respuesta a un informe reciente de Jane IHS, un grupo asesor mundial que se especializa en temas de seguridad, según el cual el presupuesto de defensa de China se duplicará para el año 2015.


Geng cuestionó la veracidad de las cifras del informe, y dijo que el presupuesto de defensa de China se fija de acuerdo con las necesidades de seguridad nacional y el nivel de su crecimiento económico.





“El desarrollo de nuestras capacidades militares no excederá nuestras necesidades de seguridad nacional o la capacidad económica, y no vamos a participar en una carrera armamentista con otros países”, dijo Geng en la conferencia regular mensual del Ministerio



Este informe es parte de una serie publicada recientemente, en la cual se resalta la teoría de la “amenaza china”.



A principios de este mes, el Instituto Nacional Japonés de Estudios de Defensa publicó el Informe de Seguridad de 2011 sobre China, que según el cual ésta está reforzando su poderío militar para poder hacer frente a los Estados Unidos en el desarrollo de los recursos regionales, de acuerdo con el diario chino en inglés Global Times.





El informe pronosticó que el mar de la China Meridional sería un foco importante para China, y que la nación fortalecerá su poderío militar para garantizar la seguridad de las rutas comerciales y su capacidad para contrarrestar a los militares de EEUU, según el diario.





Geng dijo que el informe constituye “una conjetura sin base” respecto al desarrollo militar de China, que “azuza la amenazas militar de China”, y que “no resulta positivo para el desarrollo de las relaciones chino-japonesas, o la paz y la estabilidad regionales”.





Geng señaló que armamentismo de Japón de los últimos años ha llamado mucho la atención de la comunidad internacional, especialmente en los países vecinos.





“Esperamos que Japón pueda extraer lecciones de la historia, cumplir su promesa sobre el desarrollo pacífico, aumentar la transparencia en el desarrollo militar y reflexionar sobre sus propias políticas militares, en lugar de señalar las cifras de otros”, dijo Geng.





EL presupuesto militar de China para el año 2011 aumentó en un 12,7 por ciento, situándose en $ 91.500 millones, lo que representa sólo el 1,5 por ciento del producto interno bruto de la nación, en comparación con el 4,8 por ciento en los EEUU y un 2,7 por ciento en el Reino Unido, de acuerdo con la agencia de noticias Xinhua.





Entre 1979 y 1989, el gasto militar de China experimentó una disminución media anual del 5,83 por ciento, y la proporción del presupuesto militar de China en el presupuesto fiscal total del país disminuyó de 8,66 por ciento en 1998 a 6,94 por ciento en 2009, informó Xinhua.





Zhai Dequan, subsecretario general de la Asociación para el Control de Armas y Desarme de China, dijo: “El gasto militar de China guarda proporción con su inmensa población. Si se mide por la norma de EEUU, nuestro gasto militar está en realidad muy por detrás de nuestro crecimiento económico.”.





Geng dijo que el rápido desarrollo de la ciencia y la tecnología significa que es normal que los países mejoren su armamento y equipos, y China no es una excepción.





“El desarrollo de los armamentos y equipos de China responde a las necesidades de la defensa nacional, que no apuntan a ningún país o región en particular”, dijo Geng.





En los últimos años, el ejército chino ha participado en numerosas misiones miliares en el exterior con equipos avanzados, contribuyendo a la paz y la estabilidad regionales y mundiales, agregó.






La barcaza de desembarco monte Kunlun de China, una embarcación anfibia de guerra con una cubierta para transportar y lanzar lanchas de desembarco y vehículos anfibios, participó en misiones de escolta en las aguas del Golfo de Adén frente a Somalia, de julio de 2010 a febrero de 2011.