China prepara lanzamiento de su segundo portaaviones

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

China está a poco de finalizar la construcción de su segundo portaaviones, el cual, según los expertos, iniciará operaciones en 2020.


China está a poco de finalizar la construcción de su segundo portaaviones, el cual, según los expertos, iniciará operaciones en 2020.

La Televisión Central de China CCTV informó que el andamio de la nave tipo 001A del Ejército Popular de Liberación ya se ha retirado y que se ha pintado una primera capa de rojo bajo su marca del agua en Dalian, provincia de Liaoning. La ceremonia de inauguración se celebrará muy pronto.

“A diferencia del Liaoning tipo 001, el primer modelo de China, un barco reacondicionado en Ucrania, cuando pertenecía a la ex Unión Soviética, el 001A es de fabricación nacional y su diseño, capacidad de combate y tecnología serán mucho más avanzados”, indicó Song Zhongping, analista militar a Global Times.

“Una distinción clave es que el diseño será más humano, lo que significa que el personal a bordo disfrutará de un ambiente más confortable y moderno”, agregó Song.

Sin embargo, “todavía falta mucho para su puesta en marcha, lo que normalmente toma 2 años”, sostuvo Yin Zhuo, académico principal del Centro de Investigación en Equipos Navales del Ejército Popular de Liberación, a la cadena televisiva..

Song anotó que su estatus puede compararse al de una casa cuyo pintado ha culminado, pero requiere todavía decoración, lo que en términos militares se denomina “fase de equipamiento”. Esto es, la instalación de armas y controles, incluidos los sistemas de radar, de defensa aérea y comunicaciones. Luego, el portaaviones pasará por una prueba para finalmente iniciar entrar en marcha.

“La construcción de la nave va de acuerdo con lo programado. Gran parte de su ensamblaje y diseño han finalizado. Asimismo la fabricación de su casco ya ha terminado en el astillero. Pronto comenzará la fase de equipamiento con radares y otros implementos”, explicó el portavoz del Ministerio de Defensa, Wu Qian, en octubre de 2016, en respuesta a las preguntas de la prensa sobre imágenes del barco que circulaban en línea.

Aún queda mucho por hacer tras su lanzamiento posiblemente este año, así lo apuntó Li Jie, experto en temas navales y añadió: “Tomará uno o dos años la depuración funcional de sus dispositivos, armas y equipos. El nuevo portaaviones iniciará pruebas a comienzos de 2019”.

Tecnología catapulta

El 31 de diciembre de 2015, el Ministerio de Defensa de China anunció formalmente la construcción del 001A, y el portavoz Yang Yujun dijo en ese entonces: “Esta nave, con un desplazamiento de 50.000 toneladas, servirá de base para los aviones caza J-15 y otros tipos de naves”.

El diseño y fabricación del segundo modelo se basa en la experiencia, investigación y entrenamiento del primero, el Liaoning, agregó Yang.

A partir de la información emitida por el Ministerio de Defensa de China, el 001A todavía utilizará el método “salto con esquí” con una rampa para el despegue en la parte delantera, al igual que en el Liaoning, en vez de una tecnología más avanzada de catapulta usada en las unidades estadounidenses.

China ha puesto sus ojos en dicho avance, señaló Li, y seguramente será adoptada en el 002, el cual se viene construyendo en Shanghai.

“En otras palabras, el 002 diferirá en gran medida del Liaoning y del 001A, pareciéndose más a sus similares norteamericanos que a los rusos”, recalcó Li.

Portaaviones más avanzados utilizan el Sistema de Catapulta Electromagnética o Lanzador Electromagnético, pero el país todavía analiza este mecanismo, explicó Li. “La diferencia principal es que es más flexible y la velocidad puede controlarse por lo que puede propulsar aviones de tamaños distintos”.

Por su parte, Yin indicó: “A fin de proteger los territorios de China y sus intereses en el extranjero, el país necesita dos grupos de portaaviones de ataque en el Océano Pacífico occidental y dos en el Océano Índico, por lo que requerimos al menos 5 o 6 de estas naves”.