Ejército chino salvaguardará derechos marítimos nacionales

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 26 abr (Xinhua) -- Las fuerzas armadas de China trabajarán de cerca con las agencias de supervisión de pesca y marítimas para salvaguardar conjuntamente los derechos e intereses marítimos nacionales, dijo hoy un vocero del Ministerio de Defensa Nacional chino.


El vocero Geng Yansheng hizo las declaraciones en una conferencia de prensa mensual del Ministerio de Defensa Nacional al responder una pregunta de si la Armada china enviará embarcaciones de guerra a patrullar el Mar Meridional de China después del caso del 10 de abril, cuando 12 botes pesqueros chinos fueron hostigados por una lancha caonera de la Armada filipina cuando se refugiaban del mal clima en una laguna cerca de la Isla Huangyan. Dos embarcaciones de Vigilancia Marina chinas que realizaban un patrullaje de rutina en el área acudieron en rescate de los pescadores. La Armada china no envió embarcaciones de guerra en esa ocasión.

Geng dijo que la postura de China sobre el Mar Meridional de China es firme y clara y afirmó que el ejército chino asume la responsabilidad de defender la soberanía del territorio nacional y de salvaguardar los derechos e intereses marítimos.

“Las fuerzas armadas chinas han persistido en implementar su misión bajo el despliegue unificado de la nación”, dijo. El ejército, de acuerdo con sus tareas y responsabilidades, realiza esfuerzos conjuntos con los departamentos de supervisión de pesca y marítima para salvaguardar los derechos e intereses marítimos nacionales.

En una conferencia de prensa de rutina el jueves en la tarde, el vocero de la cancillería china Liu Weimin reiteró que la Isla Huangyan es una parte inherente del territorio chino y que la soberanía de China sobre la isla no requiere el arbitraje internacional.

Liu hizo las declaraciones después de que Filipinas declarara que presentaría unilateralmente la disputa sobre la Isla Huangyan al Tribunal Internacional del Derecho del Mar.

Liu dijo que las intervenciones de cualquier agencia internacional en asuntos relacionados con la soberanía territorial y los derechos marítimos necesitan apegarse a los procedimientos y principios correspondientes, es decir, al consentimiento mutuo de las partes involucradas.

“El despliegue parcial de Filipinas no ayudará a resolver la disputa actual”, afirmó.

De acuerdo con informaciones periodísticas, el Departamento Filipino de Educación confirmó el miércoles su plan de abrir una escuela primaria en la Isla Zhongye, que pertenece a las Islas Nansha de China en el Mar Meridional de China.

En respuesta a la acción, Liu dijo que China tiene soberanía sobre las Islas Nansha y sus aguas adyacentes y se opone a cualquier actividad ilegal que viole su soberanía.

El vocero urgió a Filipinas a que acate la Declaración de Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China, se abstenga de emprender cualquier acción que complique o escale las tensiones y socave la paz y estabilidad regionales.

Liu advirtió que la parte filipina debe abandonar sus acciones mezquinas, que no ayudarán a resolver los asuntos relacionados con la Isla Huangyan.

La disputa sobre la Isla Huangyan fue causada por el hostigamiento filipino a botes pesqueros y pescadores chinos y China ha presentado protestas a la parte filipina en Beijing y en Manila, dijo Liu.

La embajada china en Manila ha realizado esfuerzos incansables para resolver apropiadamente la disputa y salvaguardar el desarrollo sano y estable de las relaciones bilaterales dijo Liu y pidió a Filipinas que ofrezca la debida cortesía y conveniencia a los diplomáticos chinos de acuerdo con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

Liu demandó de nuevo que Filipinas considere con seriedad las preocupaciones de China y respete su soberanía territorial, y afirmó que China salvaguardará firmemente su soberanía territorial.

También urgió a la parte filipina a que se abstenga de emprender acciones que intercionalicen las tensiones, propicien la injerencia de otros países y de hacer declaraciones engañosas que sean contrarias a los hechos y a los principios legales.

“Esperamos que Filipinas haga los debidos esfuerzos para restablecer la paz y estabilidad de la Isla Huangyan”, dijo.