El crecimiento del gasto militar de China es acorde con su desarrollo económico

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

China anunció ayer un incremento de 11,2% en su presupuesto militar para 2012. China sigue una política militar nacional de naturaleza defensiva comprometida con la vía del desarrollo pacífico, y añadió que para un país con una población...


(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – China anunció ayer domingo que planea aumentar su presupuesto de defensa nacional en un 11,2 por ciento hasta los 670.000 millones de yuanes (106.400 millones de dólares) en 2012.

El borrador del presupuesto de defensa para este año es superior en 67.600 millones de yuanes (10.700 millones de dólares) al de 2011, según reveló Li Zhaoxing, portavoz de la V Sesión de la XI Asamblea Popular Nacional (APN), la máxima legislatura de China.

“El gobierno chino sigue el principio de coordinar el desarrollo de la defensa con el de la economía, y fija los gastos de defensa del país según las necesidades de la defensa nacional y el nivel de desarrollo económico”, explicó Li, exministro de Relaciones Exteriores, quien indicó que el crecimiento de los gastos de defensa del país es “razonable y apropiado”.

“El gobierno chino ha mantenido un incremento razonable y apropiado en los gastos de defensa sobre la base del rápido desarrollo económico y social y el estable aumento de los ingresos fiscales”, subrayó.

“En los tres años que han pasado desde que estalló la crisis financiera internacional, el Producto Interno Bruto (PIB) y los gastos fiscales nacionales de China han registrado crecimientos anuales de 14,5 y 20,3 por ciento, respectivamente, pero los gastos de defensa sólo aumentaron un 13 por ciento”, precisó Li.

El portavoz también indicó que la porción de los gastos de defensa de China en su PIB descendió de 1,33 por ciento en 2008 a 1,28 por ciento en 2011, y aquella en los gastos fiscales disminuyó de 6,68 por ciento en 2008 a 5,53 por ciento en 2011.

El grueso del gasto militar está destinado a entrenamiento, mantenimiento, equipamiento y salarios, según Li. Los costes por investigación, experimentación, adquisiciones, reparaciones, transporte y almacenamiento de todos los armamentos y equipos, incluidos los nuevos tipos de armas, figuran en el presupuesto de defensa que es publicado cada año, aseguró.

Frente a los comentarios de algunos analistas de otros países sobre la supuesta “amenaza” que el incremento del presupuesto militar chino podría suponer para la paz mundial, Li subrayó que China sigue una política militar nacional de naturaleza defensiva comprometida con la vía del desarrollo pacífico, y añadió que para un país con una población de 1.300 millones de personas y una extensión territorial y costera como la de China, el gasto militar es bajo comparado con otros grandes países.

Wen Bing, otro investigador de la academia, dijo que el aumento moderado del presupuesto de defensa del país refleja la serenidad y compostura del gobierno chino bajo el cambiante entorno estratégico global.

“En términos de los gastos de defensa, el gobierno no adoptará, como algunos analistas extranjeros han sugerido, una respuesta drástica, ni reaccionará de forma desproporcionada, ante el ‘empeoramiento de la seguridad global'”, indicó Wen.

Los gastos militares de China son reducidos comparados con los de Estados Unidos, que se sitúan en 725.000 millones de dólares, y su cifra per cápita también es muy inferior a la de ese país, destacó Luo.

Mientras que los gastos militares de China representaron en 2011 el 1,28 por ciento de su PIB, los de Estados Unidos, Reino Unido y otros países excedieron el 2 por ciento, comparó el portavoz.

“La limitada fuerza militar de China es sólo para defender su soberanía nacional e integridad territorial, y no representa una amenaza para ningún país”, insistió.

Un informe de INS Jane, un grupo de expertos europeo, dice que los gastos militares de China aumentarán 119.800 millones de dólares en 2011 a 238.200 millones en 2015.

“No sé de dónde sacaron las cifras para ese informe”, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa Nacional de China, Geng Yansheng, en una conferencia de prensa celebrada en febrero pasado en Beijing, en la que también insistió en que China siempre aboga por un desarrollo coordinado entre la defensa nacional y la economía.

“China no desarrollará su fuerza militar más allá de las demandas de la seguridad nacional ni de las posibilidades de su capacidad económica, y tampoco se embarcará en una carrera armamentista con ningún país”, aseveró Geng.

Li, el portavoz de la sesión anual del Parlamento, también apuntó que China es transparente no sólo con las cifras relacionadas con la defensa nacional, sino también con el hecho de que todo el personal vinculado con la defensa nacional y la diplomacia del país funcionan con el objetivo de mantener la paz.

“Hemos hecho tremendos esfuerzos junto con todos los países y pueblos amantes de la paz para mantener la paz mundial”, dijo.

Hasta junio del año pasado, China había mandado un total de 2.044 efectivos de mantenimiento de la paz a 12 zonas del mundo, y la Armada nacional ha enviado buques de escolta al Golfo de Adén y las aguas frente a la costa de Somalia para proteger miles de barcos comerciales de China y otros países, según el vocero.