El nuevo portaaviones chino no amenaza el equilibrio de poder en Asia

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

"China había buscado desde hace tiempo un portaaviones porque era el único miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que no tenía un buque de ese tipo", afirma Ruslan Pukhov, experto ruso en temas internacionales.


(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – El primer portaaviones chino zarpó ayer del puerto de Dalian a las 6 de la mañana acompañado de varias embarcaciones de servicio, según indica el rotativo local ‘Global Times’, que cita fuentes próximas al programa de pruebas del nuevo navío.

El portaaviones salió a alta mar sin ningún código naval, ya que aún no ha entrado en servicio, según dicha fuente, y la navegación en la zona fue restringida por las autoridades marítimas hasta el próximo domingo. No obstante, sigue sin conocerse la duración concreta del entrenamiento.

‘Global Times’ cita a Li Jie, del Instituto de Investigación Naval del ejército chino, quien opina que las pruebas incluirán probablemente tests sobre su capacidad, armamento y sistemas de control. El ministerio de Defensa Nacional chino dijo que desglosará nuevos detalles del ensayo en los próximos días.

Tras las pruebas, según fuentes oficiales, el buque regresará al puerto de Dalian, en la provincia nororiental de Liaoning, para continuar con los trabajos de reacondicionamiento. Habrá que esperar un tiempo bastante largo para que el nuevo portaaviones esté completamente operativo, según fuentes militares.

Temores externos

Numerosos medios de fuera de China se han hecho eco de la primera salida al mar del primer portaaviones.

El británico ‘The Guardian’ calificaba el evento como una “potente demostración de la creciente potencia naval que está creando orgullo en casa y preocupación en el resto de la región”. Por su parte, el japonés ‘Asahi Shimbun’ mencionaba que “China es el único país en Asia Oriental con un portaaviones en su flota”.

El ‘Hindustan Times’, de la vecina India –que sí cuenta con un portaaviones- subrayaba que este evento “marca un paso adelante en los planes a largo plazo de China para construir una fuerza de portaaviones que proyecte poder en la región asiática” y cita una entrevista por teléfono a Ni Lexiong, experto en política marítima de la Universidad de Ciencias Políticas de Shanghái, quien afirma que “su importancia simbólica [del portaaviones Varyag] supera su importancia práctica”.

A pesar de las susceptibilidades regionales, las autoridades chinas han subrayado en numerosas ocasiones que es “natural” que un país como China tenga un portaaviones, por su prolongada línea costera y sus extensas aguas territoriales.

Peng Guangqian, estratega militar consultado por ‘Global Times’, opina que el ensayo es importante para el desarrollo militar de China, pero que no debería concedérsele tanta importancia. “Es algo grande para el ejército chino, pero los portaaviones no son nada nuevo en el mundo y en este caso, construido principalmente para entrenamiento, no tendrá un impacto destacado en la escena internacional”.

Pukhov: el portaaviones no cambia el equilibrio de poder

El experto ruso en temas internacionales Ruslan Pukhov, presidente del Centro de Estrategia y Análisis de Tecnologías de Moscú, dijo consultado por la agencia oficial china Xinhua que un solo portaaviones no altera el equilibrio de poder en la región.

“Es un asunto de orgullo y seguridad nacionales”, dijo Pukhov, quien agregó que el portaaviones muestra que la Armada china se ha estado desarrollando. “China había buscado desde hace tiempo un portaaviones porque era el único miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que no tenía un buque de ese tipo”, afirmó.

Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, España, Italia, India, Brasil y Tailandia operan un total de 21 portaaviones en todo el mundo.

El experto ruso indicó que es difícil convertir un portaaviones en un buque de combate factible. “El Varyag no puede usarse para operaciones de combate porque es obsoleto. Las fuerzas armadas chinas dicen que van a usarlo sobre todo como una embarcación de entrenamiento”, dijo Pukhov.

“Los portaaviones listos para la guerra podrían aparecer en China en los próximos 15 o 20 años si Pekín no abandona el programa”, dijo.