Intervención estadounidense en disputas marítimas perjudica paz en Asia-Pacífico

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

EEUU se ha inmiscuido recientemente en las disputas bilaterales en las aguas que circundan China, criticando la acción de Beijing de establecer una ciudad en el Mar Meridional de China y prestando apoyo velado a otros demandantes. Washington ha afirmado una y otra vez que no toma ninguna posición respecto a las reclamaciones de soberanía sobre el Mar Meridional de China, pero que tiene intereses nacionales en mantener la paz y la estabilidad regionales.


EEUU se ha inmiscuido recientemente en las disputas bilaterales en las aguas que circundan China, criticando la acción de Beijing de establecer una ciudad en el Mar Meridional de China y prestando apoyo velado a otros demandantes.

ý Washington ha afirmado una y otra vez que no toma ninguna posición respecto a las reclamaciones de soberanía sobre el Mar Meridional de China, pero que tiene intereses nacionales en mantener la paz y la estabilidad regionales.

ý La retórica bien pulida ha sido socavada por sus acciones.

ý EEUU armó un escándalo sobre el establecimiento de la ciudad de Sansha, un asunto correspondiente a la soberanía de China, diciendo que “continuaba preocupado” por la acción “unilateral”. Mientras tanto, hizo caso omiso a los actos provocativos de otros países, tales como Vietnam y Filipinas.

ý Este doble estándar ha hecho su proclamada posición de igualdad menos convincente, dañando la credibilidad de la política exterior de EEUU.

ý EEUU también ha instado en repetidas ocasiones a países involucrados en disputas marítimas a comportarse según las leyes internacionales y las regulaciones concernientes.

ý Prometiendo a Japón apoyo militar en caso de un ataque armado sobre las Islas Diaoyu de acuerdo con un pacto de seguridad mutua, EEUU ha desafiado abiertamente las normas internacionales que siempre requiere a otros que respeten.

ý Animado por la postura estadounidense, Japón dijo el viernes pasado que considerará enviar su Fuerza de Autodefensa en respuesta a las disputas por las islas en el Mar de China Oriental que pertenecen a China.

ý Tanto China como EEUU han proclamado durante largo tiempo un compromiso compartido a una “relación entre EEUU y China positiva, cooperativa e integral”.

ý Los episodios recientes han puesto en duda si Washington está dispuesto a implementar el objetivo declarado, pues sus acciones parecen diseñadas más a acorralar a Beijing que a explorar una posible evolución de las relaciones.

ý Semejante enfoque corre el riesgo de colocar a EEUU en otro atolladero en los Mares de China Meridional y Oriental, y también resulta perjudicial para la paz y la estabilidad regionales.

ý Un puñado de estrategas renombrados, incluido Henry Kissinger, señaló hace tiempo que EEUU no puede echar raíces en la región de Asia-Pacífico sin la cooperación efectiva con China, lo que significa que las políticas estadounidenses en la región de Asia-Pacífico sufrirán de una corta vida si el país norteamericano se distancia de China.

ý Washington debería cumplir su compromiso buscando verdadera y determinadamente una relación de cooperación con Beijing, y convertirse en una fuerza propicia para la paz regional, en vez de inmiscuirse en los asuntos domésticos de otros países e intentar solucionar las disputas marítimas bilaterales según sus propios intereses.

China estableció el 24 de julio oficialmente la ciudad de Sansha en la isla Yongxing en la provincia de Hainan, en el extremo sur del país.

ý En una ceremonia de establecimiento de la ciudad, Sun Saochi, viceministro de Asuntos Civiles, anunció la aprobación del Consejo de Estado del establecimiento de la ciudad.

ý Luo Baoyou, jefe del Partido en la provincia de Hainan, dijo en un discurso inaugural que Sansha fue establecida para administrar las islas de Xiosha, Zhongsha y Nansha y sus aguas circundantes en el Mar Meridional de China.

ý “El gobierno provincial estará dedicado a convertir a la ciudad en una base importante para salvaguardar la soberanía de China y para servir al desarrollo de los recursos marítimos”, comentó.

ý La tarea principal ahora será construir un poder político en Sansha para garantizar la administración eficiente.

ý El gobierno de la ciudad se localiza en la isla de Yongxing de 2,13 kilómetros cuadrados, la isla mayor del grupo de islas de Xisha.

En la actualidad, la isla de Yongxing ha tomado la forma de una ciudad con infraestructura que incluye un pequeño aeropuerto militar, un puerto marítimo, calles, una clínica, una oficina de correos y un observatorio. Los 613 residentes locales que viven de la pesca se convirtieron en residentes oficiales de Sansha.

ý Para la mayoría de los residentes locales el problema de vivir en la isla es la falta de servicios médicos. Pero este problema se resolverá una vez que esté terminado el Hospital Popular Nueva Xisha. Está previsto que sea inaugurado a fines de este año.

ý El gobierno de la ciudad recién elegido se dedicará en los próximos cinco años a la gestión administrativa, al desarrollo económico, al sustento de la población y a la protección del medio ambiente, y planea convertir al turismo en uno de los tres motores económicos para el desarrollo de la ciudad de Sansha, además de la pesca y la exploración petrolera y de gas.