Pese a los roces, China y EEUU mantienen el diálogo militar

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

A pesar de los problemas en la relación derivados de la venta de armas a Taiwán y el acuerdo militar con Australia para incrementar la presencia del ejército estadounidense en la región del Pacífico, tanto Pekín como Washington han mantenido este encuentro tal y como estaba previsto. Esto “demuestra que ambos países son sinceros cuando dicen que están determinados a mantener los...


(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – China y Estados Unidos celebraron ayer su doceava ronda de consultas sobre Defensa, que tiene por objeto controlar los riesgos y evitar malentendidos entre sus respectivas fuerzas armadas.

“El hecho de que las consultas se hayan celebrado tal y como estaba previsto demuestra que ambos países son sinceros cuando dicen que están determinados a mantener los intercambios militares”, dijo Ma Xiaotian, subjefe del Estado Mayor General del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China, al comienzo de las consultas anuales. Ma calificó el encuentro como uno de los mecanismos más antiguos y bien operados a que se han comprometido las fuerzas militares de ambos países.

Estas rondas de diálogo fueron lanzadas en 1997 a partir de un acuerdo alcanzado entre el entonces presidente chino, Jiang Zemin, y su homólogo estadounidense, Bill Clinton,

Sin embargo, las relaciones militares entre las dos partes no siempre han sido armónicas en los años recientes. El 30 de enero de 2010, Washington anunció un paquete de venta de armas por un valor de 6.400 millones de dólares a Taiwán, lo cual condujo a una congelación de los contactos militares entre ambos países durante casi un año, hasta que el entonces secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, visitó China en enero de 2011.

Las consultas constituyeron el primer compromiso entre los ministerios de Defensa de ambos países desde que Estados Unidos anunciara en septiembre su venta de armas por 5.850 millones de dólares a Taiwán, incluida la actualización de 145 aviones caza propiedad de la isla.

China se opuso vehementenmente a la venta porque considera que generará graves obstáculos para los intercambios normales entre las fuerzas armadas.

“Aunque las consultas se llevaron a cabo de acuerdo con lo programado, el asunto de la venta de armas a Taiwán no se puede eludir”, señaló Luo Yuan, investigador de la Academia de Ciencias Militares del EPL.

Esta ocasión ha llegado también poco después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, anunciase en Australia junto a la primera ministra de dicho país, Julia Gillard, un aumento del número de efectivos estadounidenses en la base militar que la armada norteamericana posee en el norte del país austral, una decisión que fue vista con recelos desde Pekín.

Durante las consultas, Ma exhortó a Estados Unidos a que elimine los obstáculos para impulsar las relaciones militares, según indicó un comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Defensa Nacional de China.

La venta de armas a Taiwán restringirá los contactos entre las dos fuerzas armadas, y las actividades de reconocimiento de aviones y embarcaciones estadounidenses siguen siendo importantes obstáculos, señaló Ma.

Por su parte, la subsecretaria estadounidense de Defensa, Michele Flournoy, quien encabeza la delegación, dijo al comienzo de las consultas que Estados Unidos espera con ansia tener la oportunidad de “discutir con franqueza las diferencias”.

En el comunicado de prensa no se incluyeron las declaraciones de Flournoy sobre la venta de armas, pero dijo que las consultas se sostuvieron en una “atmósfera franca y constructiva” y “alcanzó el propósito previsto”.

Las dos partes también intercambiaron puntos de vista sobre los “desafíos de seguridad comunes y asuntos internacionales y regionales correspondientes” durante las consultas, dice el comunicado.

La comunicación estrecha en asuntos internacionales y regionales podría ayudar a las dos partes a desechar las dudas y elevar la confianza, dijo Luo Yuan, quien indicó que China y Estados Unidos desempeñan papeles cruciales en el escenario mundial. “La cooperación sinoestadounidense no sólo tiene que ver con las relaciones bilaterales, sino que también tiene un impacto en la región de Asia Pacífico y en el mundo entero”, afirmó.

Es completamente equivocado decir que el “conflicto entre Estados Unidos y China es inevitable”, afirmó Flournoy.

La delegación estadounidense está integrada por cerca de 20 representantes de los departamentos de Defensa y de Estado, del Estado Mayor Conjunto y del Comando del Pacífico, así como de la Marina y la Fuerza Aérea.