Portaaviones chino se prepara para su presentación oficial

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

El primer portaaviones de construcción china está siendo equipado y la tarea se desarrolla según lo previsto, señaló el portavoz del ministerio de Defensa, Wu Qian, el jueves.


El primer portaaviones de construcción china está siendo equipado y la tarea se desarrolla según lo previsto, señaló el portavoz del ministerio de Defensa, Wu Qian, el jueves.

En cuanto a su lanzamiento, el funcionario indicó que será pronto y que no se hará esperar mucho al público. Sus declaraciones llegan en respuesta a los rumores de que la nave debutaría el 23 de abril, durante las celebraciones por el 68 aniversario de la Armada Popular de Liberación.

El equipamiento usualmente alude a la instalación de radares, motores y otros componentes clave, pero algunos mecanismos como las armas, deben implementarse tras su primer viaje en mar, sostuvo Zhu Chenghu, profesor de la Universidad de Defensa Nacional.

“El lanzamiento es solo el primer paso”, resaltó. “A juzgar por lo hecho hasta ahora, el nuevo portaaviones todavía debe pasar una etapa de pruebas durante uno o dos años, tanto en el muelle como en mar abierto, antes de que sea oficialmente entregado a la Marina.

“Sin embargo, la presentación de la primera nave diseñada en China es un paso sin precedentes en el camino hacia la formación de una armada de clase mundial”, enfatizó el docente. “Las invalorables lecciones aprendidas en la producción de esta nave desde su inicio ayudarán a China en la fabricación de otras máquinas en el futuro y en su buena y rápida disposición para el combate”.

Según el Ministerio de Defensa, el portaaviones, cuya producción se lleva a cabo en Dalian, en la provincia de Liaoning, tendrá un desplazamiento de 50.000 toneladas métricas, así como motores convencionales y sistemas propulsores de aviones caza similares a los del CNS Liaoning, el primer modelo de ese tipo en China.

La diferencia más importante yace en las funcionas de ambas embarcaciones, destacó Zhu. Mientras el Liaoning se enfoca principalmente en entrenamiento e investigación, la nueva unidad se centrará en acciones de combate y defensa.

El modelo poseerá más espacio para carga, con un radar más sofisticado, armas de avanzada y motores más confiables que el Liaoning, el cual fue producto de la renovación de una nave no terminada de la era soviética, Varyag, la cual “no dio mucho margen para la optimización y mejora debido a lo anticuado de su diseño”, añadió el académico.

El general de división del Ejército Popular de Liberación, Peng Guangqian, un estratega militar, apuntó que los portaaviones chinos, así como los de otros países, están muy por detrás de las unidades estadounidenses en términos de tamaño, escala y capacidad de combate, “porque la doctrina de la armada de Estados Unidos requiere dominio global sin lugar a dudas, mientras que las naves chinas son primordialmente para fines defensivos”.

Frente a la interrogante sobre los recientes ejercicios militares chinos en la frontera con Myanmar tras los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad del país y rebeldes étnicos, el portavoz anotó que las maniobras fueron parte de un programa de entrenamiento anual y que China informó a dicha nación antes de su ejecución.