Portaaviones garantizan seguridad marítima de China, dice experto militar

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

Song Xiaojun, experto en asuntos militares, señaló en entrevista con Radio Internacional de China, que la construcción de grandes buques y lanchas, portaaviones incluidos, demuestra la elevación del poderío nacional.


El Comandante de la Fuerza Naval de China Wu Shengli reveló recientemente que China redoblará sus esfuerzos para construir grandes buques y lanchas de combate. Al respecto, Song Xiaojun, experto en asuntos militares, señaló en entrevista con Radio Internacional de China, que la construcción de grandes buques y lanchas, portaaviones incluidos, demuestra la elevación del poderío nacional. Algo que favorece la modernización de la construcción naval, y constituye una importante garantía de la seguridad marítima del país.

Este año se cumple el aniversario 60 de la fundación de la Armada china. En los seis decenios transcurridos desde entonces, la fuerza naval de China se ha convertido en un contingente armado estratégico, integral e internacional, que dispone de tropas de infantería naval, submarinas, aerotransportadas y guardacostas. Según el Comandante Wu Shengli, China se aplicará asimismo a la producción de nuevos submarinos y cazas de patrulla de ondas ultrasónicas, entre otros.

En este sentido, Song Xiaojun afirma que estos esfuerzos de la armada ayudarán a optimizar la industria de la construcción naval.

“Actualmente se ubica en un 40% el porcentaje de piezas nacionales utilizadas en la construcción naval de nuestro país, cifra muy baja aún. ¿Cómo se alcanza la optimización de la construcción naval? Creo que debemos aumentar la inversión. La construcción naval es un símbolo de la modernización del país, y, al mismo tiempo, una importante garantía de nuestra seguridad marítima nacional.”

Song cree que la construcción de grandes buques y lanchas protege por partes iguales la seguridad marítima y económica del país.

“Hoy en día, nuestro poderío en la defensa marítima no se ubica al mismo nivel que el desarrollo económico y comercial. Mientras la economía y el comercio avanzan a alta velocidad, el desarrollo de la fuerza naval se produce con lentitud. China necesita una armada oceánica, especialmente en esta era de rápida industrialización y urbanización. Importamos grandes cantidades de materia prima, como menas de hierro o petróleo, y exportamos numerosas mercancías al exterior al mismo tiempo. Por lo tanto, nuestra armada debe asumir la misión de proteger la seguridad marítima.”

La posibilidad de que China disponga de portaaviones atrae la atención de la comunidad internacional. Al respecto Song subraya que el objetivo de China al desarrollar su fuerza naval no es buscar la hegemonía marítima. Es posible que construyamos un portaaviones de medianas dimensiones, procurando el uso de tecnologías nacionales.

“No importa cuál tipo de portaaviones hagamos; lo más importante es que sea de producción china. Ese es el criterio predominante. Otro premisa es que no deben ser demasiado grandes, porque no procuramos ejercer la hegemonía marítima, ya que, a nuestro juicio, la paz y el desarrollo siguen siendo los temas básicos que deben regir las relaciones internacionales.”

Song subraya que la Armada china solo tiene 60 años de historia, lo que explica la enorme brecha que todavía la separa de las Fuerzas Navales de los países avanzados, tanto en equipos como en nivel de ejercicios y experiencia. El desarrollo de la armada no es algo que se obtenga de la noche a la mañana: se necesitan los esfuerzos de generaciones.