Primer diálogo ministerial China-EEUU sobre seguridad cibernética da frutos positivos

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

El primer diálogo ministerial China-Estados Unidos sobre el combate a los delitos cibernéticos realizado hoy en Washington tuvo resultados positivos pues las dos partes trabajaron arduamente para eliminar uno de los principales obstáculos para el desarrollo de los lazos bilaterales.


El primer diálogo ministerial China-Estados Unidos sobre el combate a los delitos cibernéticos realizado hoy en Washington tuvo resultados positivos pues las dos partes trabajaron arduamente para eliminar uno de los principales obstáculos para el desarrollo de los lazos bilaterales.

El diálogo fue presidido de manera conjunta por el consejero de Estado y ministro de Seguridad Pública de China, Guo Shengkun, y por la procuradora general de Estados Unidos, Loretta Lynch, y el secretario de Seguridad Interna, Jeh Johnson.

La reunión, convocada de conformidad con el acuerdo logrado por el presidente chino Xi Jinping y el presidente estadounidense Barack Obama durante la primera visita de Estado de Xi a Estados Unidos en septiembre, también tuvo como fin implementar el consenso de cinco puntos logrado por las dos partes durante la visita a Estados Unidos en septiembre de Meng Jianzhu, secretario del Comité de Asuntos Políticos y Legales (CAPL) del Comité Central del Partido Comunista de China.

Durante el diálogo entablado en el Departamento de Justicia de Estados Unidos, las dos partes llegaron a un acuerdo sobre las pautas de la lucha conjunta chino-estadounidense contra los delitos cibernéticos y asuntos relacionados y sobre el establecimiento de una línea directa.

Funcionarios del CAPL y de los ministerios chinos de Justicia, Seguridad Pública, Seguridad Estatal, Relaciones Exteriores e Industria y Tecnologías de la Información asistieron al diálogo.

Los participantes identificaron varios casos para la cooperación futura con el fin de mejorar la seguridad cibernética, llegaron a un nuevo consenso sobre el combate al terrorismo cibernético y llegaron a acuerdos sobre programas específicos para el fortalecimiento del desarrollo de capacidades en el combate a los delitos cibernéticos.

Entre los casos discutidos se encuentra uno relacionado con el presunto robo de datos de la Oficina de Manejo de Personal de Estados Unidos por parte de piratas cibernéticos chinos. Tras una investigación, el caso resultó ser penal y no un ataque cibernético patrocinado por el Estado como creyó con anterioridad la parte estadounidense.

En sus declaraciones en la reunión, Guo dijo que China y Estados Unidos tienen intereses compartidos en cuanto a proteger la seguridad cibernética y que pueden convertir las diferencias en puntos de cooperación bilateral.

Guo exhortó a las dos partes a aprovechar la oportunidad para implementar el consenso y las pautas logradas por los dos presidentes en la cumbre de septiembre y esta semana en la reunión de la ONU sobre el clima en París.

Guo dijo que la cooperación bilateral en aplicación de la ley en seguridad cibernética ha entrado en una nueva fase de progreso pues las dos partes han resuelto algunos problemas específicos a través de la cooperación práctica y la comunicación franca, lo cual ha ayudado a impulsar el entendimiento y la confianza mutuos.

Guo prometió que China trabajará con Estados Unidos para impulsar la construcción de un mecanismo de cooperación cibernética en aplicación de la ley basado en “los principios del respeto a la ley, la reciprocidad, la honestidad y el pragmatismo”.

También propuso a las dos partes insistir en el uso del mecanismo de diálogo como el canal principal para la comunicación y el intercambio de información para abordar los problemas de seguridad cibernética, dar una respuesta rápida y efectiva a las peticiones de la otra parte y manejar de manera constructiva las diferencias.

La parte estadounidense dijo que China y Estados Unidos, las dos mayores economías del mundo, tienen intereses en común en la protección de la seguridad cibernética y que Estados Unidos está dispuesto a tomar medidas concretas para implementar el consenso logrado en las cumbres Obama-Xi.

Los funcionarios estadounidenses también pidieron aumentar el intercambio de información y los esfuerzos conjuntos contra los delitos cibernéticos, incluyendo el terrorismo cibernético y el robo de secretos comerciales. También expresaron la esperanza de que el mecanismo de diálogo desempeñe un papel positivo en cuanto a asegurar que la cooperación conjunta en la lucha contra los delitos cibernéticos logre más resultados positivos.

Las dos partes acordaron realizar el próximo diálogo ministerial sobre seguridad cibernética en junio del próximo año en Beijing.

La seguridad cibernética se ha convertido en una de las principales causas de tensión en los lazos entre las dos naciones. Estados Unidos ha acusado en repetidas ocasiones al gobierno chino de patrocinar el robo cibernético de secretos comerciales de empresas estadounidenses.

China ha rechazado las acusaciones y ha afirmado que sus políticas prohíben toda forma de delito cibernético. Sin embargo, China ha aceptado cooperar con Estados Unidos en el combate a los delitos cibernéticos y a formular las reglas para proteger la seguridad en el ciberespacio.