Recorte en número de soldados apunta hacia camino de desarrollo pacífico

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 4 sep (Xinhua) -- El anuncio del presidente Xi Jinping antes del desfile del jueves por el Día de la Victoria en el sentido de que China realizará un recorte de 300.000 soldados demuestra la determinación del país de apegarse al camino del desarrollo pacífico.


BEIJING, 4 sep (Xinhua) — El anuncio del presidente Xi Jinping antes del desfile del jueves por el Día de la Victoria en el sentido de que China realizará un recorte de 300.000 soldados demuestra la determinación del país de apegarse al camino del desarrollo pacífico.

El momento del anuncio, que sorprendió a muchos, demuestra la sinceridad de China pues el muy esperado desfile fue el primero de la nación para conmemorar el 70° aniversario de la Guerra del Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la Guerra Mundial contra el Fascismo.

El recorte es una medida coherente para China que ha sido una fuerza activa en el control de armas y el desarme en el ámbito global.

El recorte, que concluirá para fines de 2017, será la undécima reducción militar de China desde la fundación de la Nueva China el 1 de octubre de 1949 y el cuarto desde los ochenta.

En 1985, China redujo su ejército en más de un millón de elementos, el mayor recorte jamás realizado. Después de la reciente medida, el nivel de tropas de China será de dos millones, en comparación con los 6,27 millones de 1949.

Muy pocos países han realizado tantas reducciones en una escala tan grande.

Los ya programados recortes demuestran que los argumentos en el sentido de que China buscó mostrar su poderío militar con el desfile masivo son infundados. Tales voces son malintencionadas porque subrayan la teoría de la llamada “amenaza china” que algunos medios occidentales han estado publicitando.

Los recortes también demuestran que el gobierno chino no lanza consignas vacías. Las actividades conmemorativas del jueves buscaron en parte valorar la paz y abrir el futuro.

Es cierto que incluso después del recorte, las fuerzas militares de China seguirán siendo las mayores del mundo, pero su tamaño, mantenido con fines defensivos, satisface las necesidades prácticas de la nación que tiene una población de 1.300 millones de habitantes.

Además de salvaguardar la unidad nacional y la integridad territorial, China necesita un ejército que se encargue de tareas no militares como asistencia en caso de desastre, mantenimiento de paz y rescate internacional.

De acuerdo con estadísticas oficiales, desde el devastador sismo de 2008, las fuerzas armadas de China han desplegado más de 2,5 millones de elementos militares en misiones no militares.

En el ámbito global, cerca de 30.000 soldados chinos han prestado sus servicios hasta ahora en misiones de mantenimiento de paz de la ONU, la cifra más alta de entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Además, China también necesita su ejército para enfrentar la amenaza del terrorismo, el separatismo y el extremismo.

Por lo tanto, mantener un nivel apropiado en las fuerzas armadas es algo necesario para China.

En comparación con Japón que tiene 250.000 soldados para una población de menos de 130 millones de personas, los dos millones de soldados no son tantos para China cuya población es diez veces mayor que la de Japón.

Aunque China mantendrá un presupuesto moderado para la defensa nacional, el dinero será usado sobre todo para cubrir diversas necesidades como gasto en armamento nuevo, tecnología de la información y salarios.

En un informe oficial sobre el presupuesto se indicó en marzo que el gasto militar de China en el 2014 representó menos del 1,5 por ciento del PIB, cifra muy por debajo del promedio mundial de 2,6 por ciento.

En resumen, las acciones son más elocuentes que las palabras cuando se trata de ver cuál nación está avanzado realmente en un camino pacífico.