Titular de Defensa de EEUU destaca importancia de viaje a China

In Noticias, Seguridad y defensa by PSTBS12378sxedeOPCH

Al describir su visita de tres días como una jornada para impulsar la confianza, apertura y transparencia entre Beijing y Washington, Hagel dijo el jueves en Honolulu que los chinos son sus "amigos", al negar que la política estadunidense de "enfoque en Asia" constituya "una estrategia para contener a China".


El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, inició su primera visita a China desde que asumió el cargo.

Al describir su visita de tres días como una jornada para impulsar la confianza, apertura y transparencia entre Beijing y Washington, Hagel dijo el jueves en Honolulu que los chinos son sus “amigos”, al negar que la política estadunidense de “enfoque en Asia” constituya “una estrategia para contener a China”.

Esas palabras fueron ciertamente bien recibidas en Beijing. Sin embargo, otros mensajes de Hagel en los últimos días parecieron confundir y podrían no ser tan fácilmente interpretados como un gesto de amistad.

En una entrevista con el periodico Nikkei de Japón el sábado, Hagel criticó la zona de identificación de defensa aérea china (ADIZ) sobre el Este del Mar de China como provocativa y unilateral, colocando la culpa del lado equivocado sobre Beijing por elevar tensiones en una de las áreas geopolíticas más sensitivas.

Como nuevo titular de Defensa, Hagel ha tenido que ser informado de algunos hechos básicos.

El establecimiento de la ADIZ es una acción normal, y conforme con la Carta de Naciones Unidas y está destinada a asegurar estabilidad, mientras que la tensión que escala, en primer lugar, fue iniciada por la ilegal “nacionalización” de Tokio de las Islas Diaoyu de China en 2012.

Desde entonces, el gobierno nacionalista que encabeza el primer ministro Shinzo Abe lanzó una campaña política -que alcanzó su punto más alto por su visita al controversial Santuario Yasukuni- para desafiar una línea de fondo China.

En efecto, la creciente asertividad de Japón podría ser parcialmente atribuida a Estados Unidos. Declaraciones irresponsables de algunos políticos de Estados Unidos están envalentonando a las fuerzas derechistas en Tokio.

No hay duda de que China y Estados Unidos tienen diferencias, pero ambos comparten mucho más.

China sinceramente espera establecer un nuevo tipo de relaciones de alto nivel con Estados Unidos, que se caractericen por el respeto mutuo y la prosperidad común, que son esenciales para el desarrollo pacífico de China.

Como la segunda y primera economías del mundo, China y Estados Unidos tienen un interés compartido en un ambiente estable para facilitar la prosperidad económica. Ninguno de ambos, tampoco la economía global, pueden sustentar la confrontación o el conflicto.

En este campo, se prevé que la visita de Hagel a China abra una oportunidad especial a Estados Unidos para que aclare su política de “enfoque en Asia” y asegure sus intenciones amistosas a China en forma tal de fortalecer la confianza mutua y el entendimiento a través del Pacífico.

Ahora, el balón está del lado de Hagel.