20 años después, el legado de Deng Xiaoping edifica a China

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

Sichuan, 20/02/2017 (El Pueblo en Línea) - Este domingo se cumplen 20 años de la desaparición física del estadista chino Deng Xiaoping. Sin embargo, a pesar de que el inolvidable líder ya no se encuentra entre nosotros, China sigue beneficiándose de su sabiduría y legado político.


Este domingo se cumplen 20 años de la desaparición física del estadista chino Deng Xiaoping. Sin embargo, a pesar de que el inolvidable líder ya no se encuentra entre nosotros, China sigue beneficiándose de su sabiduría y legado político.

Como primera Zona Económica Especial de China, la ciudad de Shenzhen se ha transformado de un pequeño pueblo pesquero a la gran puerta comercial de entrada a China. Esto ha sido posible gracias al proceso de reforma y apertura que promovió y defendió Deng Xiaoping.

Deng Xiaoping ha sido llamado “el arquitecto de la reforma y apertura de China” por sus minuciosos esfuerzos en liderar la transformación moderna del país, iniciada desde finales de los años setenta.

Víctor Gao, académico, analista e intérprete que trabajó con Deng Xiaoping, considera que aún sus ideas ejercen un gran influencia en el gigante asiático.

“A mi juicio, Deng Xiaoping salvó a China. Desde finales de la década de 1970, trazó el mapa de la reforma y la apertura al mundo exterior que aún hoy sigue vigente y que ha generado beneficios palpables. Sin Deng Xiaoping, China probablemente no habría salido de esa enorme y pesada caja ideológica en la que estaba encerrada con mano de hierro”, afirma Gao.

Deng fue reconocido como parte del núcleo de la segunda generación del liderazgo del Partido Comunista de China.

Mientras que desde su despacho instruyó medidas progresistas que le valieron el respeto de sus compatriotas, en la práctica implementó osadas reformas y encontró soluciones únicas e innovadoras para el desarrollo de China.

“Deng tenía una manera muy particular de considerar los desafíos, encontrado soluciones singulares e innovadoras y siempre evitando estancarse en un hecho en particular. Cabe recordar su famosa frase que lo resume todo: Lo importante del gato no es que sea negro o blanco, sino que caze ratones”, destaca Gao.

En junio de 1984, Deng Xiaoping formuló el concepto de “un país, dos sistemas”, que más tarde facilitó el arreglo pacífico de la problemática de Hong Kong.

Bajo este concepto, China dejó intacto el modelo económico de Hong Kong después de que retornara al seno de la patria el primero de julio de 1997.

Incluso hoy, el concepto de “un país, dos sistemas” ha sido muy importante a la hora de abordar las relaciones de China continental con Taiwán.

“A pesar de que hay muchos retos y grandes cambios en la situación política de Hong Kong, considero que la mayoría de los residentes en Hong Kong, así como los chinos continentales, siguen reconociendo plenamente la veracidad y validez del concepto patriótico “un país, dos sistemas”, diseñado para la reunificación de China”, asegura Gao.

La sabiduría política de Deng Xiaoping ha logrado la actual estabilidad y prosperidad de Hong Kong. Por otra parte, sus planes de modernización han convertido a China en la segunda economía del mundo.

El legado de Deng Xiaoping como líder político y estadista se inscribe entre los hitos importantes de la gran nación china y es un ejemplo de sabiduría para el mundo.