35 años después, China está lista para nueva ronda de reformas

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

Cuando la reforma y apertura de China se aproximan a su 35 aniversario, la política que condujo a una economía china en gran parte rural y pobre para convertirse en la segunda mayor economía del mundo, también ha navegado en "aguas profundas", lo que ha hecho que la sociedad china y el resto del mundo se pregunten si continuará o no la reforma de China y cómo lo hará.


Cuando la reforma y apertura de China se aproximan a su 35 aniversario, la política que condujo a una economía china en gran parte rural y pobre para convertirse en la segunda mayor economía del mundo, también ha navegado en “aguas profundas”, lo que ha hecho que la sociedad china y el resto del mundo se pregunten si continuará o no la reforma de China y cómo lo hará.

El presidente de China, Xi Jinping, dijo el sábado a un grupo de miembros extranjeros del Consejo Siglo XXI en Beijing que China continurá firmemente adelante con su campaña de reforma y apertura.

“Entre más desarrollada esté China, más abierta será. Es imposible que China cierre la puerta que ya ha sido abierta. Nunca se pondrá fin a la reforma y apertura”, dijo Xi.

El presidente, quien también es secretario general del Comité Central del PCCh, dijo a los miembros del grupo de asesoría mundial que un proyecto de reforma integral será presentado en la próxima Tercera Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), que se sostendrá del 9 al 12 de noviembre.

LAS TERCERAS SESIONES PLENARIAS REVELAN CAMINOS DE REFORMA

Desde que China emprendió su reforma y apertura en 1978, las terceras sesiones plenarias del PCCh han llevado a cabo la misma tarea importante de promulgar destacadas reformas económicas, al mismo tiempo que ofrecen una visión de las características de gobernanza de la dirigencia central del país.

El profesor Xie Chuntao de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh dijo que las primeras y segundas sesiones plenarias generalmente tratan asuntos de personal, pero la tercera es conocida por sus grandes acciones sobre los asuntos.

La decisión de abrir el país alguna vez aislado y de reformar su lenta economía surgió por primera vez en 1978. Del 18 al 22 de diciembre de ese año, el XI Comité Central del PCCh sostuvo su tercera sesión plenaria en Beijing, en la que adoptó una decisión histórica de restablecer el orden alejándose de la caótica lucha de clases y enfocándose en el desarrollo económico a través del lanzamiento de la política de reforma y apertura. El encuentro es considerado un giro histórico para China.

La siguiente tercera sesión plenaria se sostuvo en octubre de 1984, y destacó por expandir la reforma a las ciudades.

La Tercera Sesión Plenaria del XIII Comité Central del PCCh en 1988 decidió rectificar el ambiente y orden de la economía.

El año 1992 marcó el comienzo de una nueva etapa de la reforma. Durante un histórico viaje de inspección en 1992 a las zonas económicas del sur de China, Deng Xiaoping, el principal artífice de la reforma de China, hizo anuncios que impulsaron la reforma económica.

Más tarde ese mismo año, se sostuvo el XIV Congreso Nacional del PCCh, y se anunció el establecimiento de una economía de mercado socialista como el próximo objetivo de la reforma económica.

En 1993, la Tercera Sesión Plenaria del XIV Comité Central del PCCh describió el marco básico para un sistema económico de mercado socialista y especificó que el mercado, bajo el control macroeconómico estatal, debe ser el medio básico para asignar recursos en la economía de China.

En las tres próximas terceras sesiones plenarias, la reforma económica siguió encabezando la agenda. La tercera sesión plenaria en 1998 estableció la meta de construir un campo socialista, mientras que la tercera sesión plenaria de 2003 especificó más el mapa de ruta para profundizar la reforma y la tercera sesión plenaria más reciente, en 2008, se enfocó en las reformas en las áreas rurales.

Zheng Yongnian, director del Instituto de Asia del Este de la Universidad Nacional de Singapur, dijo a Xinhua que la próxima tercera sesión plenaria está bajo los reflectores mundiales porque cada tercera sesión plenaria desde 1978 ha generado grandes expectativas en el público y determinado las prioridades del Partido para los años siguientes.

“El XVIII Congreso Nacional del PCCh (en 2012) fue claro sobre qué tipos de reforma y desarrollo buscará China en la nueva era. La dirección es clara. La tercera sesión plenaria es para preparar un programa de acción basado en eso”, dijo Zheng.

LA VIA DE REFORMA DEMUESTRA LA DETERMINACION SOBRE LA REFORMA

En diciembre de 2012, Xi Jinping llegó a la provincia de Guangdong, la frontera de la reforma, y empezó su primera gira de inspección como nuevo jefe del Partido.

El 8 de diciembre, Xi colocó un ramo de flores ante la estatua de bronce de Deng Xiaoping, donde declaró: “Venimos aquí a venerar la estatua de Deng Xiaoping para mostrar que continuaremos impulsando inquebrantablemente la reforma y apertura y que nos esforzaremos por alcanzar un nuevo progreso, nuevos avances y nuevas pasos para promover la reforma, la apertura y la campaña de modernización del país”.

A fines de 2012, el Buró Político del Comité Central del PCCh sostuvo un estudio de grupo sobre el “impulso inquebrantable de la reforma y apertura” y Xi subrayó que el Partido debe mejorar las políticas de reforma aprendiendo de la gente y demandar que los logros beneficien a más gente en una forma más justa.

En julio de 2013, Xi pasó tres días estudiando el asunto de la profundización de las reformas en la provincia de Hubei. Durante su estancia allí, dijo que China debe profundizar las reformas en áreas importantes con “valor y sabiduría políticos siempre crecientes” para superar las barreras institucionales que están restringiendo el crecimiento.

“No existe salida si nos quedamos quietos o si retrocedemos”, afirmó.

El nuevo gobierno central, que se formó en marzo, ha abolido o transferido 221 trámites de aprobación administrativa a los gobiernos locales.

En septiembre, se inauguró la Zona de Libre Comercio Piloto (Shanghai) de China, como un área de prueba de la desregulación de las tasas de interés en China.

El crecimiento del producto interno bruto (PIB) de China se aceleró a 7,8 por ciento en el tercer trimestre, arriba del 7,5 por ciento que en el segundo trimestre, lo que puso fin a las desaceleradas tasas de crecimiento del primer semestre del año.

Los analistas opinan que a partir de este año, la reforma institucional de China, destinada a modernizar la administración y descentralizar el poder en su núcleo, ha generado cada vez más “dividendos”, lo que tiene un papel importante en la recuperación y en la mejora de la economía china.

 

NUEVA TEMPORADA DE REFORMA PARA CHINA, NUEVAS OPORTUNIDADES PARA EL MUNDO

Después de 35 años de reforma y apertura, China, que alguna vez fue agrícola, ahora es la segunda mayor economía del mundo y es el mayor poseedor de reservas de divisas.

Con un crecimiento económico estable y rápido en el país, millones de chinos han salido de la pobreza. La mitad de su población vive actualmente en ciudades, y los agricultores ahora están libres de impuestos agrícolas, que fueron abolidos en años recientes, y se ha conformado un sistema de seguro social que abarca a 1.300 millones de personas.

Pese a estos cambios, China enfrenta graves problemas apremiantes como las disparidades urbano-rurales y de ingresos. El país también está ocupado en mejorar la atención médica, la educación, la vivienda y el medio ambiente para su pueblo.

Los analistas están de acuerdo en que la reforma de China ha entrado en “aguas profundas”, donde debe resolver problemas duraderos en una sociedad con intereses más diversos y encontrados.

Sin embargo, los analistas creen que sigue existiendo un fuerte consenso sobre la reforma en China.

Qin Gang, profesor de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh, dijo que como la sociedad es diversificada y grupos distintos esperan cosas diferentes de la reforma, es normal tener un debate sobre la reforma.

El opina que la reforma debe abordar las expectativas y demandas del público, tales como disminuir las disparidades de ingresos, lograr la igualdad social y poner fin a la corrupción a través de cambios institucionales.

El profesor Wang Huaichao de la Escuela del Partido dijo que no existe desacuerdo sobre si China necesita una mayor reforma, el debate es sobre la secuencia, grado y medidas de reforma.

Las prioridades de la reforma fueron establecidas en el XVIII Congreso Nacional del PCCh en 2012, dijo el profesor Xie Chuntao, e incluyen cómo ajustar las relaciones Estado-mercado y gobierno-sociedad y cómo fortalecer la supervisión del poder.

Li Shenming, vicepresidente de la Academia de Ciencias Sociales de China, prevé que mientras que las pasadas terceras sesiones plenarias han puesto el énfasis en la reforma económica, este encuentro subrayará lo “integral”, lo que demostrará la confianza de Beijing en su vía, teorías y sistema.

La “oportunidad” es la palabra clave que los expertos entrevistados dicen que la reforma en China generará al mundo.

El profesor Zheng Gongcheng de la Universidad Renmin de China en Beijing dijo que la reforma en China no sólo ha generado un cambio interno enorme sino que también ayudó a compartir la experiencia de desarrollo de China en la esfera mundial.

“En los más de 30 años pasados, la reforma en China se basó en la experiencia internacional al mismo tiempo que creó y aplicó su propia sabiduría. Esa sabiduría dio una perspectiva china a los desafíos mundiales comunes”, afirmó Zheng.

En una atmósfera de recuperación mundial moderada, dijo Zheng Yongnian, el desempeño de la economía china está bajo la mira internacional. Es razonable sostener que la vitalidad económica interna de China impulsará al mundo por una misma vía vital similar. Fi