Campaña de crítica conduce a funcionarios de PCCh a mejorar estilo

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

Al comer y dormir en las casas de las bases, Zhou Benshun y sus colegas recordaron los días en que caminaban o montaban en bicicleta para inspeccionar las aldeas y se sentaban con los residentes locales en una larga banca de madera para conversar.


Al comer y dormir en las casas de las bases, Zhou Benshun y sus colegas recordaron los días en que caminaban o montaban en bicicleta para inspeccionar las aldeas y se sentaban con los residentes locales en una larga banca de madera para conversar.

En un esfuerzo por escuchar la voz de las personas y por descubrir sus propios defectos, Zhou, secretario del Comité Provincial de Hebei del Partido Comunista de China (PCCh) y otros funcionarios locales, se quedaron con los habitantes locales durante tres días, antes de que el líder del PCCh, Xi Jinping, llegara para escucharlos plantear críticas y autocríticas sobre su vida y su estilo de trabajo.

Xi, secretario general del Comité Central del PCCh, participó en las sesiones especiales celebradas por funcionarios locales entre el 23 y el 25 de septiembre en la provincia de Hebei, en el norte de China, para discutir sus problemas como parte de la actual campaña de “línea de masas”.

La dirigencia china puso en marcha en junio una campaña educativa de un año con el fin de impulsar los lazos entre los funcionarios y los integrantes del PCCh y las masas en general, a la vez que se eliminan los estilos de trabajo indeseables como el formalismo, la burocracia, el hedonismo y la extravagancia.

Durante las sesiones, los integrantes del comité permanente del Comité del Partido en la provincia de Hebei evaluaron su propia conducta, plantearon los principales problemas, analizaron las causas y establecieron planes para la rectificación.

Antes de las sesiones, Xi expresó sus propios requisitos a los miembros del comité permanente: “No quiero escuchar comentarios pedantes de ustedes cuando participe en sus sesiones. Quiero oír verdaderas críticas y autocríticas”.

Al abordar algunas de las preocupaciones de los funcionarios del partido, Xi dijo que las sesiones se llevaron acabo con el propósito de descubrir y rectificar los problemas y expresó la esperanza de que los participantes puedan deshacerse de sus preocupaciones.

En su viaje de julio a Hebei, Xi visitó pueblos, comunidades, compañías y departamentos gubernamentales de la región y pidió a los funcionarios locales escuchar con humildad las opiniones de las personas y aceptar su supervisión.

“Las críticas y las autocríticas deben tomarse en serio. Se debe enseñar a los integrantes y funcionarios del partido a mirarse en el espejo, ordenar su atuendo, tomar un baño y buscar remedios”, dijo Xi durante el viaje.

Conforme a estas directrices, los funcionarios del comité local del partido organizaron reuniones con las bases, crearon una dirección de correo electrónico especial, líneas telefónicas directas y cuentas de microblog para reunir más de 170.000 opiniones, de las cuales alrededor de 30.000 abordan problemas.

 Por otra parte, la campaña pide que las autocríticas de los funcionarios sean profundas y que vayan al grano.

Las fallas reveladas por los funcionarios durante las sesiones incluyeron la obsesión con el desempeño al exterior, un estilo de trabajo flojo y la indulgencia en cuanto al estatus de privilegios.

“Cuando vine a Hebei, estaba dispuesto a hacer cambios y temía quedarme rezagado o sufrir humillaciones. Entonces le presté mucha atención a la velocidad del desarrollo y a los volumenes económicos, pero no tanta a los intereses propios de las personas”, dijo Zhou.

A pesar de haber vivido durante su juventud en una zona rural, Zhou admitió que ser un funcionario durante mucho tiempo tendió a distanciarlo aún más de la gente.

Zhou recibió sugerencias de otros funcionarios del comité del partido como prestar más atención al alivio de la pobreza y familiarizarse con los otros funcionarios.

Luego de las sesiones, el comité permanente del comité provincial del partido elaboró 25 medidas de rectificación, con énfasis en la toma de decisiones científica y democrática y en el apego a un estilo de trabajo de manos limpias y orientado hacia las personas.

Vivir con integrantes de las bases durante al menos tres días es parte de los requisitos que estos funcionarios plantearon para sí mismos.

Durante todas las sesiones, Xi escuchó, tomó notas y expresó de vez en cuando sus propias ideas.

“Las sesiones de esta ocasión son un buen comienzo, pero los funcionarios no deben tener la idea errónea de que aprobaron la prueba sólo porque las sesiones terminaron”, dijo Xi, quien pidió que la campaña se apegue a altos estándares mientras se lleve a cabo. Fi