Carta de presidente chino impulsa movimiento “de universidad a aldea”

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

 El presidente de China, Xi Jinping, pidió a los graduados universitarios del país que acudan voluntariamente a trabajar en las regiones occidentales subdesarrolladas del país.


El presidente de China, Xi Jinping, pidió a los graduados universitarios del país que acudan voluntariamente a trabajar en las regiones occidentales subdesarrolladas del país.

“En los años recientes, muchos jóvenes con ambiciones y responsabilidades han optado por trabajar diligentemente y dedicarse a la región occidental, con lo que contribuyen al desarrollo económico y social local y a la unidad étnica”, escribió Xi en una carta que dada a conocer el sábado.

La carta de Xi está dirigida a los graduados universitarios que voluntariamente acudieron a las regiones occidentales a enseñar tras graduarse de la Universidad de Baoding en la provincia de Hebei, norte de China.

En la carta, el presidente elogió su pasión y alentó a más jóvenes a alcanzar logros al nivel de las bases y apoyó la dedicación de muchos graduados que se convirtieron en trabajadores en aldeas hoy, el Día de la Juventud en China.

Yue Gang, quien se graduó de la universidad en el 2002 dijo que “es increíble que (el presidente) respondiera tan rápido. Eso ha reforzado nuestra determinación a hacer nuestras vidas en el Tíbet”.

Yue dijo que las fuertes nevadas interrumpieron la electricidad en la escuela donde trabaja, y que fue informado sobre la carta de Xi por otras personas de la escuela a través de un teléfono fijo, porque los celulares e internet no están disponibles allá.

Xi escribió la carta en respuesta después de que Yue y sus compañeros le enviaran una misiva a principios de abril sobre su trabajo, así como sobre sus sentimientos e ideas acerca de la vida en la región.

Cientos de miles de estudiantes universitarios han ofrecido sus servicios en el campo desde que empezó en 2008 la campaña “De la universidad a la aldea”.

Pang Shengli optó por enseñar en un distrito de la región autónoma uygur de Xinjiang en el 2000 después de graduarse de la misma universidad, y ahora es padre de un niño de nueve años.

“Su respuesta me alentó a seguir adelante con mi enseñanza aquí, y siento que mi vida es muy significativa”, afirmó.

Huang Tingjun, quien decidió trabajar en el oeste de China como posgraduado de la Universidad Oceánica de China, dijo que la carta del presidente marcó una dirección para quienes buscan empleo.

“Por un lado, la situación de empleo es muy grave. Por el otro, las regiones occidentales carecen de suficientes talentos de alta calidad. La carta de Xi nos alentó a viajar al oeste al nivel de las bases para hacer realidad nuestros sueños de juventud”, dijo Huang.