China concluye reunión financiera y pide servir a economía real

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

"La economía de China ha mantenido un crecimiento estable y relativamente rápido con precios al consumidor estables y mejorías en la vida de la gente. El sistema financiero está funcionando a buen ritmo. El buen momento del desarrollo económico y social sigue sin cambio", dijo el primer ministro Wen Jiabao en la reunión.


Los legisladores financieros de China concluyeron el sábado una conferencia nacional de trabajo financiero de dos días, y detallaron la filosofía financiera del país y definieron las prioridades políticas del sector para los próximos cinco años.

“La economía de China ha mantenido un crecimiento estable y relativamente rápido con precios al consumidor estables y mejorías en la vida de la gente. El sistema financiero está funcionando a buen ritmo. El buen momento del desarrollo económico y social sigue sin cambio”, dijo el primer ministro Wen Jiabao en la reunión.

Para el futuro, la industria financiera debe servir a la economía real, mejorar el acceso a la economía real para financiar y prevenir que la sobreespeculación y las burbujas virtuales inflen la economía, señaló Wen.

La supervisión del sector financiero debe ser fortalecido para evitar los riesgos sistémicos, dijo Wen, pidiendo a las instituciones bancarias establecer un régimen de monitoreo de riesgos más completo y prudente.

Los mercados de renta variable también deben mejorar la regulación para proteger mejor los derechos legales e intereses de los inversionistas, señaló.

Respecto a los vehículos de financiamiento de los gobiernos locales (LGFVs por siglas en inglés), el primer ministro señaló que las deudas de los gobiernos locales son “por lo general seguros y controlables”, en un intento por disipar las preocupaciones de una posible insolvencia de los gobiernos locales.

Wen señaló que los ingresos y gastos a través de los LGFVs están incluidos en la administración de los presupuestos de los gobiernos mientras se establece un mecanismo para controlar la deuda bruta de los gobiernos locales a través de preparativos de alerta de riesgos.

Wen reiteró que el sistema financiero de China está operando en un curso estable a pesar de la crisis financiera global.

Añadió que: “Tenemos la confianza, capacidades y condiciones para llevar nuestro crecimiento económico a una nueva etapa”.

China ha impulsado con resolución una serie de reformas financieras que ha sentado hitos históricos de importancia. Los grandes bancos comerciales han mejorado notablemente sus capacidades para cuidarse de los riesgos, comentó.

“Debemos notar en especial que la crisis financiera global no ha terminado todavía. Debemos fortalecer nuestra conciencia de los riesgos y responsabilidades para llevar los trabajos financieros a nuevos niveles”, dijo.

El primer ministro expresó su apoyo al desarrollo de la innovación financiera, pero enfatizó que esto no debe impedir la supervisión o escapar a la economía real. “Evitar los riesgos debe ser la línea de vida de nuestro trabajo financiero”, indicó.

China abrirá su sector financiero al mundo exterior de una manera “independiente, gradual, segura y de beneficio mutuo” para garantizar la seguridad económica y financiera del país, comentó.

Prometió más apoyo del sector financiero para que el país restructure su economía, ahorre energía y reduzca emisiones, proteja el ambiente y fomente la innovación nacional y permita a las fuerzas del mercado una voz mayor para decidir la asignación de fondos y definir más claramente el papel del gobierno.

Se otorgarán prioridades crediticias a los proyectos de infraestructura claves en construcción del país, a los proyectos de vivienda económica, así como a las empresas pequeñas y micros que cumplan con las políticas industriales estatales, según el primer ministro.

Al llamar a una serie de reformas financieras completadas en años pasado “hitos históricos”, Wen señaló que los grandes bancos comerciales de China han mejorado notablemente sus capacidades para evitar los riesgos.

Según un comunicado publicado luego de la reunión, los activos de China en la industria financiera totalizaban 119 billones de yuanes (18,8 billones de dólares USA) a fines de noviembre de 2011, un incremento de 149 por ciento comparado con fines de 2006.

Actualmente, China ha firmado contratos bilaterales de intercambio de divisas con un valor de más de 1,3 billones de yuanes con 14 países o regiones, con 2,6 billones de yuanes en comercio transfronterizo siendo pagados en yuanes.

Wen reiteró para este año un política monetaria prudente y más enfocada, flexible y ansiosa de mantener un “crecimiento razonable” en el financiamento social.

Xia Bin, un asesor de política monetaria del banco central de China, el Banco Popular de China, dijo que la política monetaria prudente significa que el gobierno ya no puede estimular la economía con medidas de expansión.

“La desaceleración del crecimiento se da en todo el mundo”, señaló Xia. “No se trata de un asunto de ciclos económicos, sino el resultado natural de la restructuración de la economía global y de la economía china”.

Realizadas cada cinco años, las reuniones de trabajo financiero similares para definir los proyectos de desarrollo generales para el sector financiero han sido convocadas por las autoridades centrales de China en 1997, 2002, y 2007.