China conmemora 200º aniversario de nacimiento de Karl Marx mientras Xi lidera nueva era

In Noticias, Sistema político by Xulio Ríos

BEIJING, 4 may (Xinhua) — Dos siglos más tarde, a pesar de los enormes y profundos cambios que han ocurrido en la sociedad humana, el nombre de Karl Marx sigue siendo respetado en todo el mundo y su teoría sigue brillando con el resplandor de la verdad, dijo hoy viernes el presidente de China, Xi Jinping.

Xi, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y presidente de la Comisión Militar Central, hizo estos comentarios en un gran encuentro celebrado con motivo del bicentenario del nacimiento de Marx.

El encuentro, dijo Xi, es un tributo al “pensador más brillante” de la historia y muestra “nuestra firme convicción” en la verdad científica del marxismo.

Dentro del Gran Palacio del Pueblo colgaba un retrato gigantesco de Marx, flanqueado por dos hileras de banderas rojas, colocado frente a cerca de 3.000 participantes.

En el otro lado, un estandarte decía “¡Reunirse estrechamente alrededor del Comité Central del Partido con el Camarada Xi Jinping como el núcleo, defender y desarrollar el marxismo y esforzarse por el gran éxito del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era!”.

Altos líderes, incluyendo Li Keqiang, Li Zhanshu, Wang Yang, Zhao Leji, Han Zheng y Wang Qishan, estuvieron presentes. Wang Huning presidió la reunión.

El encuentro culminó una serie de celebraciones llevadas a cabo en las semanas recientes por el gobierno y el público, por jóvenes y viejos, en línea y fuera de línea, para conmemorar a Marx.

Hace dos días, Xi visitó la Universidad de Peking, donde empezó la historia del marxismo en China.

El Diario del Pueblo elogió en un editorial el papel crucial del marxismo en la modernización de China. “Mientras que el mundo ha llegado a una ‘encrucijada’, China no se inmuta… El marxismo es clave para la estabilidad y desarrollo de China”, indicó.

“En la nueva era, los comunistas chinos aún necesitan aprender de Marx”, declaró Xi en la reunión de este viernes. “Que las visiones hermosas de la sociedad humana concebidas por Marx y Friedrich Engels sigan desplegándose en el territorio de China”, afirmó Xi.

EL PENSADOR MÁS BRILLANTE

Xi dijo que Marx es “el maestro de la revolución para el proletariado y la clase trabajadora de todo el mundo, el fundador principal del marxismo, el creador de los partidos marxistas, el explorador del comunismo internacional y el pensador más brillante de los tiempos modernos”.

“Hoy celebramos este gran encuentro con profunda veneración para conmemorar el aniversario número 200 del nacimiento de Marx, para recordar su gran carácter y hazañas históricas, y para repasar su noble espíritu y sus brillantes pensamientos”, dijo Xi en el evento.

Con nobles ideales y sin miedo a las dificultades y adversidades, a lo largo de toda su vida Marx se dedicó a esforzarse persistentemente por la liberación de la humanidad, escaló hasta la cima del pensamiento en su búsqueda de la verdad y luchó sin cesar para derrocar el viejo mundo y establecer uno nuevo, de acuerdo con Xi.

Marx no sólo fue una gran figura que llevó el peso del mundo sobre sus hombros, sino también una persona común con pasión por la vida, alguien que fue sincero y honesto en la amistad, señaló Xi.

El tesoro espiritual más valioso e influyente que Marx nos dejó es la teoría científica que lleva su nombre, el marxismo. Como un espectacular amanecer, la teoría iluminó el camino de la exploración de la ley de la historia por parte de la humanidad, y la búsqueda de la humanidad de su propia liberación, manifestó Xi.

“El pensamiento y la teoría de Marx son de su tiempo y van más allá”, dijo Xi, quien agregó que “son la esencia del espíritu de aquella época y la esencia del espíritu de toda la humanidad”.

El marxismo es una teoría científica que muestra el rol del desarrollo de la sociedad humana de manera creativa, indicó el presidente chino.

Marx, que desarrolló la concepción materialista de la historia y la teoría del plusvalor, mostró cómo la humanidad pasaría del ámbito de la necesidad al de la libertad y el camino para que la gente lograse la libertad y la liberación, apuntó.

El marxismo, la primera ideología para la liberación de la gente, es una teoría del pueblo.

“El marxismo, por primera vez, exploró el camino hacia la libertad y la liberación de la humanidad desde la posición del pueblo, y señaló la dirección, con teoría científica, hacia una sociedad ideal sin opresión ni explotación, donde cada persona disfrutaría de igualdad y libertad”, dijo Xi.

La practicidad es una característica destacada del marxismo que lo diferencia de otras teorías, indicó Xi. Además, es una teoría de prácticas que dirige al pueblo a cambiar el mundo.

Es una teoría abierta que se está desarrollando constantemente y siempre a la vanguardia de la época, dijo Xi. “Es la razón por la que se mantiene siempre joven, permite explorar las nuevas cuestiones de desarrollo de la época y hace frente a los nuevos desafíos de la sociedad humana”, agregó.

El secretario general destacó que en los más de 170 años transcurridos tras la publicación del Manifiesto Comunista, el marxismo se ha divulgado en todo el mundo, y su influencia en la historia de la ideología en términos de amplitud y profundidad no tiene parangón.

Después de la conclusión de la II Guerra Mundial se creó un gran número de países socialistas, dijo Xi, y la fundación de la República Popular China ha incrementado especialmente la fuerza socialista en el mundo.

“Puede que hubiese fracasos en el desarrollo del socialismo en el mundo, pero la tendencia general del desarrollo de la sociedad humana no ha cambiado y nunca lo hará”, manifestó el mandatario chino.

PERFECTAMENTE CORRECTO

“El marxismo no solo ha cambiado el mundo profundamente, sino también a China”, dijo Xi.

Los ecos de la Revolución de Octubre en Rusia trajeron el marxismo-leninismo a China, señalaron la dirección que seguir, ofrecieron una nueva oportunidad para el pueblo chino en su lucha por sobrevivir y crearon las condiciones para el nacimiento del PCCh.

Desde su nacimiento, el PCCh ha combinado los principios fundamentales del marxismo con la realidad de la revolución y la construcción de China y ha transformado a la nación china del “hombre enfermo en Asia Oriental” a uno que se ha levantado al unir y dirigir al pueblo en luchas durante largo tiempo.

“Esta tremenda transformación es una prueba irrefutable de que sólo el socialismo puede salvar a China”, afirmó.

Desde la reforma y la apertura, el PCCh ha combinado los principios fundamentales del marxismo con la realidad de la reforma y la apertura de China, y la nación, tras erguirse, se ha enriquecido.

“Esta tremenda transformación es una prueba irrefutable de que solo podemos desarrollar China a través del socialismo con peculiaridades chinas”, afirmó.

En la nueva era, el PCCh combina de nuevo los principios fundamentales del marxismo con la realidad de China, une y dirige al pueblo “en la gran lucha, la construcción del gran proyecto, el avance de la gran causa y el cumplimiento del gran sueño”.

La nación china está inmersa en una tremenda transformación, en la que ya es rica y ahora se fortalece.

“Esta tremenda transformación es una prueba irrefutable de que sólo adhiriéndonos al socialismo con peculiaridades chinas y desarrollándolo podemos materializar la gran revitalización de la nación china”, afirmó.

“Es perfectamente correcto para la historia y el pueblo optar por el marxismo, así como para el PCCh lo es inscribir el marxismo en su propia bandera, para adherirse al principio de combinar los principios fundamentales del marxismo con la realidad de China y adaptar el marxismo continuamente al contenido chino y los tiempos”, aseveró.

ESTUDIAR EL MARXISMO EN LA NUEVA ERA

En la nueva era, los comunistas chinos aún necesitan aprender de Marx, estudiar y practicar el marxismo para mantener al gran barco de la gran revitalización nacional navegando en la dirección correcta, afirmó Xi.

“Al aprender de Marx, debemos estudiar y practicar sus ideas sobre las reglas de la evolución social”, comentó, y agregó que Marx reveló la inevitabilidad del comunismo.

“Debemos comprender la visión del mundo y metodología del materialismo dialéctico y del materialismo histórico”, dijo Xi, quien pidió trabajar arduamente toda la vida por el comunismo.

Xi declaró que mantener firmemente en la posición del pueblo es fundamental. “Debemos convertir en nuestra misión fundamental luchar por el bienestar del pueblo y en nuestro propósito fundamental servir al pueblo con todo nuestro corazón”, agregó.

Liberar y desarrollar las fuerzas productivas es esencial para el socialismo y una cuestión que los comunistas chinos han estado explorando y abordando generación tras generación.

“Debemos ser lo suficientemente valientes para profundizar la reforma en todas las áreas y hacer más esfuerzos para impulsar la vitalidad de las fuerzas productivas ajustando las relaciones de producción”, declaró Xi.

El pensamiento sobre la democracia popular en el marxismo debe ser estudiado y puesto en práctica, afirmó. Los órganos estatales deben transformarse de amos de la sociedad en servidores públicos y ser supervisados por el pueblo, dijo Xi.

“Debemos seguir inquebrantablemente el camino de avance político socialista con peculiaridades chinas”, dijo Xi.

China avanzará en la democracia socialista bajo la integración orgánica de la dirección del Partido, la condición del pueblo como dueño del país y la gobernación de este según la ley, y seguirá fortaleciendo la garantización institucional de la condición del pueblo como dueño del país y para que la democracia popular sea practicada de forma más efectiva, aseveró.

“Debemos basar nuestro trabajo en China, abrazar la modernización, el mundo y el futuro, consolidar al marxismo como nuestra ideología directriz, desarrollar la cultura socialista avanzada y mejorar los estándares éticos socialistas”, dijo Xi. “Debemos imbuir los valores socialistas esenciales en todas las áreas de desarrollo social y promover la evolución y desarrollo creativos de la buena cultura china tradicional”, indicó.

Además, Xi subrayó que el desarrollo debe estar centrado en la gente, enfocarse en los asuntos más apremiantes y más inmediatos que preocupan más al pueblo y seguir garantizando y mejorando el bienestar del pueblo, promover la equidad y la justicia sociales, y garantizar el acceso del pueblo al cuidado de los niños, educación, empleo, servicios médicos, atención a ancianos, vivienda y asistencia social a un nivel superior, con el fin de promover constantemente el desarrollo humano completo.

“Debemos aprender y practicar el pensamiento marxista sobre la relación entre la humanidad y la naturaleza”, dijo Xi.

Al subrayar que las aguas cristalinas y las verdes montañas son activos invaluables, Xi instó a la movilización de todas las fuerzas sociales para desarrollar una civilización ecológica y construir en conjunto una bella China.

Xi pidió aprender y practicar el pensamiento marxista sobre la historia mundial.

También habló de la necesidad del desarrollo pacífico, de permanecer firmes en la aplicación de una política exterior independiente de paz, y seguir una estrategia mutuamente benéfica de apertura, expandir constantemente la cooperación con otros países, participar vigorosamente en la gobernanza global y lograr una cooperación de beneficio compartido y el desarrollo común en más áreas y a un nivel superior.

China ni depende de otros ni los saquea, afirmó Xi, quien prometió trabajar con otros países para construir una comunidad de destino de la humanidad y un mundo mejor.

Xi habló de la necesidad de estudiar y practicar la construcción de un partido marxista.

“Debemos encargarnos por completo de nuestra gran lucha, gran obra, gran causa y gran sueño. Debemos acrecentar nuestra conciencia sobre la política, los intereses generales, el núcleo dirigente y el alineamiento. Debemos trabajar incesantemente para garantizar el disciplinamiento integral y riguroso del Partido”, dijo.

Xi prometió convertir al Partido en un partido marxista gobernante rebosante de pujanza que marche en todo momento al frente de los tiempos, cuente con el sincero apoyo del pueblo, tenga la valentía de llevar a cabo una revolución interna y sea capaz de superar las pruebas planteadas por todo tipo de dificultades y peligros.

Hoy, las tareas de la reforma, del desarrollo y de la estabilidad son arduas sin precedente. Las contradicciones, riesgos y desafíos son tan variados como nunca antes, y la prueba de la gobernación es mayor que nunca, dijo Xi.

“Debemos seguir fortaleciendo nuestra habilidad para usar el marxismo en el análisis y la solución de problemas prácticos, y utilizar las teorías científicas para guiar nuestro trabajo para hacer frente a los grandes desafíos, riesgos, obstrucciones, contradicciones y problemas. Debemos pensar y abordar importantes problemas de desarrollo con una visión más amplia y mayor amplitud de miras”, declaró Xi.

La sociedad ha presenciado cambios radicales en los 170 años que han pasado desde la publicación del Manifiesto Comunista. Sin embargo, los principios generales expuestos por el marxismo, en general, siguen siendo totalmente correctos, afirmó Xi.

Xi exhortó a todos los miembros del Partido, en especial a los funcionarios de todos los niveles, a que estudien el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad, la concepción científica del desarrollo y el pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era, de una manera más decidida y asidua.

“No existe un modelo único e inmutable de socialismo”, declaró Xi, quien añadió que para transformar los proyectos en realidad, es necesario integrar los principios básicos del socialismo científico con la realidad, historia y cultura del país, así como con las exigencias del día.

El deber sagrado de los comunistas chinos es desarrollar constantemente el marxismo, señaló Xi.

“Debemos abrir nuevos horizontes para el marxismo en la China contemporánea y en el siglo XXI”, dijo Xi.

La reunión finalizó con los compases de “L’Internacionale”.