China y el mundo esperan planes de reforma del país

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

Una semana antes de la muy esperada sesión plenaria de la dirigencia de China, altos funcionarios, reformistas retirados, académicos y personal de la ONU se han congregado en la provincia insular de Hainan, sur de China, para discutir las reformas que planea China.


Una semana antes de la muy esperada sesión plenaria de la dirigencia de China, altos funcionarios, reformistas retirados, académicos y personal de la ONU se han congregado en la provincia insular de Hainan, sur de China, para discutir las reformas que planea China.

El encuentro se sostuvo hoy en Haikou, capital de Hainan, para la inauguración del Foro de Política Económica de Economías Emergentes 2013 sobre “Crecimiento, Transformación y Reforma- Economías Emergentes en la Próxima Década”. Un tema encabezó las discusiones.

Chi Fulin, presidente deI Instituto de Reforma y Desarrollo de China con sede en Haikou, dijo que la transformación sustancial de la modalidad de crecimiento será una prueba importante para las reformas futuras y que por eso la gente está esperando información importante sobre las reformas en la próxima Tercera Sesión Plenaria del XVIII Comité Cental del Partido Comunista de China (PCCh).

Chi indicó que la modalidad de crecimiento de China impulsado por la inversión se ha vuelto difícil de sostener.

“No es sólo por la contracción de los mercados estadounidense y europeos y por la disminución en la eficiencia de la inversión”, dijo Chi, “sino principalmente porque el modelo impulsado por la inversión consideró alargar el tamaño de la economía como el objetivo de la inversión, llevando así a un desequilibrio serio entre la inversión y el consumo y, en general, a la sobrecapacidad de largo plazo”.

Chi dijo también que: “La clave de una transformación económica exitosa mediante reformas yace en el fortalecimiento de la relación entre el gobierno y el mercado en un intento de estimular la vitalidad del mercado”.

Respecto al modelo de crecimiento impulsado por la competencia de los gobiernos locales, Chi mencionó que gradualmete se ha convertido en un factor para el crecimiento, pero también en la raíz de la sobrecapacidad, la burbuja en bienes raíces y la deuda de los gobiernos locales, aunque originalmente fue diseñado para inspirar la iniciativa de los gobiernos locales.

También sugirió que se establezca un sistema hacendario y fiscal central-local para ofrecer mejores servicios públicos y pidió reformas para cambiar los derechos de contrato de tierras de cultivo en derechos reales y restringir la conducta de los gobiernos locales.

 

Peng Sen, vicepresidente del Comité de Finanzas y Economía de la Asamblea Popular Nacional, la máxima legislatura de China, apoyo las afirmaciones de Chi al decir que el crecimiento económico de China ya no puede depender de la inversión y de las exportaciones.

Como la mayor economía emergente del mundo, la tasa de crecimiento de China ha sido lenta. “No se trata de una desaceleración sino de un cambio de velocidad”, dijo. Expresó la esperanza de que China pueda mantener el actual índice de incremento, de alrededor de siete por ciento, por otros cinco o diez años.

Datos oficiales muestran que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) de China bajó 7,7 por ciento en los primeros tres trimestres del año, en comparación con el crecimiento de dos dígitos de la última década.

“La transformación es necesaria, aunque dolorosa”, señaló. “Pero la ardua tarea sólo puede ser completada a través de la reforma y de la innovación”, indicó.

El hizo una lista de varias prioridades, incluyendo las relaciones entre el gobierno y las fuerzas del mercado, una revisión del sistema de distribución de impuestos que ha estado en práctica por cerca de dos décadas, y la dualización del gobierno rural y urbano que ha llevado a una creciente diferencia entre agricultores y residentes urbanos.

“China es un país muy inusual en el sentido de que es capaz de cambiar su modelo muy frecuentemente. Cuando ese modelo empieza a tener problemas, se introduce uno nuevo”, comentó Richard Herd, economista en jefe de China de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Herd defendió la desregulación financiera de China, así como la apertura de capital, el trabajo de migrantes, la seguridad social nacional, el excesivo control central sobre el gasto local, la reforma territorial, el control de la contaminación y las reformas sociales.

“Esperamos la próxima semana”, dijo Herd. Fi