Coloquialismo de Hu expresa mensaje inequívoco

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 9 nov (Xinhua) -- Una expresión coloquial utilizada por el presidente chino Hu Jintao y que previamente había desconcertado a los traductores, se volvió más explícito cuando Hu la usó el jueves en un informe político solemne pronunciado en una reunión clave del Partido Comunista de China (PCCh), que se realiza dos veces en una década.


Hu Jintao, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), y presidente de China, presenta un informe durante la ceremonia inaugural del XVIII Congreso Nacional del PCCh, en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing, capital de China, el 8 de noviembre de 2012. El XVIII Congreso Nacional del PCCh se inauguró el jueves en Beijing.


BEIJING, 9 nov (Xinhua) — Una expresión coloquial utilizada por el presidente chino Hu Jintao y que previamente había desconcertado a los traductores, se volvió más explícito cuando Hu la usó el jueves en un informe político solemne pronunciado en una reunión clave del Partido Comunista de China (PCCh), que se realiza dos veces en una década.





La expresión “bu zhe teng”, que literalmente significa “no voltear de un lado a otro” o “no hacer algo una y otra vez”, generó debate entre los traductores hace tres años, cuando Hu la usó en una reunión para conmemorar el 30 aniversario de la política de reforma y apertura del país.





Sin embargo, requirió poca interpretación cuando Hu la utilizó el jueves para demostrar la inquebrantable convicción del Partido de mantener el socialismo con características chinas.





El informe de Hu también disipó las predicciones hechas por algunos observadores en China, quienes estaban interesados en saber si se concretaría la supuesta eliminación en la doctrina del Partido de la filosofía de un líder difunto.





Con un papel económico y político cada vez más importante, la segunda mayor economía y el país más poblado del mundo siempre ha estado en la agenda mundial.





Los observadores han estado ocupados tratando de adivinar cuál será el resultado del actual XVIII Congreso Nacional del PCCh, cuando éste trazará un mapa de ruta de China para los cinco años próximos o más y elegirá a una nueva dirigencia.





Algunos acontecimientos de este año, tales como el escándalo de Bo Xilai, ex miembro del órgano dirigente del Partido, el Buró Político del Comité Central del PCCh, contribuyeron a la teoría de la incertidumbre.





Sin embargo, el informe de Hu es un mensaje inequívoco que descartó la posibilidad de incertidumbre política, porque Hu prometió la reforma bajo el estandarte del socialismo con características chinas.





En cierto sentido, las suposiciones de los observadores mostraron su falta de comprensión con respecto a China. También reflejaron las expectativas de que ocurra algo “grande” en un momento en que el país se encuentra en una encrucijada y el mundo está presenciando transtornos económicos y políticos en otras partes.





Es verdad que el partido gobernante enfrenta desafíos, incluida la corrupción y las crecientes disparidades en la riqueza, como admitió el presidente en su informe.





Los problemas podrían conducir al descontento e incluso a las protestas, pero como dijo el profesor Xie Chuntao de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh, el reconocimiento mismo de los desafíos en el informe político demuestra la confianza del Partido en resolverlos.





“El Partido está plenamente consciente de los posibles peligros y es lo suficientemente valiente como para reconocer y hacer frente a los problemas. Esa es una demostración de confianza en sí mismo”, afirmó Xie.





El término político contemporáneo “wei wen” o “mantener la estabilidad” podría ser útil para entender por qué “bu zhe teng” es importante en la cultura política china.





La estabilidad no es literalmente un sinónimo de certidumbre, pero la inestabilidad es considerada como una amenaza para la certidumbre. Mientras que las autoridades chinas han adoptado la estabilidad como una prioridad en la gobernanza, el público en general también cree que la inestabilidad no trae nada bueno.





Por ello, la estabilidad actúa como una base común donde las autoridades y el público pueden hallar un consenso. El equilibrio se mantendrá mientras que el Partido pueda resolver los problemas y esforzarse para trabajar por el bienestar de la gente.





La presión económica es otro factor que algunos observadores han mencionado, en especial en la esfera de los negocios. Las preocupaciones respecto a la economía de China han existido desde que la crisis financiera global surgió hace años, pero China ha sobrevivido y mantenido el impulso para la recuperación económica mundial.





El PCCh considera al desarrollo económico con su misión central desde su histórica tercera sesión plenaria del XI Comité Central hace más de 30 años, cuando decidió lanzar la campaña de reforma y apertura.





Las palabras del financiero estadounidense Stephen Schwarzman podrían servir como una interpretación sencilla de la misión central del PCCh.





Durante un foro realizado en Beijing el mes pasado, Schwarzman expresó su convicción de que la actual desaceleración de la economía china no continuará durante mucho tiempo, pues el gobierno no lo permitirá, informó “Century Weekly”, una revista financiera y económica.





Hu fue aplaudido el jueves cuando pidió al Partido tener “toda la confianza en nuestro camino, en nuestras teorías y en nuestro sistema”.






Sus declaraciones fueron apoyadas por el vicepresidente Xi Jinping, quien indicó en su participación en los paneles de deliberación de los delegados de Shanghai, que el congreso ha declarado en una manera simple y explícita qué estandarte enarbolará el PCCh, qué camino tomará, qué estado ideológico mantendrá y qué metas está tratando de alcanzar.