El “sueño chino” tiene un significado global

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 17 mar (Xinhua) -- La sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN) de China fue clausurada este domingo con la promesa del "sueño chino" para los 1.300 millones de ciudadanos del país, un eslogan que trasciende las fronteras nacionales debido al gran significado que tiene para todo el mundo.


BEIJING, 17 mar (Xinhua) — La sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN) de China fue clausurada este domingo con la promesa del “sueño chino” para los 1.300 millones de ciudadanos del país, un eslogan que trasciende las fronteras nacionales debido al gran significado que tiene para todo el mundo.


El “sueño chino”, presentado por el presidente de China, Xi Jinping, busca construir una sociedad modestamente acomodada y materializar el rejuvenecimiento de la nación mediante el crecimiento sostenible a través de la profundización de las reformas y la transformación del modelo de crecimiento. Es el sueño de la fortaleza y la prosperidad nacionales y la felicidad del pueblo.



Kwame Owino, director ejecutivo del Instituto de Asuntos Económicos de Kenia, dijo que el “sueño chino” prioriza la mejora de la vida del pueblo y constituye un nuevo modelo de desarrollo del que vale la pena aprender.



Yao Huan, experto sobre el Partido Comunista de China (PCCh), calificó el “sueño chino” de “estimulante”, pues inspira al pueblo chino a perseguir el rejuvenecimiento nacional.



The Diplomat, revista de actualidad sobre la región Asia-Pacífico con sede en Japón, se hizo eco de tal punto de vista al describir el “sueño chino” como una tarea colectiva.



Jean-Pierre Raffarin, ex primer ministro de Francia, también refirió que el “‘sueño chino’ es el equilibrio entre la felicidad individual y la colectiva”.



La nueva dirección de China prometió duplicar el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita y los ingresos personales para 2020, en comparación con las cifras de 2010, así como situar la meta del crecimiento anual en el 7,5 por ciento para los próximos años.



Esa meta de crecimiento económico ha recibido una amplia aceptación por parte de la comunidad económica internacional. La revista The Wall Street Journal calificó dicha meta de “moderada”, mientras que el diario japonés Nihon Keizai Shimbun destacó que el gobierno chino busca un crecimiento estable de “alta calidad” para mejorar las condiciones de vida del pueblo.



Lo que más impresiona al mundo es el cambio de la estrategia económica de China porque generará nuevas oportunidades para el resto del planeta.



La nueva dirección de China ha prometido además continuar profundizando las reformas y emprender la transformación del modelo de crecimiento económico guiado por las inversiones a uno impulsado por el consumo.



John Dearie, vicepresidente ejecutivo encargado de la política del Financial Services Forum en Washington, subrayó que el crecimiento económico de China guiado por el consumo incrementará el mercado para las mercancías y los servicios de Estados Unidos.



Stephen Orlins, presidente del Comité Nacional para las Relaciones EEUU-China, también predijo que la transformación del modelo de crecimiento económico y la mejora de los sistemas de seguridad social reducirán el desequilibrio comercial de China con Estados Unidos y Europa.



Además, el camino y el enfoque de China para lograr el “sueño chino” inspiran a una gran cantidad de países en vías de desarrollo a avanzar en su desarrollo.



Selom Klassou, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional de Togo, comparó a China con una “locomotora” que saca a otros países de la crisis financiera mundial.



En el frente diplomático, China, el mayor país en vías de desarrollo, desempeña un papel cada vez más importante en los asuntos regionales e internacionales.



Sin embargo, tal y como lo interpreta Raffarin, el “sueño chino” es “un sueño de armonía, paz y desarrollo”.



El presidente Xi ha reiterado la política de desarrollo pacífico de China y destacado las oportunidades que podría tener el mundo con el ascenso de China. Este es un sueño de resultados recíprocos para China y el resto del mundo.



El ex canciller alemán Gerhard Schroeder reconoció que China ha adoptado políticas exteriores muy responsables para mantener un ambiente estable para su desarrollo, conducente también a la estabilidad global.




La agencia de noticias rusa Interfax señaló que las políticas exteriores de China han promovido la paz y la estabilidad globales.