Enfoque de China: Lucha anticorrupción en 2015 se enfocará en altos funcionarios, firmas estatales y fugitivos

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 14 ene (Xinhua) -- La máxima autoridad para la erradicación de la corrupción en China presentó hoy una lista de siete acciones prioritarias para el trabajo en 2015, entre las que están intensificar el escrutinio de los funcionarios de alto nivel y crecientes esfuerzos para localizar a fugitivos corruptos ocultos en el extranjero.


Un comunicado emitido después de la quinta sesión plenaria de la Comisión Central de Control Disciplinario (CCCD) del Partido Comunista de China (PCCh), que concluyó hoy, enumeró las siguientes prioridades:

— La principal tarea para 2015 será fortalecer la administración interno y garantizar que las políticas de la dirigencia central sean cumplidas. La CCCD demandó que los altos funcionarios “acaten las normas”, y señaló que el amiguismo, la falsedad y la adulación no serán tolerados.

— Todas las empresas propiedad del Estado a cargo del gobierno central estarán sujetas a inspecciones y se intensificará la supervisión en empresas estatales de forma generalizada.

— Los jefes del PCCh y de departamentos del gobierno, así como de empresas propiedad del Estado, deberán asumir la responsabilidad de cualquier caso grave de corrupción que ocurra bajo su cargo.

— Continuará la eliminación de raíz de las prácticas nocivas de trabajo, incluyendo el abuso de recursos públicos y la burocracia.

— Los funcionarios en posiciones clave que utilicen su influencia en proyectos de infraestructura y acuerdos de terrenos públicos, malversen bienes estatales o compren y vendan puestos en el gobierno, enfrentarán severas sanciones.

— Los órganos de control disciplinario reforzarán la cooperación internacional para la búsqueda de funcionarios fugitivos y para la recuperación de bienes.

— La CCCD establecerá un equipo de control disciplinario leal, honesto y responsable. Los inspectores incompetentes serán reemplazados y quienes actúen indebidamente serán sancionados.

La sesión plenaria de la CCCD, a la que asistieron 125 miembros de la CCCD, revisó y aprobó un informe presentado por Wang Qishan, jefe de este organismo. El presidente de China, Xi Jinping, dio un discurso ante los miembros reunidos, entre los cuales estaban muchos altos dirigentes chinos, acerca de los esfuerzos de erradicación de la corrupción en el país.

La sesión determinó que los logros de 2014 fueron posibles gracias a la firme dirigencia del PCCh, a los esfuerzos conjuntos de todas las organizaciones y miembros del Partido, al apoyo del público y al arduo trabajo de los inspectores de control disciplinario.

El comunicado señala que la campaña requiere de compostura política, moderación y paciencia, pero subrayó que no se trata solamente de una “campaña relámpago” y que los esfuerzos no deben espolear los “movimientos masivos” que alteren el orden social.

“La campaña contra la corrupción debe continuar avanzando con firmeza, paso a paso”, indica el documento.

El combate a la corrupción requiere del apoyo y la participación del público, y una mayor “energía positiva” del público y de los medios de comunicación será de gran beneficio.

Los actos de desafío hacia las medidas contra la corrupción y las acciones que generen intensas críticas del público, serán “eliminados”, menciona el documento.

En la encarnizada campaña contra la corrupción en 2014 se vieron varios casos de alto perfil que conmocionaron al país, entre ellos el de Zhou Yongkang, ex miembro del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh; y el de Xu Caihou, ex vicepresidente de la Comisión Militar Central de China.

La CCCD señala que los casos en que se vieron involucrados 68 funcionarios de alto nivel están bajo investigación o ya fueron cerrados.

Un total de 71.748 funcionarios chinos fueron sancionados en 2014 por cometer violaciones a las normas de ocho puntos contra la corrupción.