Estrellas caídas iluminan camino de China hacia reforma

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 16 mar (Xinhua) -- Gracias a las investigaciones sobre Xu Jianyi, presidente de FAW Group; de Qiu He, un funcionario de alto nivel de la provincia de Yunnan, y de Liao Yongyuan, gerente general de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), la campaña anticorrupción de China está empezando a llegar a la raíz de muchos problemas que obstruyen la reforma.


BEIJING, 16 mar (Xinhua) — Gracias a las investigaciones sobre Xu Jianyi, presidente de FAW Group; de Qiu He, un funcionario de alto nivel de la provincia de Yunnan, y de Liao Yongyuan, gerente general de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), la campaña anticorrupción de China está empezando a llegar a la raíz de muchos problemas que obstruyen la reforma.

Xu es el segundo alto ejecutivo de China en ser puesto recientemente bajo el microscopio anticorrupción. La caída de Xu, quien se desempeñaba como jefe de una empresa estatal administrada centralmente, tuvo lugar inmediatamente después de la de Song Lin, ex presidente de Recursos de China.

¿INFANCIA DORADA O HIJO PRODIGO?

Aún se desconoce la naturaleza precisa de las transgresiones de Xu, pero puede suponerse que su mala conducta no pasó inadvertida para el equipo de inspección que realizó el año pasado la auditoría de la disciplina en FAW.

FAW es el tercer mayor fabricante de autos de China, y ha participado en numerosas empresas conjuntas con algunas de las marcas más importantes a nivel mundial, incluidas Volkswagen y Toyota. FAW tiene un estatus especial en los corazones y mentes chinos, porque es percibida como la primera fabricante de autos doméstica del país.

La Comisión Central de Control Disciplinario del Partido Comunista de China (PCCh) informó en su sitio de internet que las inspecciones en FAW realizadas del 29 de julio al 29 de agosto del año pasado descubrieron que “se presentaron de vez en cuando” violaciones a los reglamentos del PCCh, así como “problemas de corrupción” en las ventas y distribución de recursos.

Los inspectores detectaron que ejecutivos de alto nivel intervenían en las aprobaciones de las tiendas de ventas, piezas de repuesto, servicios e investigación. Estas tiendas constituyen efectivamente la red de concesionarios de China y su operación eficiente es uno de los principales impulsores del enorme auge en la propiedad de autos en la década pasada.

Entre los problemas hallados se incluye que los ejecutivos buscan ganancias personales de las ventas, compras y logística. También se encontraron irregularidades con el personal, uso de fondos e inversión.

Xu fue elegido por FAW para que encabezara a un equipo dedicado a investigar y resolver estos problemas. Las irregularidades salieron a la luz cuando el grupo empezó a buscar una licitación completa, con la auditoría estricta que implica. Las auditorías previas hallaron problemas en el sistema financiero de FAW y en la administración interna, que algunos creen iban más allá de las finanzas y la contabilidad.

Incluso antes de que Xu cayera, FAW estaba irritado por el comportamiento escandaloso de sus ejecutivos. En 2014, An Dewu, subgerente general, Li Wu, subgerente general de FAW-Volkswagen, y Zhou Chun, subgerente general de ventas de Audi, fueron investigados. Ninguno sigue en sus puestos.

La acción contra Xu, jefe general de FAW, es una señal de que la limpieza del grupo no sólo será un ejercicio para sacar brillo sino una transformación firme y profunda.

Con los privilegios “primogénitos” de FAW, la reforma aquí podría ser emblemática para la de todo el sector de empresas estatales.

UNA ESTRELLA QUE CAE

La investigación sobre Qiu He de Yunnan, anunciada el domingo, promete ser igual de emblemática.

Un comunicado de la CCCD dice simplemente que Qiu He, subsecretario del Comité Provincial de Yunnan del PCCh, está siendo investigado.

A diferencia de Xu, Qiu es una personalidad muy conocida, un funcionario con una historia de declaraciones controvertidas desde que surgió en la provincia de Jiangsu, este de China, durante la década de los 90. Siempre han habido especulaciones de cierto “capital secreto” detrás de Qiu, pero la mayor controversia que lo rodea es su estilo de línea dura.

Considerado como una “estrella” política, su indiferencia hacia las opiniones de otros y su estilo autoritario aseguraron que sus decisiones con frecuencia ocuparan los titulares. Hasta ahora, las palabras asociadas con mayor frecuencia con Qiu habían sido “firme”, “práctico” y “efectivo”.

Qiu alguna vez lanzó un ultimátum a funcionarios locales de diversas áreas de que o cumplían una cuota mínima para atraer inversión o se iban.

Cuando se desempeñó como jefe del Partido en Kunming, capital de la provincia de Yunnan, en un intento por mejorar la gobernanza, Qiu publicó los números de teléfono de todos los funcionarios de alto nivel, quienes se quejaron por la acción porque fueron bombardeados por quejas de los ciudadanos.

Por otra parte, la CCCD anunció esta noche que Liao Yongyuan, gerente general de la CNPC, una de las mayores compañías petroleras de China, también está siendo investigado por “graves violaciones a la ley y a la disciplina”.

Nacido en 1962, Liao se convirtió en gerente general de la CNPC en mayo de 2013.

PODER RAZONABLE

El primer ministro Li Keqiang dijo en la sesión legislativa anual la semana pasada que “es evidente que el poder no debe ser detentado sin una buena razón”.

Justo hace dos semanas, se publicó una lista de 14 oficiales de alto rango que son investigados o procesados en las acciones más recientes contra la corrupción en las fuerzas armadas.

Está claro que la lucha contra la grupos corruptos y de intereses creados continuará sin cesar, y que China está decidida a desenterrar los problemas arraigados más profundamente que frenan la reforma. Fin