Estricta gobernanza partidista es política clave de pensamiento de PCCh

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

La Sexta Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) se llevará a cabo de lunes a jueves de esta semana, y los asistentes estudiarán cómo gobernar estrictamente al Partido.


La Sexta Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) se llevará a cabo de lunes a jueves de esta semana, y los asistentes estudiarán cómo gobernar estrictamente al Partido.

La sesión es significativa debido a que la gobernanza no sólo es un aspecto clave en el pensamiento del PCCh, sino también una estrategia importante para garantizar la revitalización de la nación china.

UN ASPECTO CLAVE DE LOS “CUATRO INTEGRALES”

Hace aproximadamente cuatro años, cuando Xi Jinping se convirtió en secretario general del Comité Central del PCCh, él declaró que el Partido debía supervisar su propia conducta, gobernarse estrictamente a sí mismo y abordar los asuntos destacados que enfrenta el Partido.

Al inspeccionar la provincia de Jiangsu hace dos años, Xi pidió un enfoque integral en cuatro áreas: construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, la profundización integral de la reforma, la gobernación integral del país a través del Estado de derecho, y gobernar estrictamente de manera integral al Partido Comunista de China.

Desde entonces, los “Cuatro integrales” han sido considerados ampliamente como las líneas estratégicas y el pensamiento clave de gobernanza del Comité Central del PCCh, que tiene a Xi como su secretario general.

Bajo el XVIII Comité Central, la tercera sesión plenaria estudió la profundización de la reforma, la cuarta sesión plenaria estudió el avance del Estado de derecho y la quinta se enfocó en la construcción de una sociedad modestamente acomodada en una forma integral.

La sexta sesión plenaria estudiará asuntos clave respecto a la estricta gobernanza del Partido, lo que eleva la visión estratégica de los “Cuatro integrales” a un nuevo nivel.

La historia muestra que el desarrollo del PCCh ha ido a la par del desarrollo del país, y solamente cuando el Partido evolucione positivamente puede lograr progreso.

El Partido ahora enfrenta múltiples pruebas, como un mayor avance de la reforma y la apertura, y está haciendo frente a los desafíos de la economía de mercado, así como a los peligros de capacidades limitadas, corrupción y el distanciamiento del Partido de la gente.

Por esas razones, Xi ha prometido mantener la construcción del Partido con mayor determinación y valor.

Desde el XVIII Congreso Nacional del PCCh realizado a finales del año 2012, el Partido ha formulado una serie de políticas para la construcción del Partido, con una estrategia más madura.

NUEVO CAPÍTULO PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL PARTIDO

Para el PCCh, que es el partido político más grande del mundo porque tiene más de 88 millones de miembros y más de 4,4 millones de organizaciones partidistas, no es fácil prevenir diversos riesgos y peligros, resistir tentaciones y mantener su vitalidad.

El PCCh ha fortalecido el liderazgo del Partido a fin de trazar la dirección para la estricta gobernanza del Partido.

Desde enero de 2015, el Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh ha realizado múltiples reuniones para escuchar informes de trabajo de la dirigencia del Partido del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), del Consejo de Estado, del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), del Tribunal Popular Supremo y de la Fiscalía Popular Suprema.

En los últimos cuatro años, Xi ha hecho importantes declaraciones sobre el mejoramiento del liderazgo del Partido en informaciones periodísticas, empresas propiedad del Estado y en el desarrollo de la filosofía y de las ciencias sociales, entre otros aspectos.

Abanderando la “cero tolerancia” a funcionarios corruptos, el Comité Central del PCCh ha cazado “tigres” y aplastado “moscas”, como se les conoce a los funcionarios de alto y bajo rango, respectivamente. Además, se llevó a cabo una campaña de “Cacería del Zorro” para arrestar a fugitivos en ultramar, incluyendo a funcionarios corruptos.

Varios funcionarios corruptos han sido sancionados por la ley, entre ellos están Zhou Yongkang, Bo Xilai, Xu Caihou, Guo Boxiong y Ling Jihua.

El PCCh también ha combatido acciones como la organización de banquetes lujosos, fiestas en clubes exclusivos, irregularidades en el uso de vehículos de gobierno, uso de fondos públicos para gastos privados, oficinas de gobierno extravagantes, funcionarios que han llevado a su familia y sus bienes hacia el extranjero, gente que ha sacado provecho de agencias de gobierno y organizaciones con financiamiento del gobierno.

El PCCh ha establecido una sólida base para gobernar estrictamente al Partido con la racionalización y la adhesión a las regulaciones del Partido.

El PCCh ha inyectado vitalidad a la gobernanza del Partido a través de la reforma y la innovación, y la inspección al interior del Partido es un buen ejemplo.

Las inspecciones buscan descubrir conductas nocivas entre funcionarios, incluyendo el uso de poder para la obtención de dinero, abuso de poder, sobornos, así como métodos dañinos de trabajo como el formalismo, la burocracia, el hedonismo y la extravagancia.

El 17 de octubre, se dieron a conocer públicamente los hallazgos de la décima ronda de inspección.

CLAVE PARA LA REVITALIZACIÓN NACIONAL

La estricta gobernanza del Partido siempre ha desempeñado un papel vital en la vida política del PCCh y para la causa de la revitalización nacional.

Hace 80 años, bajo la conducción del PCCh, los soldados del Ejército Rojo de Obreros y Campesinos Chinos completaron la Gran Marcha en circunstancias extremas, con lo que superaron numerosos obstáculos que les obstaculizaban la victoria de la revolución.

De 1934 a 1936, dejaron sus bases y marcharon a través de tempestuosos ríos, montañas congeladas y pantanos fangosos para detener el acoso de las fuerzas del (Partido Nacionalista) Kuomintang. Algunos marcharon hasta 12.500 kilómetros.

En la reunión de la semana pasada para conmemorar el 80° aniversario del éxito de la Gran Marcha, Xi elogió esa acción como “un milagro humano épico”, y pidió hacer esfuerzos para lograr el Sueño chino de revitalización nacional con “una nueva Gran Marcha”.

Desde la fundación de la República Popular China en 1949, bajo el liderazgo del PCCh, el pueblo chino ha progresado a pasos agigantados frente a todas las dificultades y logró con éxito convertir al país, que en el pasado fue pobre y débil, en la segunda mayor economía mundial. Detrás de sus enormes logros estuvo la crisis de conciencia del PCCh y su determinación para construir e impulsar con dinamismo el Partido.

Desde asuntos económico hasta ambientales, desde elevar el sentido de satisfacción de la gente hasta garantizar el trato igualitario y justo ante la ley, gobernar al país en la próxima década probablemente será uno de los trabajos más difíciles en el mundo.

China enfrenta desafíos sin precedente mientras avanza en la escena central mundial. El hecho de que Partido se desarrolle o no de acuerdo con los tiempos determinará si ha de emerger victorioso en la nueva Gran Marcha.

China necesita mostrar su columna vertebral para continuar su desarrollo, y más de 1.300 millones de chinos necesitan una guía fuerte y enérgica a medida que el país se acerca a su objetivo de revitalización nacional.

El PCCh está comprometido a poner en acción el proyecto de gobernar estrictamente el Partido, asegurar que el PCCh sea siempre el liderazgo central en la causa del socialismo con características chinas.

Al hacerlo, el PCCh busca lograr sus dos objetivos centenarios: construir una sociedad modestamente acomodada en una forma integral para el centenario del PCCh en el año 2021, y convertirse en un país socialista moderno para cuando la República Popular China cumpla su primer siglo de existencia en 2049. F