Gobierno central apoya que Hong Kong desaloje áreas de movimiento Occupy

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 12 dic (Xinhua) -- El gobierno central de China señaló hoy que apoya la decisión del gobierno y la policía de Hong Kong de desalojar los sitios y caminos de protesta del movimiento Occupy.


BEIJING, 12 dic (Xinhua) — El gobierno central de China señaló hoy que apoya la decisión del gobierno y la policía de Hong Kong de desalojar los sitios y caminos de protesta del movimiento Occupy.

El gobierno central “coincide plenamente y apoya firmemente” al gobierno y policía de Hong Kong en detener estas actividades ilegales y así mantener el orden social y proteger el Estado de derecho, señala un comunicado de la Oficina de Hong Kong y Macao del Consejo de Estado.

Las autoridades de Hong Kong desalojaron el jueves los sitios del movimiento Occupy en el Ministerio de Marina y el tránsito enfrente de las oficinas de gobierno se movió de nuevo antes de la medianoche.

Los manifestantes del Movimiento Occupy Central habían erigido una barricada en el centro de Hong Kong, dañando gravemente el orden social, la economía, el progreso democrático y el Estado de derecho de Hong Kong, añade el comunicado.

“Hemos notado que la operación de desalojo fue bien aceptada y recibida por los residentes de Hong Kong”, indica el comunicado.

El documento reitera que el gobierno central continuará implementando la política de “Un país, dos sistemas” y la Ley Básica, así como apoyando el progreso democrático de Hong Kong.

“Esperamos que la sociedad de Hong Kong se comprometerá en una discusión racional y pragmática y construirá un consenso acerca del desarrollo político dentro de las fronteras de la Ley Básica y las decisiones adoptadas por el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional” (APN), máxima legislatura de China”, menciona el documento.

El gobierno central espera que Hong Kong continúe el proceso de “cinco pasos” hasta el sufragio universal en la elección del próximo jefe ejecutivo de la región en 2017.

Desde el 28 de septiembre, la protesta de Occupy ha causado una grave suspensión del tránsito, menos turismo, cierres temporales de escuelas y bancos y una fuerte caída en los negocios del mercado de valores local. También ha habido una serie de enfrentamientos entre manifestantes y la policía.

La protesta Occupy no ha ganado el favor de la gente de Hong Kong, señala el comunicado.

El documento pide que Hong Kong “aprenda de su experiencia” y piense con calma respecto al futuro.

La gente de Hong Kong debe entender mejor e implementar los principios de “Una país, dos sistemas”, añade.

Hong Kong debe volver un principio fundamental el proteger la soberanía, seguridad y desarrollo del país y mantener la estabilidad y prosperidad de largo plazo en Hong Kong, indica el comunicado.

La región debe aprovechar las oportunidades presentadas por la reforma y el desarrollo económico, mantener y aprovechar las ventajas únicas de Hong Kong para avanzar en el desarrollo económico, la vida de la gente, la democracia y la armonía social en la región, menciona el comunicado.

Huang Yiyu, subdirector ejecutivo del Instituto Central del Socialismo, dijo que las actividades ilegales de Occupy dañaron la democracia y Estado de derecho de Hong Kong, y afectaron la implementación de “Un país, dos sistemas”. Huang agregó que el desalojo de las áreas cumple con la voluntad de la gente de Hong Kong.

El desalojo es una acción importante para garantizar la seguridad nacional y frustrar el intento de algunas personas de usurpar el derecho de gobernanza en la región, señaló Chen Yonghua de la Sociedad de Justicia de China.

Zhang Keyun de Hefei, provincia de Anhui, este de China, dijo que su visita de octubre había sido alterada por el movimiento Occupy. “Por el movimiento, muchas tiendas cerraron, el transporte no fue bueno y yo estaba preocupada por mi seguridad personal”. La mujer añadió que un orden social estable es la premisa básica para que Hong Kong atraiga a más turistas.

El desalojo del jueves halló poca resistencia y muchos manifestantes abandonaron los lugares ocupados de manera pacífica, pero hubo algunos que ignoraron el llamado de la policía. Alrededor de 200 fueron arrestados.