Gobierno chino advierte que 2009 será el año “más duro” desde 2000

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 1 feb (Xinhua) -- El gobierno chino advirtió el domingo  que 2009 será posiblemente "el año más duro" desde el inicio de este  siglo para asegurar el desarrollo económico y consolidar el "sano  ímpetu de desarrollo" en la agricultura y las áreas rurales del país  asiático. 


La continuación de la crisis financiera global y la  desaceleración de la economía mundial han ejercido un impacto  progresivamente negativo sobre la economía china, señaló el primer  documento de este año emitido conjuntamente por el Consejo de Estado  (gabinete del país) y el Comité Central del Partido Comunista de  China (PCCh). 

     “El desarrollo de la agricultura y las áreas rurales en 2009  tiene una importancia especial”, indicó el documento. 

     “El mayor potencial para estimular la demanda nacional se  encuentra en las áreas rurales; el fundamento para garantizar el  crecimiento económico estable y relativamente rápido se basa en la  agricultura; el trabajo más duro para garantizar y mejorar las  condiciones de vida del pueblo sigue estando en los agricultores”, según la misma fuente. 

     En el documento, el sexto de su tipo desde 2004 para abordar los  problemas rurales, el gobierno urgió a las autoridades a que tomen  medidas firmes para evitar la caída de la producción de cereales y  que garanticen la expansión estable de la agricultura y la  estabilidad rural. 

     MAS APOYOS FISCALES 

     En el documento se promete incrementar los apoyos gubernamentales.  

     El presupuesto de este año para la agricultura y desarrollo rural  va a ser dado a conocer en la reunión legislativa nacional anual que  se va a inaugurar en marzo, pero el documento dice que una mayor  inversión provendrá de la inversión en activos fijos, emisiones de  bonos del Tesoro y de ingresos de impuestos superiores al uso del  suelo. 

     El año pasado, la inversión presupuestaria en agricultura y  desarrollo rural creció 37,9 por ciento anualmente para llegar a 595. 550 millones de yuanes. 

     A partir de 2009, los gobiernos distritales de las áreas central  y occidental que sufran escasez de capital ya no proporcionarán  fondos de contrapartida para la construcción de proyectos públicos  financiados a través de las finanzas centrales, incluyendo proyectos  de ecología, renovación de reservas, suministro de agua potable y  riego. 

     Corporaciones de inversión patrocinadas por el gobierno y fondos  de desarrollo industrial para la agricultura podrán establecerse  cuando las condiciones sean propicias, dijo. 

     Este año también se ofrecerán subsidios que cubrirán no sólo a  todos los agricultores que cultivan arroz, trigo, maíz y algodón,  sino también a algunos que siembren colza y soya. Las compras que  hagan los agricultores y ganaderos de maquinaria eficiente en  energía también serán subsidiadas. 

     Para mejorar la escala y calidad de la ganadería y de la  acuacultura, el gobierno también ofrecerá apoyo crediticio a las  granjas dedicadas a esas actividades para que establezcan  instalaciones sanitarias. Las bases de producción de ganado lechero  recibirán más apoyo fiscal para la construcción de estaciones  estandarizadas de recolección de leche. 

     EMPLEO RURAL 

     El gobierno chino busca ampliar sus planes de seguridad social y  fortalecer la protección de derechos de la tierra de los  agricultores y los de empleo de los trabajadores emigrantes rurales. 

     Millones de obreros rurales perdieron sus trabajos en los últimos  meses y regresaron a sus casas desde las provincias costeras del  país, lo que hizo aumentar el desempleo en las áreas rurales. 

     Ma Jiantang, director del Buró Nacional de Estadísticas, estimóen  una conferencia de prensa anterior que un 5 por ciento de los 130  millones de trabajadores emigrantes habían vuelto a sus pueblos  natales desde finales de 2008, aunque otros funcionarios sostuvieron  que dicha cifra era todavía más elevada. 

     El documento instaba a los departamentos del gobierno central y  los locales a tomar medidas para crear más empleo y aumentar los  ingresos rurales. 

     Además, las autoridades exigen a las compañías una mayor  responsabilidad social y un tratamiento de empleo más favorable para  los trabajadores emigrantes rurales. También defienden la promoción  de políticas flexibles de empleo y más oportunidades de formación. 

     Al mismo tiempo, los gobiernos locales deben aumentar la  inversión para proporcionar políticas fiscales favorables a aquellas  personas que perdieron sus empleos en las ciudades y esperaban  encontrar otro en sus pueblos natales. 

     El gobierno también instó a los departamentos pertinentes a  elaborar medidas para subvenciones a agricultores con bajos ingresos  apropiados para las condiciones rurales y los trabajadores  emigrantes, con el objetivo de garantizar sus derechos. 

     La agricultura sigue siendo el eslabón más débil de la economía  china, al tiempo que siguen creciendo las disparidades entre las  ciudades y las áreas rurales del país. 

     El gobierno también urgió a los departamentos a que preparen  medidas de seguro de pensión básica que se ajusten a las condiciones  rurales y a los trabajadores inmigrantes para garantizar sus  derechos. Aunque aún tiene que decidirse la prima, está claro que  los residentes rurales sólo necesitarán pagar una pequeña fracción y  los gobiernos subsidiarán el resto. 

     Además, los gobiernos central y provinciales elevarán la  remuneración para familias rurales a fin de cumplir los estándares  de subsistencia mínimos establecidos por el Estado. 

     SUPERVISION DEL MERCADO 

     El gobierno también desea alcanzar el equilibrio entre la oferta y  la demanda de productos agrícolas este año para impedir que los  precios bajos afecten los ingresos de los agricultores. 

     El documento estipula que las autoridades supervisarán  estrechamente los mercados de producción agrícola local y de  ultramar y usarán todas las medidas posibles cuando sea necesario  para asegurar el crecimiento estable del ingreso de las familias  rurales. 

     También se exhorta a las autoridades a “medir el momento y ritmo”  de las importaciones y exportaciones de productos agrícolas para  evitar que el mercado nacional sea inundado con importaciones de  productos agrícolas y se pide a los gobiernos, asociaciones  industriales y empresas que tengan una comunicación más estrecha. 

     China también optimizará su sistema de acceso al mercado de  acuerdo con los requisitos de la Organización Mundial de Comercio  para permitir la inversión externa en la producción de suministros y  materiales agrícolas. 

     El país modificará el mecanismo regulador para las exportaciones  e importaciones de productos agrícolas, a fin de ofrecer un canal  fluido para que los gobiernos de diferentes países, asociaciones y  empresas se comuniquen y resuelvan problemas. 

     Los gobernadores continuarán siendo responsables de la producción  de cereales. Se establecerá un sistema de evaluación para supervisar  el desempeño de las autoridades en la protección de la tierra de  cultivo, recursos de agua y control macroeconómico en la producción  y distribución de cultivos de cereales. 

     En el documento, se alienta a diferentes áreas a que aprovechen  las condiciones locales del suelo y del clima para incrementar el  rendimiento de los cultivos. 

     Además, se trazará tan pronto como sea posible un plan de  desarrollo industrial para la siembra de árboles leñosos, agrega el  documento.