Gobierno de China decide fortalecer puntos débiles en áreas cruciales

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

El gobierno de China decidió fortalecer las debilidades en áreas cruciales, incluyendo alivio de la pobreza, infraestructura, control de conservación del agua después de desastres y desarrollo de nuevos motores de crecimiento.


El gobierno de China decidió fortalecer las debilidades en áreas cruciales, incluyendo alivio de la pobreza, infraestructura, control de conservación del agua después de desastres y desarrollo de nuevos motores de crecimiento.

La decisión, que pretende lograr un desarrollo más equilibrado y efectivo y proporcionar una fuerza conductora para la reforma estructural enfocada en la oferta, fue adoptada el lunes en una reunión ejecutiva del Consejo de Estado presidida por el primer ministro, Li Keqiang.

En la reunión, el primer ministro Li escuchó un informe de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR) sobre los esfuerzos del país para mejorar los puntos débiles clave, así como las medidas que se tomarán en el camino.

“La clave para expandir las demandas y crear un contexto apropiado para la reforma estructural de China es mejorar las propias áreas débiles”, señaló Li. “China sigue siendo un país en desarrollo con enormes diferencias en el nivel de desarrollo entre sus regiones y también entre áreas rurales y urbanas. Necesitamos trabajar arduamente para expandir la inversión efectiva y hacer sólidos esfuerzos para mejorar los debilidades”.

Mejorar los puntos débiles del país es una de las tareas primordiales establecidas en el XIII Plan Quinquenal para el desarrollo socioeconómico nacional de China (2016-2020), y fue promovido durante la Conferencia Económica Central de diciembre pasado en Beijing.

En la reunión, Li indicó que reducir la capacidad excesiva, disminuir los costos corporativos y mejorar las debilidades para mejorar el nivel de vida de las personas serán las tareas esenciales del gobierno en 2016, en el proceso para mantener el crecimiento económico en un rango apropiado. También desempeña un papel indispensable en la reforma estructural de China.

“Actualmente, estamos bajo presión para mantener un crecimiento económico estable y crear empleos, y nuestros logros en el primer semestre de este año no se obtuvieron fácilmente”, dijo Li.

La economía de China creció 6,7 por ciento en el primer semestre de 2016, dentro del objetivo previsto de entre 6,5 y 7 por ciento.

Sin embargo, el país aún necesita hacer más esfuerzos para mejorar las debilidades del país, tales como la infraestructura y el alivio de la pobreza.

En la reunión del lunes se decidió tomar más medidas en las siguientes áreas.

Primero, en el alivio de la pobreza. Se harán esfuerzos para sacar a 10 millones de personas de la pobreza para finales de 2016.

Segundo, se impulsará el desarrollo de infraestructura de hidroingeniería y para la prevención de inundaciones urbanas, especialmente en áreas que se inundaron este verano, y otros 10 nuevos proyectos de prevención de inundaciones comenzarán este año.

Tercero, se acelerará la construcción de infraestructura, para lo que se invertirá un total de 800.000 millones de yuanes (alrededor de 120.000 millones de dólares), en la construcción de vías férreas. Igualmente este año iniciará la construcción de más de 2.000 kilómetros de ductos subterráneos. Las instalaciones públicas para ancianos también mejorarán.

Se ofrecerá más apoyo para el desarrollo de la agricultura, el mejoramiento tecnológico y de equipo, y se promoverán nuevas fuerzas de impulso económico.

El gobierno deberá tener un papel líder para fortalecer las áreas débiles, y se dará más acceso al mercado a inversionistas privados. Áreas como la operación de aeropuertos civiles, telecomunicaciones, exploración de petróleo y gas se abrirán a inversionistas privados.

Li subrayó que se requieren hacer esos esfuerzos con un claro enfoque en proyectos de infraestructura crítica, además de acelerar las reformas institucionales para crear un buen ambiente para resolver las debilidades. También se innovará en financiamiento y en las formas de atraer inversión extranjera.

La reunión exhortó a todos los departamentos a establecer plazos claros.

“Necesitamos intensificar mejor tanto los incentivos positivos como los negativos para generar entusiasmo de todos los departamentos”, dijo Li. “Los derechos legítimos de todos los actores del mercado deben ser protegidos, y se requieren sanciones más rigurosas para los gobiernos que incumplan sus deberes”, agregó.