Legislación adecuada es indispensable para “Cuatro Tareas Integrales”

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 9 mar (Xinhua) -- La Ley de Legislación de China, cuya modificación está siendo analizada por unos 3.000 legisladores nacionales, no sólo es de interés para la legislatura.


BEIJING, 9 mar (Xinhua) — La Ley de Legislación de China, cuya modificación está siendo analizada por unos 3.000 legisladores nacionales, no sólo es de interés para la legislatura.

La legislación adecuada es un pilar para la buena gobernanza de cualquier país. Para la China de hoy es particularmente fundamental.

La capacidad del país para elaborar leyes adecuadas y asegurar su puesta en marcha tendrá una enorme influencia en la campaña para lograr la iniciativa estratégica de las “Cuatro Tareas Integrales” presentada por la dirigencia central del país.

Considerada como una de las cuatro prioridades, la campaña para fortalecer el Estado de derecho se ha acelerado desde que el Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) adoptó un plan de reforma legal integral en octubre pasado.

Sólo si el país tiene un proceso legislativo diseñado apropiadamente que incorpore intereses de todos los ciudadanos y minimice la influencia de los intereses creados, puede avanzar sólidamente hacia el Estado de derecho.

Además, si la legislatura no supervisa efectivamente la legitimidad de las normas y políticas gubernamentales, que son un contenido clave en la Ley de Legislación, el país perderá un instrumento efectivo para mantener al poder administrativo de acuerdo con la ley.

Sin embargo, la importancia de la iniciativa va más allá del sistema legal.

El papel que desempeña la legislación en la vida política del país ha cambiado notablemente. Hace décadas, una reforma empezaba sin el aval de la ley porque apenas se estaba constituyendo el sistema legal del país. Una nueva ley sería redactada o una existente se modificaría con base en los resultados exitosos de las políticas gubernamentales.

Ahora, como el país tiene más de 240 leyes, cerca de 700 reglamentos gubernamentales y alrededor de 8.600 leyes locales, cualquier acción administrativa necesita ser avalada por la ley, incluso las políticas de reforma más recientes y más urgentes, como subraya el proyecto de reforma integral adoptado en noviembre de 2013.

Los legisladores enfrentan la nueva presión de que su trabajo debe estar un paso adelante, para mostrar la dirección y guiar la práctica. Ese cambio requiere que simplifiquen el proceso legislativo.

La mayoría de las áreas de reforma ahora están a punto de derribar todas las barreras, de romper los intereses creados y de reorganizar las participaciones. Algunas veces, una política no es lo suficientemente poderosa y se necesita una legislación.

De hecho, el proceso de legislación es una plataforma más natural y eficiente para que diferentes grupos de interés negocien y logren consenso. Muchos creen que esta ronda de reforma no alcanzará el progreso esencial si evita la legislación.

La buena legislación también es un apoyo fuerte para gobernar estrictamente al gobernante Partido Comunista de China (PCCh), otra prioridad en la estrategia de las “Cuatro Tareas Integrales”.

El PCCh busca “encerrar al poder en la jaula del sistema”, que incluye al sistema legal. El diseño político sistemático para disuadir la corrupción será incompleto y débil sin legislación.

La atención que la iniciativa generó en el máximo liderazgo es un indicio claro. En febrero, antes de que fuera presentada a la sesión legislativa nacional, los siete miembros del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh, escucharon un informe sobre ella y dieron instrucciones.

Como el PCCh decidió en su plan de reforma legal que debe gobernar al país de acuerdo con la ley, naturalmente su estrategia clave necesitará el aval y apoyo de la ley para ser implementada completa y efectivamente. La modificación a la Ley de Legislación es una pieza importante del gran plan.