Más reformas pondrán a prueba a nueva dirigencia de China

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 14 nov (Xinhua) -- El Partido Comunista de China (PCCh) fortaleció el consenso sobre las futuras reformas en el recién concluido Congreso Nacional, un factor que de acuerdo con los analistas allanará el camino para que la nueva dirigencia enfrente las preocupaciones populares esenciales para el desarrollo sostenible de China.


De acuerdo con los Estatutos del PCCh enmendados recientemente y avalados hoy por el XVIII Congreso Nacional, la reforma y la apertura han sido subrayadas como el “camino hacia una China más fuerte” y la “característica sobresaliente” del nuevo periodo en China.

La inclusión de esta declaración en los Estatutos ayudará a todo el Partido a adquirir un entendimiento más profundo de la importancia de continuar la reforma y la apertura y así seguir este esfuerzo más conscientemente y con una mayor determinación, señala una resolución del Congreso sobre una enmienda a los Estatutos.

Xin Ming, profesor de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh, consideró a la enmienda como la “acción correcta en el momento correcto”.

Los Estatutos, que son la ley fundamental del Partido, sostienen la máxima autoridad dentro de la organización y tienen un poder vinculante sobre todos los miembros del PCCh.

CONSENSO

“Las reformas de China no son impecables. Algunas personas se ponen nostálgicos o hasta desean un alto a las reformas. Pero en este momento, rechazar las reformas sólo conducirá a China hacia un callejón sin salida. El estancamiento y el retroceso en las reformas no es una salida”, dijo Xin.

Mucha gente se ha disgustado o quedó perpleja por los males sociales del país, tales como los alimentos de mala calidad, la enorme disparidad en la riqueza, los males medioambientales, la corrupción y el acceso inequitativo a la educación, la atención médica y la seguridad social.

El igualitarismo, anteriormente considerado como el culpable que asfixiaba la vitalidad nacional de China bajo la economía planificada, ya no parece tan inútil.

“Además del desconcierto, otro importante impedimento tiene que ver con la disparidad de opiniones sobre la urgencia de profundizar las reformas”, dijo Liu Jingbei, director del departamento de investigación de la Academia de Liderazgo Ejecutivo de China en Pudong, Shanghai.

Para aquellos que vacilan, el Partido ha aclarado en un reporte clave presentado al Congreso del Partido que las próximas reformas enfatizarán un desarrollo integral y coordinado en economía, política, sociedad, cultura y ecología.

El estudioso de China Robert Kuhun dijo que los nuevos líderes de China enfrentan cinco temas clave: la reestructuración económica; la mejoría en el nivel de vida y la seguridad social de la gente; la innovación; la participación política; y los sistemas de creencias y valores.

Todos estos desafíos requieren que el Partido adopte acciones, indicó.

CARRERA DE RELEVOS A los ojos de los líderes comunistas chinos, el proceso de reforma y la apertura planeado por Deng Xiaoping a finales de la década de los 70 del siglo XX es más bien una carrera de relevos que debe avanzar de una generación a otra.

La inspiradora motivación y el creciente consenso deben ser el punto de partida esencial de las futuras reformas, mientras que el espíritu de la reforma y la innovación debe integrarse en todos los aspectos de la gobernanza nacional, dijo el presidente Hu Jintao.

El ímpetu principal de las reformas, dicen los analistas, es la gente, mientras que es la democracia la que inspira a la gente a reunir su sabiduría.

El Dr. Zheng Changzhong, experto en construcción del Partido de la Universidad de Fudan, dijo: “Los nuevos líderes del Partido deben comprender las diversas peticiones del pueblo chino, hacer una lista de prioridades, y hacer avanzar las reformas en el momento apropiado y con la intensidad apropiada”.

Yu Pei, un investigador de historia mundial de la Academia de Ciencias Sociales, cree que China ya no puede concebir su camino sin futuras reformas.

“El diseño de la política de alto nivel debe combinarse con la innovación a nivel de las bases, mientras el eje central del sólido diseño de la política de alto nivel es mantener el interés de la gente y respetar e inspirar el papel impulsor de la gente en la historia”, señaló Yu.

Durante el congreso, el delegado Chen Derong, secretario del Partido en la ciudad de Wenzhou en la provincia de Zhejiang, fue abordado por reporteros nacionales quienes le preguntaban sobre el plazo para el proyecto piloto de reforma financiera de la ciudad.

Después de que se informara que unos 100 empresarios privados de Wenzhou han desaparecido, se han suicidado o se han declarado en bancarrota por no poder pagar deudas clandestinas por 10.000 millones de yuanes, el Consejo de Estado autorizó a la ciudad, cuna de los negocios privados de China, que encabece la reforma financiera para los créditos privados este año.

Varios ministros también han preparado planes para facilitar el acceso de empresas privadas a sectores anteriormente confinados a empresas estatales, en sectores como ferrocarriles, energía y finanzas.

Tomando la iniciativa financiera de Wenzhou como un ejemplo de consenso para la reforma, los analistas dicen que el apoyo de los ciudadanos y el valor político de los líderes son necesarios para enfrentar los problemas profundos.

Mientras los funcionarios chinos impulsan las reformas desde “aguas profundas”, Hu Jintao una vez más subrayó la necesidad de tomar el régimen de la ley como condición para avanzar en la reforma, eliminar conflictos y mantener la estabilidad.

“Si el partido desea mantener su gobierno a lo largo del camino socialista, siempre debe tener en mente la estratégica elección de la reforma por el bien de la gente”, coincidió Zheng, de la Universidad de Fudan.