Pobres resultados para dependencias estatales en prueba de “transparencia”

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

Pueblo en línea, 30/09/2011--En una reciente prueba destinada a medir la transparencia de las distintas agencias del gobierno chino, 35 de los 43 departamentos del Consejo de Estado recibieron malas calificaciones.


La institución que recibió la peor calificación fue el Ministerio de Supervisión, el mismo responsable de asegurar que los funcionarios divulguen información de interés público de acuerdo con la ley.
El informe, publicado por el Centro de Estudios sobre la Participación y Apoyo Públicos de la Universidad de Pekín, dijo que las agencias gubernamentales continúan reacias a divulgar información de manera oportuna, a pesar de que la regulación de China en materia de divulgación de información del Gobierno, la primera de este tipo en el país, fue aprobada en 2008.

Después de una encuesta a cerca de 200 dependencias del Gobierno en el último año, profesores y estudiantes de ocho universidades de todo el país llegaron a la conclusión de que las instancias gubernamentales de provincia están más dispuestas a revelar información que los departamentos centrales. También dijo que los funcionarios en las áreas costeras son más comunicativos que sus homólogos en las provincias del interior.

Entre la información solicitada a los organismos gubernamentales durante la prueba se encuentran los presupuestos anuales per cápita y las actas de las audiencias públicas que se llevaron a cabo en el último año. En el gobierno central, ocho departamentos de los 43, recibieron más de 60 puntos en la prueba, mientras que la puntuación media fue de 51. Los mejores resultados de la prueba fueron obtenidos por la Oficina de Propiedad Intelectual, seguida por la Comisión de Regulación Bancaria y la Comisión de Planificación Familiar. En el otro extremo de la escala se sitúa el Ministerio de Ferrocarriles, la Oficina de Asuntos Legislativos del Consejo de Estado y el Ministerio de Supervisión, los mismos organismos que se habían situado en la parte inferior de la lista el año pasado.

Wang Jingbo, profesor de la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de China, quien también participó en la investigación, dijo que una de las razones por las cuales los tres departamentos apenas mejoraron en el último año es que “sus actitudes no han cambiado”. “Cuando llamamos a los funcionarios de la Oficina de Asuntos Legislativos del Consejo de Estado y les pedimos hacer pública una opinión solicitada sobre un proyecto de ley, simplemente dijeron que no tenían por qué divulgar esa información”, dijo. “En cuanto a los que respondieron a nuestra solicitud, la información que ofrecieron por lo general carecía de sustancia”.

En cuanto al Ministerio de Supervisión, que se encarga de supervisar los órganos gubernamentales y a los funcionarios. También se encarga de investigar las dependencias gubernamentales que han sido acusadas de retener información, violando de la ley.

El estudio también mostró que casi ninguna de las ramas de la Cruz Roja China respondió a la solicitud de los investigadores para obtener información.

“Para mejorar la calidad de los contenidos, el Consejo de Estado debe publicar las normas que dejen en claro qué información de interés público se debe poner en un informe de divulgación”, dijo Wang Xixin, director del centro de la participación pública.

“El acceso a la información gubernamental es la piedra angular de la supervisión del gobierno”, dijo Ying Songnian, experto legal en leyes administrativas. “¿Cómo podemos saber cómo gastan el dinero de los impuestos, si ni siquiera se puede acceder a los presupuestos anuales?”.

En un caso reciente, un estudiante de la Universidad de Tsinghua llamado Li Yan inició acciones legales en contra de tres departamentos centrales que rechazaron sus peticiones de información. Para un informe que estaba escribiendo, Li pidió información sobre la responsabilidad de los vice-ministros de todos los departamentos centrales . El tribunal local no ha decidido si el caso puede ser presentado.


Li dijo que su intento por aprender más sobre el gobierno ha sido desalentador. “La solicitud de información [sobre la administración] gubernamental, que forma parte del derecho del pueblo a estar informado, demanda demasiado tiempo y energía”.