Presidente chino pide confianza en aplicación de reforma

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

El presidente de China, Xi Jinping, pidió confianza en la aplicación de las reformas y determinación en la lucha contra las dificultades.


El presidente de China, Xi Jinping, pidió confianza en la aplicación de las reformas y determinación en la lucha contra las dificultades.

“Todos los miembros del Partido deben tener confianza en la materialización del proyecto de reforma. No importa cuáles sean las dificultades y perturbaciones que nos encontremos, no nos desviaremos de la reforma”, aseveró Xi durante un viaje de inspección por la provincia oriental de Shandong realizado de domingo a jueves.

El proyecto está en vigor y ahora lo más importante es llevarlo a cabo y volverlo realidad gradualmente, afirmó Xi.

El mandatario admitió que la profundización integral de las reformas es una tarea ardua y complicada para el Partido Comunista de China (PCCh).

“Será una nueva prueba para la capacidad de gobernanza y liderazgo del Partido”, afirmó Xi, también secretario general del Comité Central del PCCh.

Durante la tercera sesión plenaria del XVIII Comité Central del PCCh, se adoptó el 12 de noviembre un plan clave de reforma que incluye más de 300 medidas. Xi recordó que las medidas de reforma deben llevarse a cabo precisamente conforme a ese plan, y advirtió contra el riesgo de aplicarlas ciegamente sin haber entendido previamente los requisitos de las autoridades centrales.

Con algunas medidas, cuya realización queda en espera de la planificación del Comité Central del PCCh, las autoridades locales no tienen que actuar con prisa, mientras que aquellas que se puedan aplicar con prontitud no deben sufrir retrasos, agregó Xi.

Por otro lado, si se trata de políticas que requieren pruebas, el país llevará a cabo una investigación prudente en vez de actuar con precipitación, manifestó el presidente, quien recordó que algunas medidas deben esperar la autorización de las leyes pertinentes antes de ser puestas en marcha.

Xi destacó que a la hora de implementar el plan de reforma, los funcionarios locales no sólo tienen que respetar la autoridad de las políticas de nivel central, sino también ser flexibles ante las condiciones locales.

El mandatario hizo un llamamiento a todo el Partido y la sociedad china para que se unan bajo el consenso del impulso de la reforma, así como a que entiendan, apoyen y participen en los esfuerzos por hacerla realidad.

El PCCh debe concentrar su labor en la reforma, y todos los funcionarios del Partido deben esforzarse por mejorar su competencia de movilización y organización de las reformas y de gestión de las situaciones complicadas, concluyó Xi.

Durante la gira de cinco días, Xi visitó un cementerio el lunes en la ciudad de Linyi, una importante base militar durante la guerra de resistencia de China contra los agresores japoneses de 1937 a 1945, para rendir homenaje a los mártires revolucionarios.

Esa tarde, acudió a una aldea donde el PCCh estableció organizaciones partidistas en los primeros días de la guerra. Allí, Xi visitó la casa de un hombre de 83 años de edad para informarse sobre la vida del viejo “camarada” y de sus familiares.

Xi pidió a los funcionarios locales que brinden más apoyo al desarrollo de esas bases revolucionarias e indicó que “aunque la vida está mejorando, la historia no puede olvidarse y quienes hicieron sacrificios para la fundación de la nueva China deben ser recordados”.

El martes, Xi visitó la ciudad de Qufu, el lugar de nacimiento del antiguo filósofo Confucio o Kong Zi. Sus enseñanzas se centraron en la paz y en la armonía social.

Xi pidió que se desarrolle la moralidad en toda la sociedad, basada en lo que sea útil bajo los estándares morales tradicionales y en la eliminación de lo que sea poco sano.

“Nuestra nación estará llena de esperanza siempre y cuando continúe la búsqueda china de un ámbito moral hermoso y elevado de generación en generación”, dijo Xi.

Durante su inspección en Shandong, Xi también visitó una compañía textil y la Academia de Ciencias Agrícolas de Shandong, donde subrayó el papel decisivo de la tecnología para elevar la competitividad de las empresas y promover el desarrollo de la agricultura.

El urgió a las autoridades locales a que mejoren los niveles de vida de los agricultores y trabajadores migrantes por medio del incremento de sus ingresos y de proporcionarles más servicios públicos.

El presidente también escuchó un informe sobre el trabajo local presentado por las autoridades provinciales de Shandong y elogió su trabajo. Alentó a la provincia, una de las más ricas de China, a que transforme su modalidad de desarrollo económico con el fin de encabezar a la nación en la construcción de una sociedad modestamente acomodada en una forma generalizada. Fi