Presidente chino visita base revolucionaria comunista antes del Nuevo Año Lunar

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

JINGGANGSHAN, Este de China, 25 ene (Xinhua) -- El presidente de China, Hu Jintao, visitó la provincia de Jiangxi (en el este), donde platicó con veteranos revolucionarios, trabajadores modelo y agricultores antes de la Fiesta de Primavera o Año Nuevo Lunar chino, el festival tradicional más importante para los chinos que cae este año mañana lunes.


Durante la visita, efectuada entre ayer y hoy domingo, el presidente Hu visitó la localidad de Jinggangshan, donde en 1927 el difunto líder chino Mao Zedong y sus compañeros revolucionarios establecieron la primera base revolucionaria rural de China.




Este es el sexto año consecutivo en que el presidente Hu pasa dicha fiesta fuera de Beijing junto con ciudadanos ordinarios. Hu, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), visitó a veteranos que sirvieron en el Ejército Rojo y a gente de la ciudad de Jinggangshan. Durante la visita de Hu a Huangyangjie, un famoso campo de batalla cerca de Jinggangshan y actual museo revolucionario en la ciudad, Hu conversó con trabajadores modelo locales, veteranos y sus descendientes, y les preguntó sobre su vida. 

Señaló que los veteranos lucharon al lado del PCCh y del presidente Mao, e hicieron sobresalientes contribuciones a la revolución de China. Los trabajadores modelo también han dado un notable servicio en la construcción de la ciudad de Jinggangshan, dijo. Hu mencionó que actualmente el PCCh y todos los grupos étnicos en China se esfuerzan por mantener un desarrollo económico constante y relativamente rápido, así como la construcción de una sociedad de bienestar.

En un supermercado, Hu se alegró de ver que los precios de los alimentos continúan estables y los negocios son buenos. Docenas de clientes aplaudieron al presidente, y un pequeño niño besó a Hu en la cara. Hu exhortó a los empleados del supermercado a proporcionar una variedad de artículos a precios accesibles  a la vez que protegen su calidad, para contribuir con el plan para fomentar el consumo interno.

En una planta de energía eléctrica en Jinggangshan, Hu felcitó a los empleados que trabajan durante las celebraciones. Durante su visita a Jinggangshan, Hu también visitó a un granjero llamado Wu Jianzhong y a su familia en una aldea del pueblo de Xiaping. Wu dijo al presidente que sus negocios agrícolas funcionan bien y que el ingreso de su familia el año pasado superó los 140.000 yuanes (alrededor de 20.000 dólares USA). En la casa de Wu, el presidente ayudó a freir castañas y picar frijol de soya para hacer queso de soya. 

“Vine a Jinggangshan en 1993. Ahora, después de 16 años, estoy muy contento de que la base revolucionaria tenga una nueva y mejor apariencia y que la gente tenga una mejor vida”, expresó Hu. “El PCCh y el gobierno prestan mucha atención a Jinggangshan y su pueblo. Haremos más esfuerzos para ayudarlos en el desarrollo y para que su población mejore sus vidas cada vez más”, dijo Hu a los agricultores que lo rodeaban en la aldea.

Muchas bases revolucionarias del PCCh aún están subdesarrolladas en comparación con las regiones costeras debido a las adversas condiciones naturales. El año pasado, el mandatario chino visitó la Región Autónoma de la Etnia Zhuang de Guangxi (en el sur del país), que fue azotada por fuertes nevadas antes de la Fiesta de Primavera, donde dirigió las labores de alivio de desastres en la ciudad de Guilin y el distrito de Ziyuan. Fin