Presidente Mao sigue en el corazón de los chinos

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 9 sep (Xinhua) -- Más de 20.000 personas visitaron hoy el Mausoleo de Mao Zedong en la Plaza de Tian'anmen, cuando se conmemora el aniversario número 33 del falleciemiento del ex líder chino.


La cifra casi duplicó el promedio de días normales, lo que mostró el amor ferviente y el respeto de la gente al “Gran Timonel”, quien encabezó a la nación hacia la fundación de la Nueva China en 1949 y quien fue el máximo líder hasta que murió el 9 de septiembre de 1976, dijo Chu Fengming, un empleado del Mausoleo de Mao en el centro de la plaza.

Con un ramo de flores en las manos, Wang Yetang esperaba pacientemente en una larga fila afuera de la gigantesca construcción de concreto alrededor de las 07:30 horas.

“Había esperado durante muchos años viajar a Beijing para verlo. Es el hombre que más respeto en mi vida”, dijo Wang de 65 años de edad y nativo de la provincia de Jiangxi en el este de China.

“He leído muchos libros sobre Mao y supe que fue un gran hombre que ha influido en la sociedad china durante las décadas pasadas”, dijo Wen Bin, estudiante de segundo año de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Beijing.

Los visitantes empezaron a entrar en el salón a las 08:00 horas. Muchos colocaron ramos de flores al pie de la estatua de Mao y algunos lloraron cuando observaron el cuerpo de Mao conservado en un ataúd de cristal.

En la República Popular, que fue fundada hace 60 años, el presidente Mao sigue teniendo un gran impacto en los 1.300 millones de habitantes, quienes obtienen fortaleza, prosperidad y sabiduría del “Sol Rojo”.

En el lejano lugar de nacimiento de Mao Zedong, la aldea Shaoshan en la provincia de Hunan, una multitud de visitantes se reunió hoy en la Plaza Mao Zedong, para colocar canastas de flores o rendir un homenaje silencioso ante su estatua de seis metros de altura.

“Mi familia le preparó un banquete, esto se ha convertido en una tradición”, dijo Mao Taozhi, una mujer de 49 años de edad que estaba entre la multitud.

“No tendríamos esta vida sin él, la gente de Shaoshan nunca lo olvidará”, afirmó.