Presidente Xi quiere un PCCh motivado y honesto en 95° aniversario

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 1 jul (Xinhua) -- Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), exhortó hoy a sus camaradas a "permanecer fieles a la misión" asumida por el PCCh hace 95 años.


BEIJING, 1 jul (Xinhua) — Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), exhortó hoy a sus camaradas a “permanecer fieles a la misión” asumida por el PCCh hace 95 años.

“Quien desee seguir avanzando no debe olvidar el camino que se ha recorrido. Sin importar cuán lejos viajemos y cuán brillante sea el futuro, no debemos olvidar lo que hemos experimentado y el motivo por el cual emprendimos el camino”, dijo Xi durante un evento en Beijing para conmemorar el 95° aniversario de la fundación del PCCh.

En su discurso, Xi elogió a los líderes del PCCh, incluyendo a Mao Zedong, Zhou Enlai, Liu Shaoqi, Zhu De, Deng Xiaoping y Chen Yun, a quienes murieron por la Nueva China y a los miembros sobresalientes del PCCh.

Xi pidió a los miembros del Partido “defender el espíritu de lucha” de los miembros fundadores del PCCh y su compromiso con el pueblo.

El PCCh fue fundado en un momento de agitación y buscó liberar al país de la invasión extranjera y de las dificultades internas.

En sus 95 años de historia, el Partido y el país han superado numerosas dificultades gracias a las tres generaciones de líderes del Partido, Mao, Deng y Jiang Zemin como “el núcleo”, así como el Comité Central del PCCh encabezado por Hu Jintao como secretario general.

Sin el liderazgo de un Partido comprometido y armado con teorías avanzadas, el pueblo chino no hubiera podido cambiar su destino, el país no se hubiera unido y no se hubiera vuelto próspero.

Por lo tanto, China debe “apegarse al liderazgo del PCCh y al socialismo con características chinas y nunca apartarse de esto”, dijo Xi.

El evento fue presidido por el primer ministro Li Keqiang y contó con la asistencia de otros líderes importantes como Zhang Dejiang, Yu Zhengsheng, Liu Yunshan, Wang Qishan y Zhang Gaoli.

El llamado de Xi a “permanecer fieles a la misión” resonó con Qin Lan, curador de un parque conmemorativo en Guangdong que rinde homenaje al fallecido general Ye Ting.

“Una de las razones por las que actualmente algunos cuadros caen es que pierden la fe y olvidan lo que los motivó a unirse en primer lugar al PCCh”, dijo Qin.

CONFIANZA EN EL CAMINO DE CHINA

Xi destacó la continua devoción del Partido al marxismo. “Si nos desviáramos del marxismo o lo abandonáramos nuestro Partido perdería el rumbo porque el marxismo es la teoría fundamental que guía tanto al Partido como al país”, dijo.

Sin embargo, Xi señaló que el PCCh debe adaptar los principios marxistas a la actual realidad de China y ser innovador en la teoría y en la práctica.

“Los cambios de la época y la magnitud y profundidad del desarrollo de China van mucho más allá de la imaginación de los autores de los clásicos del marxismo”, dijo.

Xi exhortó a todo el Partido a fortalecer la confianza “en el camino, la teoría, el sistema y la cultura del socialismo con características chinas”.

El socialismo con características chinas debe ser evaluado no por “la gente con una visión contaminada”, sino por los chinos con base en los hechos, dijo.

“Los miembros del PCCh y el pueblo chino confían en presentar una solución china a la exploración de la humanidad en relación con mejores sistemas sociales”, dijo.

Xu Yaotong, profesor de la Academia de Gobernanza de China, dijo que el discurso de Xi mostró autoconfianza y autoreflexión y añadió que la “confianza en la cultura” mostró que la dirigencia del PCCh está comprometida con la vía del socialismo con características chinas.

Al mencionar la contribución del partido a la humanidad, el presidente Xi muestra que el partido está preparándose para asuntos que serán de gran importancia en el futuro, dijo Xu.

UN FIRME COMPROMISO CON LA REFORMA Y LA APERTURA

“La reforma y la apertura son claves para decidir la suerte de la China moderna”, dijo Xi.

El objetivo general de la reforma es mejorar el sistema socialista y modernizar y mejorar la gobernanza. El objetivo central es la reforma del sistema económico, seguida de las reformas política, cultural, social, ambiental y de construcción del Partido, dijo.

Las autoridades deben atreverse a “realizar cirugías para enfermedades crónicas y persistentes”, a “romper el refugio de los intereses creados” y a “eliminar los obstáculos que impiden el desarrollo”, dijo.

En su discurso, Xi enfatizó que el compromiso del Partido con el Estado de derecho y con mejorar el bienestar de la gente.

EL DESAFIO DE LA CORRUPCION

La mayor amenaza para el PCCh como partido gobernante es la corrupción, dijo Xi.

El Partido debe seguir mejorándose a sí mismo para permanecer en el poder, señaló.

“Si no podemos manejar el Partido y gobernarlo de manera estricta, dejando sin resolver problemas importantes en su interior, tarde o temprano, el Partido será […[ consignado a la historia”, advirtió el presidente en su discurso.

Xi demandó a los miembros del Partido ajustarse a las políticas del Comité Central del PCCh y a actuar con integridad, empezando por los líderes principales.

Luego de elogiar los avances de la campaña de los últimos tres contra la corrupción en China, Xi prometió mantener la presión y la tolerancia cero ante la corrupción,

SABIDURIA CHINA PARA LA GOBERNANZA GLOBAL

Xi prometió en su discurso que China participará de manera activa en la construcción del sistema de gobernanza global y que buscará aportar la sabiduría china para ayudar a mejorar la gobernanza global.

El orden mundial no debe ser determinado por un país o por unos cuantos países, sin por un amplio acuerdo internacional, dijo.

China siempre seguirá el camino del desarrollo pacífico y una política de apertura caracterizada por acuerdos de beneficio mutuo, señaló. “No estamos construyendo nuestro jardín trasero, sino un jardín público para todas las naciones”.

China está en contra de imponer la propia voluntad a otros, en contra de intervenir en los asuntos internos de otros países y en contra de que el fuerte intimide al débil.

“China nunca renunciará a sus derechos legítimos. El pueblo chino no cree en la falacia ni tiene miedo de las fuerzas nocivas. El pueblo chino no crea problemas, pero no es cobarde cuando los tiene”, dijo.

China no recurrirá a la amenaza de la fuerza por voluntad propia ni “hará alarde de su poder militar a la puerta de otros a las primeras de cambio”, dijo el presidente. “Hacer alarde del poder por todas partes no implica fuerza y no asusta a nadie”.

Liu exhortó a todos los miembros y organizaciones del partido a aprender de las personas que fueron elogiadas y a contribuir más para así lograr el sueño chino.