Primeros 100 días de nueva dirigencia de PCCh renuevan expectativas mundiales sobre China

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 21 feb (Xinhua) -- El viernes se conmemoran los 100 días de que la dirigencia recién elegida del gobernante Partido Comunista de China (PCCh) asumiera el timón de la segunda mayor economía del mundo.


A lo largo de estos últimos 100 días, ya fuera que se hablara del “sueño de China” o de la determinación para llevar a cabo las reformas, del combate a la corrupción y del apego a la vía de desarrollo pacífico, el mundo ha observado de cerca cómo los nuevos líderes chinos conducirán el barco del Estado del país hacia un futuro aún más brillante.

EL SUEÑO DE CHINA

Xi Jinping, secretario general del Comité Central del PCCh, dijo que el “sueño de China” es un deseo largamente anhelado por generaciones de chinos y una aspiración común de todo su pueblo.

Los observadores extranjeros consideran que al subrayar el “sueño de China”, la nueva dirigencia del PCCh ha demostrado un fuerte sentido de responsabilidad sobre la renovación de la nación china.

Alejandro Simonoff, un experto en estudios internacionales de la Universidad Nacional de La Plata de Argentina, dijo que China, la segunda mayor economía del mundo, ahora desempeña un papel clave en las organizaciones internacionales como la ONU y el Grupo de los 20.

El “sueño chino” ha puesto como meta del desarrollo futuro del país electrificar completamente al país, afirmó.

James Oruko, un catedrático de la Universidad Egerton de Kenia, dijo que el “sueño chino” podría ayudar al país a alcanzar logros aún mayores en la promoción del bienestar social y del crecimiento económico.

El “sueño de China” también significa que otros países tendrán más oportunidades de desarrollo conforme cooperen con China en una forma que sea benéfica mutuamente.

José Luis Robaina, un reconocido experto cubano sobre China, dijo que una China socialista fuerte, independiente y estable es benéfica para el mundo entero.

LA VIA CORRECTA HACIA EL EXITO

Robaina dijo que China ha salido de la pobreza y se ha convertido en una potencia industrial y tecnológica y eso se debe a que ha seguido la vía socialista. Con plena confianza en el socialismo con características chinas, la nueva dirigencia del PCCh ya empezó a generar ideas nuevas para seguir adelante con las reformas y la apertura, así como sobre la construcción del Partido.

Poco después de asumir el máximo cargo del PCCh, Xi Jinping visitó la provincia de Guangdong, el campo de prueba de la política de reforma y apertura de China.

Yakov Berger, importante analista del Instituto de Estudios del Lejano Oriente de la Academia de Ciencias de Rusia, dijo que la nueva dirigencia central del PCCh ha mostrado un compromiso inquebrantable para impulsar las reformas.

La futura reforma de China será más efectiva y las nuevas medidas de reforma tendrán un impacto de gran escala en el mundo, comentó.

Aparte de la promesa de una vida mejor para los chinos, la comunidad internacional también ha visto las acciones concretas de la nueva dirigencia para mejorar su estilo de trabajo y combatir la corrupción.

Los líderes también han puesto un ejemplo al defender el ahorro y oponerse a la extravagancia.

Garrison Ikiara, catedrático de Economía Internacional de la Universidad de Nairobi, expresó su acuerdo con las medidas nuevas y dijo que un partido gobernante debe estar preparado para los peligros en épocas de seguridad y fortalecer la construcción del Partido.

Thomas Meyer, vicepresidente del comité sobre principios fundamentales del Partido Socialdemócrata de Alemania, dijo que una necesidad absoluta del PCCh es considerar al combate a la corrupción como su principal tarea, porque la corrupción daña la credibilidad de un partido gobernante y debilita el apoyo popular a las reformas. (Continúa)

DESARROLLO PACIFICO CON LIMITES

Sobre la política exterior, Xi dijo que China se apegará a la vía del desarrollo pacífico, pero que esto no se hará a costa de sus derechos e intereses legítimos. China nunca sacrificará sus intereses clave.

Los analistas extranjeros creen que estas declaraciones no sólo sugieren que Beijing continuará el camino del desarrollo pacífico y la cooperación de ventajas compartidas, sino que también aclara los límites del país en el manejo de los asuntos exteriores.

La agencia de noticias española EFE dijo que el límite de la política exterior será particularmente importante en asuntos relacionados con la integridad territorial y soberanía de China.

Xi dijo que las probabilidades de éxito de la estrategia de Beijing de crecer pacíficamente, en gran parte están determinadas por la capacidad de China para aprovechar las oportunidades que le ofrece el mundo y por las oportunidades que pueda crear el crecimiento chino para el mundo.

La declaración, opinan los observadores, muestra que China está comprometida activamente a empezar interacciones con el mundo exterior para lograr resultados que sean benéficos mutuamente.

Las palabras de Xi son testimonio de la aspiración de China de cooperar más con la región y con el mundo entero, dijo Andrew Macintyre, un académico de la Universidad Nacional de Australia.

Además de eso, la nueva dirigencia también ha mostrado su determinación a impulsar las relaciones con las grandes potencias del mundo, dicen los analistas.

En su reunión con el ex presidente estadounidense Jimmy Carter el 13 de diciembre de 2012, Xi dijo que China y Estados Unidos, bajo el nuevo clima, deben trabajar para construir una asociación cooperativa basada en el respeto y beneficio mutuos, al mismo tiempo que crean un nuevo tipo de relaciones bilaterales entre las principales potencias.

Sobre las relaciones de China con Rusia, Xi propuso que los dos países se apoyen políticamente y eleven la coordinación en asuntos regionales e internacionales.

Estados Unidos y Rusia han respondido positivamente a la oferta de Xi, y expresaron su disposición a cimentar las relaciones con China.

Sobre los sitios conflictivos a nivel mundial, la nueva dirigencia ha asumido una postura de principios, al mismo tiempo que toma en cuenta la situación completa de la paz y estabilidad regionales, lo cual, opinan los analistas, ha impresionado bastante al mundo entero.

“No hay duda de que los nuevos líderes de China enfrentan un mundo diferente al que enfrentó Hu Jintao cuando asumió el cargo en 2002, pero existen buenas oportunidades de que el PCCh bajo el liderazgo de Xi se adapte y enfrente cualquier desafío nuevo que representen los ambientes doméstico e internacional que se transforman rápidamente”, dice el artículo titulado “La vida del Partido: Comienza el futuro postdemocrático en China”, publicado por la revista Foreign Affairs.