Todo lo que hacemos es por la felicidad y la dignidad del pueblo

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

La tercera sesión anual de la undécima Asamblea Popular Nacional de China, máximo órgano del poder de este país asiático, se clausuró el domingo en Beijing. Durante los nueve y medio días de duración de la sesión, cerca de tres mil diputados provenientes de todo el país presentaron propuestas sobre diversos temas relativos al desarrollo socioeconómico.


La tercera sesión anual de la undécima Asamblea Popular Nacional de China, máximo órgano del poder de este país asiático, se clausuró el domingo en Beijing. Durante los nueve y medio días de duración de la sesión, cerca de tres mil diputados provenientes de todo el país presentaron propuestas sobre diversos temas relativos al desarrollo socioeconómico, trazando un bosquejo del futuro desarrollo de la nación, cuyo objetivo es lograr que el pueblo lleve una vida más feliz y más digna.

“Todo lo que hacemos es para lograr que el pueblo lleve una vida más feliz y más digna y que la sociedad sea más justa y más armoniosa”.

Así lo declaró el primer ministro chino, Wen Jiabao, en la inauguración de la tercera sesión anual de la Asamblea Popular Nacional, declaraciones que fueron aplaudidas por los diputados. Estas expresaron la aspiración de todo el pueblo chino y evidenciaron la madurez y la autoconfianza del gobierno.

A lo largo de varias décadas, el gobierno chino ha venido realizando esfuerzos incansables por buscar la felicidad y la dignidad para su pueblo. Tras más de treinta años de reforma y apertura al exterior, la economía china ha registrado un veloz desarrollo, lo que ha mejorado significativamente la sensación de felicidad y dignidad del pueblo. No obstante, aún existen muchos problemas por resolver, tales como el ensanchamiento de la brecha entre los ricos y los pobres, y los fenómenos injustos y no razonables existentes en diversos ámbitos como la vivienda, la asistencia médica, el empleo y la educación, así como en el área judicial, fenómenos que afectan el juicio de la población sobre la felicidad y la dignidad. Encontrándose en el actual momento crítico de desarrollo, el gobierno chino está muy consciente de que el desarrollo del país no solamente depende de los éxitos económicos, sino también de la promoción de la equidad y justicia socialista y del fomento del desarrollo humano integral y libre, que ayudarán a elevar la sensación de felicidad y dignidad de la gente.

La economía será fundamental para que el pueblo lleve una vida más feliz y más digna. Este año, China ha planteado la necesidad de acelerar el cambio del modelo de desarrollo económico y reajustar su estructura económica, con el propósito de encauzar su economía hacia una vía de desarrollo basada en la innovación y el crecimiento endógeno, logrando así un desarrollo económico tan bueno como rápido. Al respecto, Qin Xiaoying, un ilustre académico, señaló que la población china será el mayor beneficiario del reajuste del modelo de desarrollo del país.

“El cambio del modelo de desarrollo económico beneficiará de forma generalizada a los habitantes. La sensación de dignidad y felicidad de la gente se elevará de manera considerable solamente cuando las personas de bajos ingresos reciban más, las zonas económicamente atrasadas se desarrollen aún más y el nivel de vida de la gente alcance una comodidad modesta. Por lo que la aceleración de la transformación del modelo de desarrollo económico en sí misma tenderá un puente que conduzca a la felicidad”.

El bienestar social será el punto de llegada de los esfuerzos orientados a que el pueblo lleve una vida más feliz y más digna, es decir, que más gente tenga empleo, pueda ir a la escuela, posea viviendas, tenga acceso a la asistencia médica y cuente con la manutención de la vejez. En las sendas ruedas de prensa celebradas al margen de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional, los altos cargos de los Ministerios de Vivienda y Construcción Urbano-Rural y de Salud Pública y otros departamentos gubernamentales se comprometieron a redoblar sus esfuerzos por mejorar el bienestar social. Los temas que más atención han acaparado del público, incluyendo la reforma del régimen de registro civil, la del sistema de distribución de los ingresos, el aumento de empleos, la mejora del sistema de seguridad social, la aceleración de la reforma sanitaria y el impulso al desarrollo del sector educativo, han sido incluidos en la lista de tareas prioritarias del gobierno.

Una mayor democracia también contribuirá a una vida más feliz y más digna de la población. La enmienda a la Ley Electoral, aprobada por los diputados en la sesión anual, estipula que estos serán elegidos conforme a una misma proporción poblacional tanto en las ciudades como en las zonas rurales, eliminándose la desigualdad en el derecho al voto que tenían los electores de las ciudades y el campo.