Wukan elige jefe de aldea meses después de protestas

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

WUKAN, Guangdong, 3 mar (Xinhua) -- Esta noche fue elegido el jefe del nuevo comité del Partido Comunista de China de Wukan, una aldea en la provincia de Guangdong, sur de China, varios meses después que los aldeanos realizaron protestas masivas por venta ilegal de tierras y otros problemas.


Lin Zulian, que fue elegido como secretario del PCCh de la aldea después de las protestas, ganó 6,205 votos en una victoria contundente para convertirse en jefe de la adea en la elección que tuvo una participación de 81.45 por ciento.

Yang Semao, con 3,609 votes, fue elegido subjefe del comité.

Los otros cinco escaños del comité de la aldea serán elegidos en una votación el domingo.

Al escuchar los resultados finales, Lin señaló que realizará su labor de acuerdo a la voluntad de los aldeanos y la ley, que protegerá sus derechos e intereses legales y que encabezará la autoridad administrativa para manejar los activos de los aldeanos de manera justa y abierta.

Miles de personas emitieron su voto en el centro de votación en un campus de una escuela de la aldea de las 09:00 a las 15:00 horas de hoy.

El miércoles 22 candidatos dieron discursos para lograr votos.

El adeano Zhu Jianyi, que trabaja en la la capital provincial de Guangzhou a 300 kms. de distancia, dijo que regresó sólo para votar.

“Estoy muy feliz y emocionado por ver que el comité de la aldea sea elegido”, dijo Zhou a Xinhua. “Espero que el nuevo comité sea más justo y convierta a mi pueblo en un lugar mejor”.

El comité de la aldea incluye máximo a siete miembros, incluidos un jefe y dos subjefes. Se requiere de la participación de un 50 por ciento para validar los resultados de la elección y que los candidatos ganadores logren al menos la mitad de los votos.

La votación de hoy marcó la última fase de la elección de tres etapas que resultó en la selección de un comité electoral de 11 miembros y 109 representantes. La aldea pesquera cuenta con 8,363 electores registrados de una población de alrededor de 12,000. Se requiere que los electores muestren una identificacción y obtengan una autorización por escrito antes de emitir sus votos.

“Esta es una elección muy solemne y regulada”, dijo Zhu Jiangang, director del centro de investigación y desarrollo social de la universidad de Sun Yan-sen en Guangzhou.

“Los procedimientos son tan buenos como los que he visto en muchas elecciones en occidente”, señaló Zhu, también observador electoral.

La participación electoral de hoy fue del 81,4 por ciento, manteniendo los altos niveles experimentados durante las dos últimas elecciones e indicando el entusiasmo de los aldeanos en unas elecciones más abiertas y transparentes.

El residente local Yang Jinlu dijo que la votación de hoy fue la elección de comité de la aldea más abierta, imparcial y justa que jamás haya visto.

“Fue la primera vez que pude emitir mi voto y seguir mi propia voluntad. Sólo de esta manera podemos elegir a los jefes de la aldea que pueden hacer algo por nosotros”, indicó.

Una elección de jefes de aldea hace un año fue declarada invalida luego que las autoridades provinciales descubrieron varias violaciones, incluida la falla para publicar la lista de candidatos y y el hecho de que varios candidatos están trabajando como organizadores de la elección.

Los residentes de Wukan enfrentaron al gobierno local en la segunda mitad del año pasado por las ocupaciones ilegales de tierras y el financiamiento y violación a los reglamentos electorales.

Las protestas duraron meses, volviéndose violentas en diciembre cuando un representante de la aldea murió bajo custodia de la policía. Entonces la policía selló las salidas de la aldea para detener a los manifestantes y los manifestantes cerraron las entradas de la aldea para detener a las fuerzas de seguridad locales y a funcionarios del gobierno.

Las protestas llegaron a su fin en diciembre luego de que un equipo de trabajo de la provincia sostuvo conversaciones con los aldeanos. El grupo reconoció que las exigencias de los aldeanos eran razonables y que los funcionarios locales cometieron “algunos errores”.