XII Plan Quinquenal de China, hito en búsqueda de Objetivos del Centenario

In Noticias, Sistema político by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 25 oct (Xinhua) -- El Partido Comunista de China (PCCh) convocará el lunes la quinta sesión plenaria de su XVIII Comité Central para elaborar el XIII Plan Quinquenal (2016-2020) de desarrollo nacional, con extraordinarios logros durante el período del XII plan (2011-2015).


BEIJING, 25 oct (Xinhua) — El Partido Comunista de China (PCCh) convocará el lunes la quinta sesión plenaria de su XVIII Comité Central para elaborar el XIII Plan Quinquenal (2016-2020) de desarrollo nacional, con extraordinarios logros durante el período del XII plan (2011-2015).

Durante los últimos cinco años, China ha realizado grandes avances en diversos ámbitos a pesar del complicado entorno internacional. La economía ha mantenido un crecimiento firme, la sociedad sigue siendo armoniosa y estable y se han implementado varias reformas para impulsar el desarrollo sostenido de China.

Bajo la dirigencia del PCCh, el pueblo chino ha sentado bases sólidas para alcanzar el primer Objetivo Centenario de construir una sociedad moderadamente acomodada en una forma integral para 2020.

El primer Objetivo del Centenario, con motivo del 100º aniversario de la fundación del PCCh en 1921, es duplicar para 2020 el producto interno bruto (PIB) y los ingresos tanto de los residentes urbanos como rurales respecto de 2010, con lo que se consumará la construcción de una sociedad moderadamente acomodada.

El segundo Objetivo del Centenario, en conmemoración del 100º aniversario de la fundación de República Popular China en 1949, es construir un país socialista moderno que sea próspero, fuerte, democrático, culturalmente avanzado y armonioso para mediados de este siglo: la gran revitalización de la nación china.

UN CRECIMIENTO ECONOMICO ESTABLE

En los últimos cinco años, a menudo se han escuchado opiniones sobre en el sentido de que la economía china está “teniendo un aterrizaje forzoso” o “está colapsando”, pero todos se quedan mudos ante el sólido desempeño económico del país.

Se espera que China tenga un crecimiento promedio del PIB de 7,8 por ciento para el período 2011-2015, cifra mucho mayor que la tasa promedio mundial de 2,5 por ciento.

China se ha convertido en la segunda mayor economía del mundo un valor de más de 10 billones de dólares y aporta más de la cuarta parte del crecimiento económico mundial.

China sigue siendo el número uno del mundo en los sectores manufacturero y comercial y, por otra parte, ha sido clasificado como un país de clase media en términos de PIB per cápita. La tasa de urbanización china supera el 50 por ciento.

China está transformándose de un país que exportaba ropa, zapatos y sombreros a uno que exporta trenes de alta velocidad.

En septiembre, se anunció que el primer proyecto de tren de alta velocidad con inversión china en Estados Unidos empezará a construirse en septiembre de 2016. El proyecto del tren de alta velocidad Xpress West de 370 kilómetros conectará Las Vegas, Nevada, con Los Angeles, California.

China ocupó el primer lugar en términos de uso de inversión extranjera durante el período e invirtió más de 400.000 millones de dólares en otros países. También sigue siendo uno de los países receptores de inversión más atractivos.

“Los bienes e inversiones chinos se han propagado por el mundo y la influencia de China en la economía mundial seguirá aumentando”, dijo Valikhan Tuleshov, director del Instituto para el Desarrollo Regional de la Academia Internacional de Negocios de Kazajistán.

China también ha entrado en una “nueva normalidad” con un crecimiento económico más lento, más equilibrado y sostenible. La nueva situación es resultado de los esfuerzos de largo plazo para transformar la modalidad de crecimiento económico y reestructurar la estructura económica, lo que dará mayor impulso al futuro desarrollo.

“El desarrollo económico de China ha entrado en una nueva etapa de dependencia de la innovación y la calidad en lugar de depender de las exportaciones y las inversiones”, dijo el economista Chen Dongqi, vicepresidente de la Academia de Investigación Macroeconómica de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma.

CALIDAD DE VIDA SUPERIOR

“Cumplir el deseo de las personas de tener una vida feliz es nuestra misión”, prometió el presidente Xi Jinping cuando se convirtió en secretario general del Comité Central del PCCh a finales de 2012.

A pesar de la creciente presión por la desaceleración del crecimiento económico, el gobierno chino ha gastado más del 70 por ciento de sus ingresos fiscales en mejorar la vida de las personas.

China fue el primer país en desarrollo en lograr el Objetivo de Desarrollo del Milenio (OMD) de reducir a la mitad la población que vive en pobreza antes del plazo de 2015. La población china por debajo de la línea de pobreza ha disminuido en 100 millones.

Para mejorar las condiciones de vida, se ha mejorado la infraestructura y los servicios públicos. Más personas de las regiones empobrecidas han disfrutado de mejores viviendas, electricidad barata, agua potable, mejores servicios médicos y mejor educación.

El Ministerio de Hacienda de China asignó 480.000 millones de yuanes (cerca de 76.000 millones de dólares) para subsidiar a las personas necesitadas y más de 32,3 millones de casas se han construido o se construirán para los grupos de bajos ingresos.

El año pasado, más de 100 millones de personas viajaron al extranjero y gastaron más de un billón de yuanes durante sus viajes a otros países.

REFORMA, COMBATE A LA CORRUPCION Y MAS

La reforma es una palabra clave importante para el período del XII Plan Quinquenal. Se han presentado oleadas de reforma desde la Tercera Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del PCCh en 2013, con la aplicación de nuevas medidas en ámbitos como el sistema administrativo, la imposición fiscal, las finanzas y las empresas públicas.

China construyó su primera Zona de Libre Comercio (ZLC) piloto en Shanghai en 2013 como un lugar de prueba para promover una mayor reforma y apertura de la economía.

En los primeros ocho meses de este año, se abrieron 1.959 empresas extranjeras en la ZLC, lo que representa cerca de la mitad del total registrado en la municipalidad de Shanghai.

La iniciativa de la Franja y la Ruta está acercando a los países de Asia, Europa e incluso Africa, con el fin de impulsar la construcción de infraestructura, la cooperación financiera y los intercambios culturales entre estas regiones.

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, una institución de desarrollo multilateral propuesta por China y encargado de financiar la construcción de infraestructura en Asia, había sido aprobado por 53 de los 57 miembros fundadores hasta el 9 de octubre.

China ha promovido el recorte de las aprobaciones administrativas para dar una mayor participación al mercado. Desde mayo de 2013, las autoridades centrales han emitido más de 20 documentos para alentar al público, en especial a los universitarios, a iniciar sus propias empresas, en un intento para motivar la creatividad.

Las autoridades centrales también han dado prioridad a la protección del ecosistema y se han alejado del sistema de evaluación oficial obsesionado con el PIB para exhortar a los gobiernos locales a acelerar la construcción de una China hermosa.

En apego al Estado de derecho, China también ha redoblado los esfuerzos de combate a la corrupción desde la inauguración del XVIII Congreso nacional y ha tratado con muchos funcionarios corruptos, incluyendo algunos que solían ostentar cargos muy altos.

Viendo hacia los siguientes cinco años, China se mantendrá tranquila y se concentrará en su propio desarrollo, en el que el partido y el pueblo marcharan de la mano por la vía a la prosperidad.

El conteo final para alcanzar el primer Objetivo del Centenario se acerca.