Ante protestas retiran monumento para colonos japoneses en noreste de China

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Un monumento de piedra erigido para rendir homenaje a los colonos japoneses que murieron durante la II Guerra Mundial en la provincia nororiental china de Heilongjiang, y que provocó la ira y el odio de los internautas chinos, fue retirado ayer sábado, informaron el día 7 las autoridades locales.


El gobierno del distrito de Fangzheng, donde estaba la obra, anunció en un microblog que además cerrará el cementerio en el que esta había sido levantada. La decisión de remover el monumento obedece a las críticas de la ciudadanía a las intenciones de la administración, explicó.



Para la mañana de ayer sábado, la estructura, sobre cuya superficie habían sido grabados los nombres de 229 colonos japoneses, ya había sido retirada.



El gobierno distrital está en el ojo de la tormenta desde hace una semana, cuando en un mensaje de microblog un internauta le acusó de gastar 700.000 yuanes (108.500 dólares) en la construcción de la escultura, que, según el mensaje, rendía “homenaje a los invasores japoneses con el fin de atraer inversión extranjera”.



La noticia se regó como pólvora y generó un gran número de comentarios en weibo.com, la plataforma de microblog más grande del país, y popularmente conocida como el Twitter chino.



Hong Zhenguo, subjefe del distrito, negó que el monumento hubiera sido erigido para atraer inversiones japonesas. “Nuestra intención original era la de reflexionar sobre el pasado y rendir homenaje a la paz”, explicó.



No obstante, muchos cibernautas no creyeroon su explicación, especialmente aquellos que han adoptado una línea dura contra Japón en las disputas bilaterales. Acusaron a las autoridades locales de humillarse ante el dinero y olvidarse de las humillaciones infligidas por Japón a China durante los años de la invasión, en las décadas de los 30 años y los 40 años del siglo pasado.



El miércoles, cinco integrantes de la Federación para la Defensa de las Islas Diaoyu de China, una organización de base dedicada a la protección de la soberanía de China sobre ese territorio insular en el Mar Oriental de China, reclamado por Japón, derramaron pintura roja sobre el monumento y trataron de romperlo con martillos.



Song Huaduo, uno de los cinco hombres, exigió al gobierno distrital ofrecer disculpas a toda la nación.



Los vándalos fueron detenidos brevemente por la policía local.



El término “colonos japoneses” se aplica a los ciudadanos del vecino país que llegaron al noreste de China después de 1905.



Después de la rendición de Japón, en 1945, muchos de ellos trataron de regresar a su país. Sin embargo, debido a lo largo del viaje, a la dureza de sus condiciones y a la propagación de epidemias, más de 5.000 colonos murieron en Fangzheng, de acuerdo con Wang Weixin, director de la oficina de asuntos exteriores del gobierno distrital.



“Sus restos fueron recogidos por la población local y sepultados”, agregó.



En 1963 fue establecido en el distrito un cementerio exclusivo para ellos, con la aprobación del entonces primer ministro, Zhou Enlai.(Xinhua)


08/08/2011