Asesores políticos: Aceptar a trabajadores migrantes como residentes urbanos es clave para urbanización de China

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 5 mar (Xinhua) -- La campaña de urbanización de China sólo podrá tener éxito cuando los trabajadores migrantes sean aceptados como ciudadanos urbanos, señalaron aquí hoy los asesores políticos de China.


 

“La tasa de urbanización actual de China es mucho menos del 47,5 por ciento en el proyecto del XII Plan Quinquenal de China”, dijo Cai Jiming, director del Centro de Economía Política de la Universidad de Tsinghua.

“Esto se debe a que alrededor de 150 millones de trabajadores migrantes fueron contados como residentes urbanos en las estadísticas”, indicó Cai, también miembro del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh).

La gente que vive en las ciudades chinas sin Hukou urbano, o registro de residencia, tiene menos acceso a la educación, al bienestar social y a otros derechos que gozan los residentes urbanos.

La tasa de urbanización actual de China será de alrededor de 35 por ciento luego que la cantidad de trabajadores migrantes sea descontada, señaló Wang Jianlin, presidente de Dalian Wanda Group, una desarrolladora inmobiliaria líder, y miembro del Comité Nacional de la CCPPCh.

“La máxima prioridad de la urbanziación de China de 2011 a 2015 es permitir que los trabajadores migrantes –que cuentan con empleos estables en las ciudades– y sus familias se conviertan en residentes urbanos. Entonces la tasa de urbanización podrá llegar a 45 por ciento o más en los próximos cinco año”, agregó Cai.

Wang Jianlin dijo que las ciudades grandes de China no están preparadas para aceptar a los trabajadores migrantes como residentes urbanos. “Es posible para Beijing dar a los trabajadores migrantes la residencia permanente? La ciudad está tratando de limitar su población”.

Cai dijo que la urbanización de China debe enfocarse en las ciudades medianas y pequeñas, en particular distritos y poblados más grandes. “Es más fácil que los trabajadores migrantes permanezcan en ciudades más pequeñas que, a cambio, pueden ayudar a aliviar las cargas de las grandes ciudades”.